Me prometí…

… no hablar aquí de nada que roce el tema de la política ni de la situación social…. y no es porque no me interese lo que está pasando, no, porque me interesa.

Tengo otros motivos…

Hablar de ello, me produce tal indignación, que mi natural más bien, conciliador, se transforma cual Jekyll y Hyde en un tumulto de improperios e insultos hacia esa clase política y económica que nos dirige. Bien desde un primer plano que no les favorece precisamente, bien desde ese segundo plano, que a mi parecer, es mucho más peligroso todavía.

Y a mí transformarme en lo que no soy me produce mucha inquietud. Tanto como la que experimento cuando veo o leo las noticias. Aunque tengo que decir que en los últimos tiempos me produce tal malestar lo que leo y lo que oigo, que cada vez lo hago menos.

Pero encontré esta conversación entre Colbert (Ministro de Finanzas) y Mazarino (Primer Ministro), durante el reinado en Francia del Rey Sol, Luis XIV:

graffiti

Colbert: Para conseguir dinero, hay un momento en que engañar al contribuyente ya no es posible. Me gustaría, Señor Superintendente, que me explicara cómo es posible continuar gastando cuando ya se está endeudado hasta al cuello…
Mazarino: Si se es un simple mortal, claro está, cuando se está cubierto de deudas, se va a parar a la prisión.  ¡Pero el Estado…! ¡Cuando se habla del Estado, eso ya es distinto!  No se puede mandar el Estado a prisión.  Por lo tanto, el Estado puede continuar endeudándose.
¡Todos los Estados lo hacen!

Colbert: ¿Ah sí? ¿Usted piensa eso?   Con todo, precisamos de dinero, ¿y cómo hemos de obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?
Mazarino: Se crean otros.
Colbert:  Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.
Mazarino: Es cierto, eso ya no es posible.
Colbert: Entonces, ¿sobre los ricos?
Mazarino: Sobre los ricos tampoco. Ellos no gastarían más y un rico que no gasta, no deja vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta, sí.
Colbert: Entonces, ¿cómo hemos de hacer?
Mazarino: Colbert, ¡tú piensas como un queso de Gruyere o como un orinal de enfermo! Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres. Son todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temiendo llegar a pobres. Es a esos a los que debemos gravar con más impuestos…, cada vez más…, ¡siempre más!
A esos, ¡cuánto más les quitemos, más trabajarán para compensar lo que les quitamos!
¡Son una reserva inagotable! 

Y este es el motivo por el cual no he podido evitar el dejarla por aquí.

¿No parece una conversación actual? Entonces… ¿qué está pasando?…

Quizá estemos condenados a servir de eterno sparring  a mentes perversas que solo se realizan teniendo el control y sin saber utilizarlo, como no sea para su beneficio.

Y en este momento… empieza la transformación… os lo avisé…

Anuncios

28 comentarios el “Me prometí…

  1. Es una pena que el ser humano no aprendamos, que caigamos en las mismas trampas y que esos personajes que nos llevan al desastre se repitan una y otra vez sólo hay que ver el desarrollo de la historia y te quedas asombrado de este hecho y es tremendo, es como si no evolucionásemos en este sentido, lo hacemos en otras facetas y en estas dejamos en manos de personas que hacen que la sociedad tenga una gran regresión y esto ya se ha repetido.
    Estamos perdiendo derechos y bienestar a pasos agigantados.
    Leí hace un tiempo un artículo sobre la decadencia del imperio romano y hacia analogías de los mismos errores en diferentes momentos de grandes crisis en la historia y en la actual. Te das cuenta que los grandes errores se repiten y dejamos en manos a personas sin miras para evolucionar, sólo piensa en la solución está en la regresión.
    Muy buen tema
    Un abrazo muy fuerte
    Cristina

    • Esa es la pena, Cristina, que no nos demos cuenta de los tropezones sucesivos que vamos dando.
      Perdemos y ahí seguimos eligiendo de forma equivocada, pero también con la duda de quién será honesto, fuerte, inteligente y razonable…
      Como ya digo, soy una persona serena, pero me alteran tanto que pierdo esa serenidad y la sensación no me gusta nada.
      Gracias por tus palabras.
      Un beso cariñoso…

  2. Termino de conversar con un comercial sobre la clase política y los españoles, lo mio no es indignación, va mucho más allá. Es que nací transformada en monstruo con valores que no entiende ni quiere entender a la gentuza que pulula por este penoso país. Y ya! No sigo 🙂 Que se debe ver mi fuego desde donde tú estás 😉
    Besos de mosqueo 😀

    • Hola brujita,
      Bueno, pues a mí me pasa que me enfado tanto que pierdo la compostura y eso no va demasiado con mi carácter. Además, lucho por conseguir la serenidad y todos estos personajes, me descolocan.
      Un abrazo tan mosqueado como el tuyo 🙂

  3. Conocía este fragmento de George Carlin: “”Saben como defino las clases económicas y sociales en este país? la clase alta se queda con todo el dinero, no pagan impuestos. La clase media paga todos los impuestos y hace todo el trabajo. Los pobres están ahí… solo para asustar hasta cagarse a la clase media.” Me interesa la fecha de ese texto con Luis XIV de por medio, ¿dónde lo encontraste?.

