Un juego…

Juego? Un juego me has dicho?

Si, eso es lo que te he dicho, me has respondido.

Y tú crees que la política es un juego? Porque lo que me ha parecido entender es que me has dicho “el juego de la política”

He visto tu mirada y me he dado cuenta, con algo de inquietud, que ni sabías de qué te estaba hablando.

Porque yo pienso que la política no es un juego. La política es una toma de decisiones que afectan a las gentes, a los pueblos, a la sociedad.

Sí, y también es el ejercicio del poder para minimizar los enfrentamientos entre los distintos posicionamientos de esa sociedad que espera que ejerzas ese poder de una forma justa, moderada, digna y equitativa.

Me da miedo pensar que, de alguna manera, volvemos al inicio de esa política en la que el poder lo ostentaba aquel que era el más fuerte de la tribu. Ahora lo ostentan los más embaucadores, cínicos y corruptos. Una forma de violencia psicológica tan poderosa como lo es la violencia física.

¿Qué pensar cuando todos los poderes que, tanto se esmeró Montesquieu en separar, se cruzan, interfieren unos con otros y pierden cada día su independencia?

Cuando se reúnen todos en el mismo lugar ¿no es eso el despotismo?

Pero… ¿qué te ha pasado, te has comido a algún político?

Pues sí, y parece que se me ha atragantado…

Anuncios

29 comentarios el “Un juego…

  1. El “juego” de la política es el juego más sucio y muchas veces perverso. en el cual siempre mandan, no los que mejor buscan soluciones sino los que avasallan al pueblo, los engañan y además los arruinan… así estamos.
    Mucho que hablar sobre este tema, bien introducido. Besos.

  2. Muchacha, qué te ha pasado, jajaja. ¡Vaya bronca! Estaba pensando crear un partido político, pero ahora no me atrevo…
    Ahora en serio… suscribo todo lo que has escrito, punto por punto, coma por coma.
    ¡cuánta razón tienes!
    Un besete del Jesusete, ah. y “arelájate” que te puede dar un chuchu y los jodidos esos seguirán mintiendo, robando y fastidiándonos.

  3. Mi voto para Chojesús y sus perritos… ¿Y quien se atreve dar el voto a “los otros”?
    Y si, mejor ni prestarles atención, que no te afecte el desmadre.
    Un beso María y mi cariño siempre.

    • Mi voto también es para Jesusete, porque “los otros” no me interesan, querida Julie.
      Creo que todos intentamos que no nos afecte el desmadre, pero hay momentos en los que no puedes reprimir el comentario.
      Mil besos, querida…

  4. sigue ganando el mas fuerte, lo que pasa es que ahora ni siquiera es ya una fuerza “sincera”, en la maraña legal y social que han creado la fuerza se ha convertido en “la forma más efectiva de moverte por la maraña y mantenerte protegido por ella”. y como enredo que es al final acaba cruzando hilos de poder de todo tipo… algún día conseguiremos acercar la antorcha lo suficiente, y entonces veremos qué pasa.

    • Gracias, Likati,
      Creo que somos muchos los que en estos momentos reflexionamos sobre la clase política y hacia adonde nos lleva. Y las conclusiones no son demasiado buenas.
      Un abrazo grande…

  5. Toda la razón. Solo comentarte tu frase sobre el poder, pregunto, ¿en qué época de la historia, se ha acumulado tanto poder en tan pocos, sobre tantas personas, incluso sobre es destino del propio planeta, bajo la aparencia de haberlo adquirido de forma razonable, incluso democrática? Estamos rodeados de tanta hipocresía en todos los órdenes, pero sobre todo mediática, que lo de la libertad va a ser negocio de muy pocos; para todos los demás, una pura entelequia.
    Ramón

  6. Toda la razón Ramón. Lo cierto es que, y te aseguro que no soy nada pesimista, que mientras nuestros destinos estén en manos de unos pocos, no sé que pasará en el futuro.
    Un abrazo y gracias por tus visitas…

  7. Buena reflexión, María. Vivimos tiempos en los que se van a definir muchas cosas sobre nuestro futuro. Creo que es momento de tomar partido, de abrir bien los ojos y pensar por uno mismo, sin dejarse mediatizar por los mismos mensajes de siempre, sobre todo ése al que invariablemente recurre el poder para mantener a la población controlada: el miedo. No podemos dejarnos amedrentar, seguir delegando nuestro cerebro en quienes sólo lo usan para exprimirlo sin piedad. Pensemos, valoremos y decidamos. En mi humilde opinión, mantenerse al margen no es una opción. Un abrazo.

    • Gracias Benjamín,
      Estos son tiempos de cambio y visto lo visto, no podemos mirar desde una esquina todo lo que está sucediendo. Tenemos que opinar y denunciar, sin dejarnos influir por esas corrientes que siempre nos llevan al mismo lugar. Y desde luego, jamás sentir miedo, porque, como tú bien dices, eso es lo que pretenden.
      Pensar y decidir, ese es el principio.
      Un abrazo grande…

  8. Lo bueno de las crisis (si es que algo bueno podemos sacar siempre de lo malo) es que nos permite abrir los ojos. Lo malo es cuando pasa el tiempo y vemos que hemos desaprovechado la oportunidad de hacer los cambios necesarios. Será cuestión, entonces, de empezar a tomar el toro por las astas, porque en definitiva los políticos están ahí porque nosotros los pusimos.
    Cariños y buenas revoluciones (pacíficas, que también las hay).

    • Hola Borgeano,
      Estoy de acuerdo contigo, de las crisis también salen cosas buenas. Pero no hay que dejar pasar el tiempo, hay que posicionarse. Hablar, observar, participar (si te dejan) y opinar. Y a partir de ahí exigir a los políticos, que como bien dices, están elegidos por nosotros, honestidad y decencia.
      Un beso cariñoso…

  9. El político miente por naturaleza y al final lo único que importa es el voto, el poder…….. pero ¿todos los políticos son iguales? y si los políticos no hacen las leyes ¿Quiénes las harían?……..todos debemos ser políticos y participar en la administración y gestión de las sociedades simplemente para que ésas sociedades fueran más justas.
    Buen post.
    Un Abrazo Maria 🙂 .

    • Hola Joaquin,
      Quizá es fácil opinar y criticar. No creo que todos los políticos sean iguales, porque si lo pensara, perdería la poca fe que tengo en ellos, pero creo que hasta ahora mi voto no ha servido para lo que yo deseo que sirva. Que sería una justicia independiente, una distribución más justa de la riqueza… y así tantas cosas más.
      Un abrazo muy grande y gracias por estar por aquí siempre…

      • Lo que ocurre es que en un sistema Democrático se pueden mejorar las cosas, lo que no puede suceder ni en otros regímenes ni simplemente criticando……………

      • Y tienes toda la razón, de ahí mi comentario… quizá es fácil criticar. Y eso no es suficiente, aunque yo caiga en ello 🙂

  10. ¡¡Que perfecta descripción de lo que debería ser la política!! Desde luego yo no puedo compararla con un juego, y me gustaría que la mayoría la entendiese y la aplicase en su verdadero sentido. Gracias por tu reflexión, amiga.

    • Hola Cris,
      Yo tampoco entiendo la política como un juego porque creo que es demasiado importante ya que nuestra vida se rige por las decisiones que toman todos esos señores que se llaman políticos.
      Gracias, preciosa…

    • Querida Carmeta,
      Yo tengo que hacer un gran esfuerzo para creer en ella, porque no puedo olvidar que, nos guste o no, es necesaria.
      Un abrazo grande, a mi regreso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s