Algunas veces…

… quisiera…

Sentarme a ver pasar la vida.

Ya sé hay que vivirla y no pasar simplemente por ella, pero hay momentos en los que mirarla tranquilamente y desde fuera debe ser como una especie de catarsis que nos ayuda a saber lo que queremos y deseamos.

Y no es que yo no lo sepa, que lo sé.

Es sólo la necesidad de detenerte un instante, como cuando el tren para en una estación y podemos mirar a nuestro alrededor y captar los matices de los escenarios que nos rodean. Contemplar los rostros de las personas que cruzan por delante de nuestra ventanilla y comprobar los distintos sentimientos que se mueven en todas direcciones.

2013-07-22 17.30.32Sería cerrar los ojos y envolverte en una burbuja donde no existe nada más que tú y la necesidad que tienes del silencio absoluto.

Cómo si nada existiera, ni el pasado ni el futuro, tan solo un presente detenido en un stand by que te ayuda a cargar las pilas.

Porque eso es lo que necesitas para vivir con la intensidad que tú crees que hay que vivir la vida…

Anuncios

18 comentarios el “Algunas veces…

  1. .
    Quedamos en los bancos de piedra que hay delante de la catedral…? Verás pasar el mundo a tus pies… incesante mundo, lleno de contrastes, lleno de personas con vidas cargadas sobre su espalda… Cerrar los ojos, escuchar sus voces, su trajín… sus risas y de golpe todo se sume en un silencio, ya no estás ahí, ya paraste el tiempo.

    No, no abras aún los ojos… Un beso de los de buenos días de jueves…

  2. Hay que detenerse, de vez en cuando, para saborear un determinado instante, un lugar amigo o unos momentos con alguien querido. Hay que parar y mirar desde dentro, desde el silencio interior para guardar y hacer eternos esos tesoros. Un besazo

  3. Pues no estoy de acuerdo, no señor. No podemos pararnos a ver pasar la procesión, hay que participar en ella. ¡A contemplar, a contemplar! No corras, aver si pierdes el tren.. jeje
    Un beso

    • Claro que hay que participar en ella, Jesús, pero de vez en cuando hay que sentarse pensar en todo lo que nos rodea, cargar las pilas hacia adentro y… seguir.
      Entonces puedes participar con todos tus sentidos.
      Un abrazo al anochecer…

      • Hoy no me vas a ganar, ¡estoy muy fuerte! Pues yo digo que no, ¡y se acabó! ¡Hombre, ya! jeje
        Valeeeee, te dejo que ganes, pues sí, nos pararemos. Pero como se nos vaya el tren, haces auto-stop tú!
        Un beso!!

    • Gracias, Carmen,
      Sólo pretendo ser y tratar con ternura a las personas que rozan mi vida. Tal y como la llevamos es necesario pararnos para darnos cuenta de que lo importante no es tener, sino hacer y sentir.

      Un abrazo volador…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s