    Un abrazo y gracias de antemano.

    • Hola Eduardo,
      Este fragmento me llegó a través de un amigo, pero creo que está corriendo bastante por las redes sociales. Siento no darte datos concretos. Yo lo busqué en http://www.diarioya.es y vi que era algo más extenso.
      Es curioso lo que me dices de Carlin… ¿sabes que tenía guardado algo suyo para hacer una entrada algún día?
      Un abrazo y siento no haberte sido más útil…

  4. Un texto absolutamente vigente. Estoy tan indignada que a más de uno lo metería entre rejas hasta el fin de sus días, pero sobre todo estoy desilusionada y muy apenada por ver la indignidad de la mayoría de nuestros políticos.
    Un beso fuerte y no te transformes, nos gustas como eres 🙂

    • Hola Chelo,
      Y eso es lo peor, que todos estamos tan desilusionados, que pensamos que ya no se puede hacer nada. Pienso como tú, metidos todos entre rejas, pero que devuelvan todo lo que han robado en este país.
      Muchos besos de tarde y no te preocupes… para ti nunca me transformaré 😦

  5. Desgraciadamente no es tan fácil como el texto implica y como todos queremos creer. Si fuera tan sencillo, la solución sería inmediata. Vuelta a mis argumentos de siempre. ¿Por qué entonces votamos? ¿por qué entonces hay casi 20 millones de personas en mi país apoyando este sistema con su voto cada cuatro años? ¿por qué cada partido polítco tiene sus casos de perfidia y corrupción? ¿por qué a todos los niveles y tan generalizada? ¿por qué no nos decidimos a salir a las calles y pasarlos a todos a cuchillo? ¿por qué llenamos las redes sociales de mensajes facilones y seguimos sentados en nuestros sofás?
    Somos cómplices del sistema, miedosos, cobardes. Las épocas de las revoluciones Francesas o Rusas donde la gente moría para quitarle el poder a los tiranos, han pasado. Y casi que mejor, porque de ninguna de aquellas revoluciones salió otra cosa que personas nuevas en el poder para oprimir como siempre.
    No, no es tan sencillo. Si lo fuera, en alguna parte del mundo, alguien, ya lo habría solucionado
    Y es que todos somos un poco iguales.

    • Hola Kurt,
      Nadie dice que sea sencillo y ¡por supuesto! te doy la razón, la solución no será inmediata. Votamos cada cuatro años porque pensamos que en algún momento tiene que cambiar todo este panorama. Que nos volvemos a equivocar, ¡seguro! pero creo que es mejor que la desidia que nos está alcanzando a todos, en estos momentos, frente a los desmanes de estos personajes.
      ¿Salir a la calle? Creo que la gente ha salido en masa y además de forma pacífica porque, como dices, las revoluciones de poco o nada han servido.
      Sé que la solución a estos problemas es complicada y que nadie, nadie, hasta este momento ha encontrado la solución, pero déjame creer que con nuestra parte de miedo y de cobardía, no todos somos tan iguales.
      Un abrazo y gracias por tu opinión que para mí siempre es enriquecedora…

      • Polemizando desde el cariño.
        Yo no he visto aún diez millones de personas en las calles, pero sí he visto a diez millones de personas votar al partido que ahora gobierna. ¿Qué debo pensar, entonces, de las mayorías?

      • Creo, Kurt, que siempre polemizas desde el cariño :-), quizá porque no entiendo otra forma de hacerlo.
        Pues puedes pensar que las mayorías siempre son dudosas (y más las absolutas), pero también puedes pensar que algunas veces, el deseo de las personas para que “alguien” les solucione los problemas, les puede llevar a equivocarse rotundamente.
        ¡Claro! También me puedes decir que ya sabíamos con quien “nos la jugábamos”, pero en ese caso yo… no sabría qué responderte 🙂
        Abrazos sin ninguna polémica, ¡ah! y un café…

  6. María estoy contigo y todo lo que has dicho,
    pero no digo más porqué tu blog merece todo el respeto del mundo,
    pero estoy muy indignidad, muy cabreada de ver tanto chorizo y de ver que estamos perdiendo siempre los mismos los pobres, lo perdemos todo liberta incluida.
    Un abrazo niña

