El hombre…

“El hombre vive y muere muchas veces

entre sus dos eternidades” (Keats)

… lo leyó y se pusieron en marcha sus recuerdos…

Recuerdos dolorosos de un tiempo en que quiso perpetuarse y no pudo conseguirlo. Vuelve la vista atrás y se pregunta ¿qué hubiera sido su vida con aquella personita a su lado? ¿qué hubiera sido de su vida en común?

No encontró ninguna respuesta.

Igual que en aquellos momentos en los que, si se hubiera producido la destrucción de este mundo, mundial… ella, ni se hubiera enterado. Es más se hubiera dejado llevar como en un suicidio, pero sin la responsabilidad de haberlo provocado ella misma.

Tantas preguntas que quedan sin respuestas!!!

esperanza

Un día paseando su dolor por cualquier ciudad, se encontró en el interior de una librería. Miraba casi sin ver los libros. Aquellos queridos libros que siempre conseguían distraerla de sus preocupaciones, pero que, en aquel momento, ni siquiera le interesaban, o por lo menos era lo que pensaba entonces.

Pero seguía siendo ella y por eso se puso a hojear de forma distraída lo que tenía al alcance de la mano. No buscaba nada, no quería nada. Pero parece que hay momentos en los que el azar coloca, justo en tu camino, una caricia.

Un lomo azul con letras blancas, llamó su atención. “Muchas vidas, muchos maestros” decía. Lo cogió con un gesto cansado, de escepticismo.

¿Muchas vidas?, se dijo. Si esta que tengo, en este instante, me parece una condena. ¿Para qué quiero más vidas?

Lo abrió por cualquier página y leyó, “todo ocurre por algún motivo, aunque ahora tú no puedas encontrarlo”. Lo cerró rápidamente. Como si alguien le estuviera leyendo el pensamiento y le hubiera dado una respuesta.

Le pareció que el destino se estaba riendo de ella. Pero compró aquel libro.

Y lo leyó y volvió a leerlo muchas más veces.

Y… llegó un día en que no se contestaron sus preguntas, pero el tiempo la ayudó y pudo ordenar sus recuerdos mezclados con infinita nostalgia, pero ya sin dolor.

Y cuando el dolor intenta ganar ese terreno que ella defiende sin dejar que avance, es cuando recuerda que le quedan otras vidas en las que sus deseos podrían convertirse en realidad.

Anuncios

32 comentarios el “El hombre…

  1. Por desgracia mi vida siempre ha estado de “caídas”, algunas hasta desear desaparecer, pero como el Ave Fénix, intento surgir de nuevo.

    • Sí, Julie, quizá esta vida es un reflejo de muchas otras, peropor si no fuera así, tenemos que vivir esta con toda la intensidad y la pasión de la que seamos capaces.
      Un montón de besos soleados…

  2. Este texto me llegó, y me animó también, muchas gracias María!

    ¡Siempre podemos levantar de nuevo nuestra mirada es lo bueno de la vida! :), gracias otra vez porque me ha encantado!

    • Pues sí, amiga mía, y ahí está el problema que insistimos en encontrarlas y muchas veces ni siquiera existen. Por lo menos en esta vida.
      Mil besos de esos que ya están cercanos…

  3. Querida maría:
    Me ha gustado muchísimo este bello texto, me he visto reflejada, cuantas veces he tenido estos sentimientos que también expresas!!
    me has hecho suspirar y recordar a alguien muy querida!
    Luego vuelvo.
    Un besotes

    • Hola cariñete,
      Quizá este texto llega porque hay algo de mí en estas palabras. Preguntas que no encuentran respuestas y que te entristecen.
      Pero siempre, al final, la esperanza te sostiene.
      Me alegra si te he hecho recordar a una persona querida.
      Muchísimos besos…

