Mis héroes…

El boulevard flanqueado de árboles empieza a teñirse de verde. La primavera estrenada le va prestando su color y el sol tibio templa la mañana. Un airecillo suave que arrastra restos del invierno hace que la gente busque su calor.

Los bancos de madera van llenándose de mamás con bebés, pero mi mirada se detiene en una pareja de ancianos, que caminan por el centro del boulevard. Los dos con cabello  blanco, los dos andando muy lentos.

El coge la mano de ella mientras la empuja con suavidad hacia uno de aquellos bancos calentados por el sol. Se sientan muy juntos, como si cada uno tomara la fuerza del otro para sustentarse. Se miran, cuchichean y sonríen. Sus miradas tienen un aire de complicidad teñida de cariño. Parecen niños.

No puedo dejar de mirarlos… ¡se ven tan vulnerables¡

mis heroes

Pienso, cuantas noches en vela, cuantos días preocupados, cuanta vida empeñada tan solo en criar a sus hijos, y ahora…

Como alguien dijo… ellos son nuestros héroes, pero… ¿por qué envejecieron tan pronto?

Olvidan todo, se olvidan hasta de si mismos y de lo que fueron.

Ellos, que creaban hasta lo que no se había creado con tal de entregárnoslo, en su afán de facilitarnos la vida. Ahora su espalda está inclinada, como buscando de nuevo, aquella postura que tuvieron antes de nacer.

Me siento triste, yo no estaba preparada para esto, para enfrentarme a la vida sin sus consejos. Ellos eran mis superhéroes. Detrás de mis dudas, de mis fracasos, de mis éxitos, siempre han estado ellos, con esa fuerza que yo pensé que era eterna.

Y ahora esa eternidad se disipa como la niebla y me convierto en el nuevo héroe, con unos niños entre las manos, que no lo son, pero que hay que protegerlos como si lo fueran.

Y mis manos son sus manos, mis ojos son los suyos y mi corazón se ensancha para acogerlos con la ternura que ellos sembraron durante toda su vida.

Los ancianos se levantan, me acerco y al verme levantan sus manos en un saludo. Su mirada se ilumina. Llego hasta ellos y los tomo a cada uno de un brazo. Su peso es muy leve y así andando nos alejamos por el boulevard.

Ellos son mis ancianos, ellos son mis padres, ellos son mis héroes.

Anuncios

45 comentarios el “Mis héroes…

  1. Qué dulce!!!!!!… la lástima es que hoy en día se han perdido mucho los valores a las personas mayores, la juventud cree que lo sabe todo, que no necesitan a nadie, pero no se percatan que para llegar -hasta donde puedan llegar en sus vidas- se lo deben a sus padres y a sus abuelos… la experiencia es un grado y “no sabe mucho el diablo por ser diablo, sino por ser viejo”
    Hermosa entrada, gracias… un abrazo.

    • Gracias Rosa,
      Yo creo que hoy, también hay de todo. Jóvenes que creen saberlo todo y otros que piensan que aún les queda mucho por aprender.
      Pero lo que es importante, por lo menos para mí, es no olvidar lo que nuestros padres hicieron por nosotros y agradecérselo con nuestro cariño y dedicación cuando llega el tiempo de hacerlo.
      Un beso bien grandote…

  2. Amiga María buenos días…Mira amiga leyendo esta preciosa historias otra vez me has emocionado tanto que se me saltaron las lagrimas y es que pronto estaré igual que ellos pero sin compañía esperando que una de mis hijas llegue a visitarme,
    Preciosa historia amiga y tan con tal maestría puesta en el papel que yo creí en un momento que me estaba pasando a mí…Me encanta leerte amiga que tengas un feliz día en compañía de tus seres queridos besos

    • Hola José,
      Me gusta ser capaz de emocionarte, pero no quiero hacerte llorar. Deja que el tiempo te muestre el cariño de tus hijas. La vida nos da muchas sorpresas.
      Contenta de verte por aquí.
      Un abrazo muy cercano que te haga compañía, aunque sea un segundo…

    • Hay tantos tipos de amor, Joaquin!
      Y precisamente el que les damos a nuestros padres, es el más merecido. Tenemos que aprender que todos llegaremos al mismo lugar y que nos gustará sentirnos amados.
      Un abrazo enorme para ti 🙂 🙂

  3. Maria son muchos los padres que están abandonados por los hijos y otros cuidan a sus padres mucho, ay de todo, pero es una pena cuando se llega a ser mayores , aigan personas abandonadas.

    • Sí, Chari, de todo hay por ahí. Cada persona debe hacer lo que considere oportuno con sus “héroes”. Yo, por mi parte, creo que hay que dedicarles tiempo y ternura.
      Besetes…

    • Hola Alberto,
      Todos llegaremos ahí, por eso y por agradecimiento, hay que quererlos y mimarlos.
      Besetes desde aquí, con un día nublado, pero también con su encanto

  4. Que hermoso!! Tanto han dado por nosotros, que es poco en comparación lo que podemos darles cuando se van evaporando. Se rompe el corazón al sujetar esas manitas casi sin fuerza y ver el brillo permanente de sus ojos ¿verdad?. Una entrada llena de ternura. Gracias!!

