Volví…

… como vuelven las golondrinas.

Aunque nunca he sabido por qué se dice “como las golondrinas” y no como cualquier estación del año. Volver como la nieve en invierno, las flores en primavera, los amarillos, ocres y dorados en otoño o el calor en el verano.

Me disperso.

Llegué a lo que yo llamo, mi pequeño paraíso, pensando, deseando descansar debajo de las palmeras y con un libro entre las manos. Pero casi en el momento de llegar, descubrí que mi móvil había muerto. Bien, para ser más exacta la que había muerto era la batería y además sin solución posible ya que allí era difícil encontrar una nueva. Eso ya me llenó de inquietud, pero aún pude llevar con cierto humor la pérdida, hasta que al minuto siguiente intento conectar a Internet y veo que tampoco tengo conexión. Ay! entonces la situación se puso más difícil de soportar.

Yo allí, en medio de las palmeras, con el mar de un azul imposible de describir, un cielo sin una nube a la vista, el silencio que  se te pegaba a la piel y… desconectada del mundo. Eso no podía estar pasando. A mí!!!

Me pasee despacio por la terraza pensando si me suicidaba o me resignaba, cuando me vi reflejada en el cristal. Vi a una persona con la preocupación reflejada en la cara y empecé a reír. Con ganas, con fuerza, hasta que me saltaron las lágrimas.

Pero… ¿no había ido a descansar, desconectar, respirar? Entonces, ¿qué mejor que aquel cúmulo de casualidades que me ayudaban a olvidarme de la red que me atrapaba de habitual?

Me senté y cerré los ojos. Y así me llegó, por primera vez desde que se inauguró, la sensación de primavera. Por primera vez, este año, sentí los sonidos, los olores, la tibieza de una estación que me conmueve con su luminosidad,  colorido, dulzura.

Me dejé acunar por los recuerdos de otras épocas y otras personas mientras los agapornis desde el pinar cercano entonaban sus cantos de apareamiento. Llegó la noche, que se cubrió con un manto de estrellas y la luna, siempre cómplice, se paseó por el mar, dibujando senderos que se dirigían a ninguna parte.

Así cayeron, como las hojas en otoño, los siguientes días y noches, mientras, ningún sonido que no fuera el viento al atardecer, se oía a mi alrededor. Atrapando cada instante como si fuera eterno. Y aún sabiendo lo efímero de cada segundo vivido con intensidad, no echaba nada de menos.

Aprendí.

Que lo que me acerca a las personas, no son los múltiples artilugios que tengo a mi alcance, o no. Lo que me acerca realmente, es cerrar los ojos e intentar conectar con ellas a través de todas las cosas bellas que nos ofrece una naturaleza que, en muchas ocasiones no somos capaces de sentir, ni oír.

Sigue siendo primavera, pero… ya no es lo mismo porque volví y hoy… el móvil volvió a sonar.

 

 

 

Anuncios

38 comentarios el “Volví…

  1. Tal vez por eso noté que no podías oírme al gritar tu nombre, pero en el fondo sabía que me sentías… sí, lo sabía…
    Un día de estos (esta tarde tal vez) te explique el por qué de las golondrinas… será la mejor manera de empezar la conversación después del beso…

    uno de esos… de los que se dan tras la alegría de un reencuentro…

    • Y por eso vine… lo más rápido que pude. Porque ¡eso sí! el coche, no me falló.
      Tal vez esta tarde lleguemos al acuerdo que sólo un beso no es suficiente. Quiero decir… también habrá abrazo, no?
      Besetes en modo de espera…

  2. Ya hace tiempo que nos hemos habituado a las nuevas tecnologías, que vivimos demasiado deprisa y hay que olvidar todos esos “cacharros” que nos tienen tan atados que no recordamos eso…el respirar al aire libre, en el campo, en la playa que describes, estar entre buenas amistades, reir abrazar a las personas que queremos….eso es la vida.
    Un beso que ha “vuelto”..

