Es domingo…

… sigue lloviendo…

Me espera el sofá y un fragmento de “La fragilidad de las Ipomeas”

Foto de Internet
“Mientras hablaba se inclinó para recoger una flor que la brisa había llevado hasta sus pies, pero no dejó de mirarle a los ojos. Parecía querer leer en ellos una respuesta.
Simone se estremeció y con gesto maquinal se abrochó la chaqueta. Notó que  las sienes le latían con fuerza.
Estaba seguro de que en ningún momento le había comentado que se iba a retirar tarde. Incluso le había dicho que estaba demasiado cansado, que solo leería durante un rato en la biblioteca y luego a la cama.
         Pero, sin embargo, ella estaba demasiado segura de lo que decía. No era una especulación sobre si se había acostado tarde o no. Era una certeza.
Vino a su mente el recuerdo de un revuelo de sedas cruzando la puerta de la habitación de Chiara cuando él regresó de su entrevista en el jardín.
Con un escalofrío,  lo entendió”
Anuncios

2 comentarios el “Es domingo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s