  4. Sabes María, hace más de diez años que me callo a las manos a trabes de mi nuera este libro y fue asombroso, me encanto, me respondió preguntas y me hizo pensar que tenemos que vivir la vida plenamente y bien, pues esta vida es sólo un peldaño de la escalera que tenemos de aprendizaje.
    Me he leído varios libros del autor, de hecho los tengo.
    No creo a pies juntillas todo lo que cuenta estos libros, pero hay cosas muy interesantes y es bueno a mi forma de ver, pensar que puede haber otra vida después de esta.
    Un abrazo muy fuerte 😊😊😊

    • Hola Cristina,
      Ese libro se encontró por casualidad perdido en una librería. Yo lo he leído también y me planteó muchas preguntas. Como dices, no le creí a pie juntillas, pero sí que quiero pensar que existen más vidas. No sé si en esta misma que vivimos o más allá de ella, pero que ahí están.
      Un abrazo muy, muy cercano…

    • Hola Superduque,
      Has conseguido que mis manos y mis pies se movieran a ese ritmo y al mirar las flores, pensar que hay veces en que sólo un minuto contemplando la belleza de una flor… vale la pena.
      Mil gracias y un abrazo grande…

  5. “Y cuando el dolor intenta ganar ese terreno que ella defiende sin dejar que avance, es cuando recuerda que le quedan otras vidas en las que sus deseos podrían convertirse en realidad.”

    Siempre me encuentro en la nota discordante cuando leo frases así. Ya me vas descubriendo. El peligro es cuando los proyectos siempre son para mañana y uno dice como una vieja viñeta de Felipe en Mafalda quien, antes un poster que reza “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, expresa solemnemente “¡¡Desde mañana mismo empiezo…!!

  6. Tienes razón Kurt, la peor promesa que te puedes hacer a ti mismo es esa: dejar para mañana lo que deberías empezar hoy mismo.
    ¿Tú crees que te voy descubriendo? 🙂
    Un abrazo y… un café…

  7. Renacemos tantas veces. Quizás no somos conscientes de que nos configura el cómputo de todas esas resurrecciones, de esas vidas que vivimos y las que nos quedan por vivir. Yo así lo creo. Y siempre lo he sentido así. No tengo respuesta coherente, ni desmostraciones cientícas para defenderlo. Pero hay algo en mi interior que me dice que no estoy equivocada.
    No he leído ese libro, pero me haré con él.

    Muchos besos desde el frío leonés que me tiene hoy en cama atrapada por los virus.

    • Tampoco tengo yo respuesta a esa pregunta, amiga mía, pero por algún extraño motivo, creo en todas esas vidas que han pasado o están por pasar.
      Sólo espero ser capaz de disfrutar de todas ellas con todo lo que me puedan traer.
      Mil besos, preciosa y espero que pronto ese virus maléfico te suelte de sus garras.

  8. Me encanta… Todos tenemos muchas vidas, y todas nos enseñan algo, sólo hay que estar un poco atento. Me haces pensar mucho en mis vidas, pero siempre me colocas una sonrisa. Gracias!

  9. Contarte lo que me sucedió esta semana (lo cual tiene estrecha relación con lo que has escrito) sería largo y tedioso. Yo encontré una frase EXACTA para lo que me estaba ocurriendo no en un libro, sino de parte de una persona. Fue tan certera la observación que aun sigo analizando esa simple frase y sus consecuencias. Esa persona me ha hecho un favor enorme y lo mismo es lo que le ha ocurrido al personaje del relato (¿Tú misma, tal vez?).
    Como ha dicho diaeconomina más arriba, “este texto me llegó y me animó también”.
    Como dijo alguien: “Algunos sienten la lluvia, otros, simplemente se mojan”.
    Cariños infinitos.

    • Hola querido Borgeano,
      Una frase, en algunos momentos, como digo yo, te puede salvar la vida. Y esta frase lo hizo en aquel instante (sí, lo has adivinado). No contestó ninguna preguntado, ni hizo más ligera la tristeza, pero “algo” ocurrió, porque después de aquello, todo fue más fácil de llevar.
      Me alegra que este texto te haya animado, sólo por eso vale la pena haberlo escrito.
      Un abrazo cercano…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s