    • Pues sí, Rosa,
      Por eso me dio la risa. Con la de cosas que hay para preocuparse y hacerlo porque no tienes una conexión o te ha fallado el móvil… me parece una tontería tan tonta, que hasta de mí misma me reí.
      Un beso bien grande de regreso…

  3. Es importantísimo desconectar y volver a otra realidad para encontrarnos con nosotros mismos. ¿Qué sería ahora de este mundo sin tecnología? Sería lo mismo que fue cuando yo era niña… Volveríamos a un mundo más cercano y no necesitaríamos tanto… Un beso María y bienvenida!

    • Eso es lo que hice, Julie, y comprobé después de mucho tiempo, que es una maravilla “estar desconectado”. Por lo menos durante unos días.
      Un beso para ti, preciosa!!!

  4. Se conjuraron los astros para hacerte ese precioso regalo de tranquilidad, pensamientos, calmas, ensoñaciones…
    Pero aquí estás otra vez, y como yo, como él, como el otro… seguiremos siendo esclavos de nuestra propia esclavitud.
    Un beso fuerte.
    PD.- ¡Vende el móvil! jeje

  5. Yo no soy esclavo de los móviles ni de Internet, quizás algo desabrido soy para las relaciones, pero el caso es que si me voy de vacaciones hasta me molesta tener que llamar y decir que todo está bien, Hasta de las noticias suelo prescindir. Lo mejor es cuando viajas al extranjero y no activas el Roaming del móvil, entonces es un estado ideal….

    Besos por tu regreso.

  6. María, yo también regresé de un mundo que se sueña y que tu has llegado a sentir. Pero yo, para adentrarme en ese mundo ya viajé sin artilugios ni conexiones. La vuelta, eso sí, me devolvió rápidamente a la realidad de un despertar de pesadillas.
    Bienvenida! Un fuerte abrazo.

    • Hola Isabel,
      Quizá la próxima vez que viaje, ya lo haga sin todas esas conexiones. Sólo espero que las circunstancias me lo permitan.
      Me alegra que hayas disfrutado de la tranquilidad y espero que el despertar sea lo más leve posible.
      Un abrazo muy grande…

  7. Yo “olvido” el móvil al salir de casa, constantemente y con toda intención. No es que rechace la tecnología ni mucho menos y reconozco lo mucho que la red ha facilitado nuestra vida, pero ante cualquier síntoma de dependencia desconecto. Claro que mis “olvidos” no agradan mucho en mi entorno pero ya me dejan por imposible. Debo ser el cliente que menos recargas hace, no recuerdo haberme quedado sin saldo.
    Lo sé, soy raro raro raro 🙂
    Un abrazo

  8. Hola Eduardo,
    Yo no me había dado cuenta de lo bien que se llega a estar sin el móvil durante unos cuantos días, pero si vieras el lío que se organizó en mi entorno por esa ausencia de “noticias”!!!
    No sé si seré capaz de “olvidarlo” alguna vez, pero lo que sí que te digo es que la experiencia ha sido muy positiva.
    Un abrazo y buen viernes… ¡Ah! y de raro nada 🙂

  9. Preciosa crónica de la muerte de un móvil y de tus días de quietud y desconexión.Me alegro mucho por ti, aunque a los que estamos contigo en contacto habitual no hayas tenido preocupados. Fue un alivio escuchar tu voz . Un besazo

  10. Ya estoy de vuelta y comparto contigo, que es una maravilla el no vivir superdotada plenamente a estas tecnologías.
    Estos días me he ido desconectando poco a poco y sólo estaba en contacto con mi familia. Que maravilla, mirar hacia fuera y disfrutar lo que la vida te sorprende en cada momento.
    Un abrazo de esos muy fuerte 😊😊
    Cristina

    • Hola, Cristina,
      Bienvenida!!! Si has conseguido esa desconexión compartimos, entonces, la sensación maravillosa del contacto con la naturaleza que tanta falta nos hace.
      Mil besos y hablamos…

  11. Desconectarse de vez en cuando es maravilloso, sobre todo si tienes naturaleza alrededor pero conectarse también es bonito, con un blog, por ejemplo. Es otra manera de compartir. A mí me gustan las tecnologías siempre que no te esclavicen, claro. Besos, María.

    • Piensas como yo, Eva. Las tecnología son fantásticas, siempre y cuando seas capaz de, algunos momentos, prescindir de ellas.
      Un besote y contenta de que te hayas asomado por mi ventana…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s