    • Hola Gaviota,
      Tengo la sensación de que, casi todos, estaremos de acuerdo en que esto es un auténtico desastre y que nos tienen hasta más allá de lo que debemos soportar.
      A perder!… siempre los mismos y ellos, pues… eso!
      Mil besos para ti, preciosa…

    • Sí, Día, nos manejan, nos manipulan y sólo podemos quejarnos como “esa voz que clama en el desierto…”
      La vida misma que cada instante nos pesa más.
      Mil besos muy cariñosos para ti…

  7. Ya sabes que nosotros como las olas estamos acostumbrados a los movimientos cíclicos y a que nos vayan dando palos como a los mulos para dirigir nuestra trayectoria. Dicho esto, es tan bien cierto como que es verdad que caemos infinitas veces en la misma trampa y poseyendo como poseemos memoria de pez, es normal que a pesar de los pesares sólo veamos en la mayoría de las veces esa zanahoria que cuelga de una cuerda en nuestro hocico…

    Nos lo merecemos…? Tal vez sí. Porque en la mayoría de las veces no hacemos nada por evitarlo. Bueno sí, votarlos cada cuatro años, signo más que evidente de nuestra inmensa capacidad de raciocinio…

    Cachuentó, con lo estética que quedaba la guillotina en la plaza del pueblo…

    Un beso de los que se dan con carácter retroactivo e intereses…

    • Hola Josep,
      Esa comparación de la zanahoria en el hocico, me parece bastante graciosa y aunque me sepa mal reconocerlo, se ajusta perfectamente a esa especie de visión obtusa que tenemos en el momento de decidir a quien vamos a elegir para que se lleve nuestro voto.
      Aunque también creo que las opciones son pocas. Nos lo merecemos…? Pues no sabría qué decirte. Cosas ya se van haciendo, pero el panorama es desalentador.
      Aunque… lo de la guillotina… pues… no sé, no sé, je.
      Un besito de esos estupendos cuando cae la tarde…

  8. Bueno querida María, habrá que empezar a hacer la revolución de una vez por todas. Sé que esta palabra asusta, pero no toda revolución requiere de un fusil para llevarse a cabo. Ghandi, Rosa Parks o Mandela son buenos ejemplos de ello. Una revolución de las conciencias, por ejemplo.
    Leo los comentarios y me quedo con dos de ellos: el que hace referencia a George Carlin, un verdadero genio del Stand Up (puedes ver varios videos en Youtube) y el de Kurt Spinoza, quien hace un excelente análisis de situación. Las cosas pueden cambiar, aunque no es fácil (menos aun en estos tiempos). De todos modos, insisto (y ahora lo digo de manera más suave): algún día habrá que empezar.
    Cariños. Y muy buen post, por cierto.

  9. Hola Borgeano,
    Estamos de acuerdo ya en bastantes cosas, pero lo que me contestas me reafirma más en esa idea.
    Hay que empezar a hacer la revolución pero ya! Pero esa revolución de las conciencias que van filtrando a través de ellas hasta llegar a lo más profundo. Creo que no hay otra forma de hacerlo. Como dice Kurt, de las otras ya hubieron y mira en lo que fueron a parar. Más de lo mismo!!!
    Ya conocía a George Carlin. y es cierto, me parece un genio. Ya comenté que tengo una entrada de él preparada.
    Un beso cercano y una alegría, como siempre, al verte aquí…

  10. MARIAQ VOY A SE BREVE EN MI COMENTARIO, DESDE HACE 30 AÑOS VENGO DICIENDO LO MISMO DE LA CASTA MAFIOSA POLITICO-SINDICAL-BANQUERA-ELECTRICA Y JUDICIAL, LO HAN CONSEGUIDO DESTRUIR ALGO QUE ESTA BIEN CREAD “LA CLASE MEDIA”, O SEA QUE COLBERT Y MAZARINOM YA MAQUINABAN ÀRA ENSEÑAR A SUS SUCESORES, FELIZ VIERNEZ MARIA

    • Hola Lambertus,
      La pena siempre es que la historia se repite y parece que nadie somos capaces de evitar esa repetición. Podríamos hablar del tema hasta cansarnos, pero solo queda una pregunta… ¿hacemos todos lo suficiente? No sé…
      Siempre contenta de verte por aquí. Tus comentarios me gustan y me aportan ideas que no por sabidas son menos interesantes.
      Un buen abrazo de fin de semana…

    • Hola Cris, preciosa,
      En medio de esta vorágine, siempre las noticias nos obligan a hacer un alto para reflexionar, o para enfadarnos o para hacernos perder la esperanza, pero yo creo que siempre tenemos que agarrarnos a algo para no pensar que nada vale la pena.
      Un abrazo de esos bien grandes de lunes…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s