El sombrero…

… y sobre él…

Sí, tengo que escribir un relato sobre el sombrero, pero…

¿Qué puedo decir sobre el sombrero…?

Quizá…

 Recuerdo a Edu con su sombrero de piel y su chupa negra paseando por Baker Street en un día inusualmente luminoso de Londres. Era el día del orgullo gay y la calle hervía de color, música y movimiento. Desde las carrozas nos lanzaban flores y a él algún piropo que quedaba prendido en su sombrero cuando lo separaba de su cabeza y lo agitaba en el aire. Se le veía feliz como nunca lo había sido.

Y también a mi abuelo, con un Borsalino marrón sobre sus cabellos blancos, blanquísimos. Se lo inclinaba hacia adelante con un ademán misterioso y por debajo brillaban unos ojos azules con un toque de travesura. Un aire interesante y coqueto que se diluía en la mirada de ternura que nos dedicaba.

sombreros2Y mi padre, en la montaña, con aquel sombrero de fieltro duro de pastor saboyardo, ancho de alas, que le hacía parecer un habitantes de las cumbres. Se lo quitaba para saludar a los excursionistas ocasionales con los que nos cruzábamos en los veranos de nuestra infancia.

Y recuerdo, sí, recuerdo a aquella anciana sentada en Hyde Park, en un banco rodeado de enredaderas y rosas silvestres en una primavera húmeda, mientras las fuentes repiqueteaban con un sonido de cristal. Sujetaba con firmeza su sombrero gris de hongo al tiempo que leía un libro de Adele Parks y sonreía con complicidad. Una ráfaga de aire lo arrancó de su cabeza. Ella se levantó con un movimiento ágil y corrió tras él. Cuando lo recuperó lo acarició con lo que a mi me pareció, un gesto de ternura. Cómo quien acaricia a un amigo.

… son recuerdos, pero… ¿qué puedo decir de los sombreros…?

Anuncios

10 comentarios el “El sombrero…

  1. A mí me gustan los sombreros, pero ahora ya no se llevan o si lo haces llamas bastante la atención, así que… nunca llevo sombrero.

    Viajo esta semana, Rotze, así que por lo menos será muy movida.
    Que la tengas muy, muy buena tú también.

    Abrazo cariñoso…

  2. No, no he visto esos sombreros que relatas pero si he visto (y sentido) como acaricias a un amigo…

    Ummm… me pongo en modo. Acariciado

    petonets amb la musica de fons de…

    • Pues algún día igual me decido a ponérmelo y te aviso… faltaría más!!!

      Buen lunes, de esos de… me pongo en modo de acariciar… si, hombre, ya sabes… ese modo que tú…

      • Brrrrrr…. me acaba de subir undaquelloquetedije por la columna vertebral quépáqué…!

        Póntelo o pónselo… uis creo que ha quedado un poco anuncio de… bueno, tu ya me entiendes…

        Ains… activando Modo Recibiendo Caricias… [para luego compartirlas ya sabes como]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s