    • Sí, Cris, no se puede mirar esos ojos y permanecer frío o insensible. Hay que darles toda nuestra ternura porque son muy vulnerables.
      Gracias, guapa, por tus palabras siempre amables.
      Un besote muy tierno…

  5. Siempre me ha conmovido ver a personas mayores , que han pasado su vida adulta llena de responsabilidad , de empeño y de preocupaciones , necesitar ser cuidadas como niños……..
    Que dificil para ellas sentirse tan vulnerables …
    Tienen derecho de ser ayudados nuestros héroes !

  6. Hola María, este texto es leal a mi experiencia porque sé muy bien lo que es cuidar de las personas por amor y auténtica compasión del ser humano, así que bravo por tu homenaje a la gente solidaria que existe en este mundo!!!.

    ¡MUCHAS GRACIAS!

  7. Que hermoso María tu texto demuestra lo gran persona que eres y que ahora todavía ratifico más.
    Me encantan tus héroes ya que so los mismos que los míos, cuanto se echan de menos verdad? me pusiste los vellos de punta hoy.
    Un besazo bella
    Carmen

    • Siempre y para siempre se les echa de menos, Carmeta. Y es un vacío que nunca puedes llenar porque sólo lo pueden llenar ellos.
      Gracias por tu opinión sobre mí.
      Un besazo así, cercano…

    • Pues me hace ilusión haberte alegrado el día. No sé si es importante, pero sí que sale del alma.
      Un beso y, de nuevo, gracias por pasar por aquí.

  8. Un texto muy bello, reflejando unos sentimientos y unas sensaciones que nos nacen dentro de nuestro corazón al ver a nuestros padres envejecer y hacerse cada vez más vulnerables y frágiles.
    Fantástico tu texto.
    Un gran abrazo de eso tan fuertes y cálidos que sueles dar.
    Cristina

  9. Hermosa mirada sobre quienes deberían ser guía de todos nosotros. Tristes tiempos estos en que a nuestros viejos (aquí en Argentina el término “viejo” no siempre es despectivo, por el contrario, suele usárselo de modo afectivo; como reconociendo en esa palabra que esos años incluyen experiencia y sabiduría) son olvidados o depositados en asilos o instituciones similares.
    Me gustó mucho tu mirada cálida y afectiva. El post habla más de ti misma que de otra cosa, y saber eso me alegró más aun.
    Besote enorme.

    • Hola Borgeano,
      No puede ser de otra forma esa mirada. Dulce, tierna, cariñosa y comprensiva hacia los que nos han dedicado su vida y que con el tiempo van perdiendo facultades. Olvidarse de eso es olvidarse de ser humanos.
      Gracias por tu beso enorme, te dejo otro de la misma intensidad…

  10. Hola María,
    sin duda son unos hérores. Saber envejecer es una de las cosas más difíciles en el arte de la vida. Ya lo dijo el genial Ingrid Bergman: envejecer es como escalar una gran montaña; mientras se sube las fuerzas disminuyen, pero la mirada es más libre, la vista más amplia y serena.
    Un abrazo.

    • Hola Francisco,
      Si somos capaces de entender, por difícil que sea, que envejecer es una parte más de la vida y que a todos nos llegará, quizá cuidaríamos más a nuestros ancianos.
      Es cierto, mientras ascendemos, perdemos fuerzas, pero ganamos en experiencia y sabiduría.
      Un placer verte por aquí, amigo mío.
      Buenas noches y un abrazo…

  11. Qué bonita entrada…
    Es un privilegio ser capaz de trasladar tus sentimientos a tus seres queridos, sobre todo si son tus padres y si aún están vivos. Es una suerte poder reconciliarnos con todo lo que nos han transmitido y estar agradecidos por ello. ¡No siempre es fácil! UN beso

  12. Hola Mayca,
    Eso es siempre lo que pienso, que mientras estén aquí, hay que intentar hacerles sentir todo el cariño que ellos nos han dado. Y agradecerles toso lo que han hecho por nosotros.
    Un beso grande para ti y feliz fin de semana…

  13. Hola Maria aunque tengo nueva entidad soy siempre el mismo por cuestiones que no vienen al caso te dejo mi nuevo link un beso enomre feliz finde.

    es muy lindo lo que expones…. me gusta…!!!

  14. Nuestros héroes ,los que nos dieron la vida y nos enseñaron a vividla.Los que sufren con nuestros pesares, y ríen con nuestras alegrías. Deberíamos tener mas empatia y valorar a los ancianos. Me encanta tu entrada. Enhorabuena María. Besos y abrazos. Elssa Ana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s