Aprendió…

De ella aprendió la dulzura, la certeza de que nada es eterno, la capacidad de amar y enseñar a hacerlo, de reinventar con un nuevo sol cada momento.
Consiguió aplicar la química y las matemáticas a la vida, crear un pequeño universo mientras recorrían el camino de la montaña y el viento se enredaba en sus manos y en su pelo. Tocar el cielo.
Supo, mientras la brisa del mar agitaba suavemente las cortinas de su casa, que con ella había descubierto el amor. Un amor hecho de sonrisas, de palabras, de suspiros y de adiós.
Un amor que se le había pegado a la piel.
Anuncios

2 comentarios el “Aprendió…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s