Pequeñas cosas…

… que duelen.

Hay pequeñas actuaciones de los demás que te duelen. Y lo peor de todo es que ni te imaginas porqué ese dolor, si la persona que lo ha infringido, ni es demasiado amiga, ni la estimas demasiado.

Entonces… ¿qué pasa?

Quizá que no quieres reconocer que te importa más de lo que tú crees o quizá que tu soberbia te lleva a pensar que eres, para ella, más importante de lo que en realidad eres.

Nunca he sabido administrar bien esas incomodidades que, de repente, te sobrevienen y que durante un tiempo te quitan la tranquilidad.

Hay amistades que sabes, casi desde el principio, que van a ser pasajeras, pero les abres tu corazón y te muestras tal y como eres.

Pero la emoción, el interés, el deslumbramiento por esa opiniones tuyas tan interesantes, dura lo que dura un suspiro.

Al final, el conocimiento ha roto la magia y tu corazón se ha convertido en una lluvia de confetis lanzados al aire por las manos de un niño en una fiesta.

Y te repites que ya lo sabías, que por qué has vuelto a confiar en alguien que apuntaba maneras de traidor, que nunca aprenderás.

Y entonces intentas olvidar, pero… la pregunta sigue estando ahí.

Sigues sin explicarte ese momento de tristeza, porque la tristeza está ahí para quien la quiera coger y tú ya has acumulado demasiada…

Anuncios

39 comentarios el “Pequeñas cosas…

  1. Conozco esa sensación… La verdad es que yo termine pensando que es decepción, pero una decepcion hacia mi mismo ya que imaginé o esperé de la otra persona quizás la misma entrega y sinceridad y no resulto ser asi. La vida se ha puesto la mascara de la falsedad, los intereses van reptando como las serpientes, en silencio. Yo decidi ser yo mismo y a pesar de autodecepcionarme nunca dejare de ser como soy. El problema es mio por hacerme una idea equivocada, pero ya sabes que es trabajoso encontrar una pequeña pepita de oro, y solo a veces la encuentras, no hay muchas pero hay. Las personas aparecen y desaparecen de nuestras vidas y no es algo casula. Puede que sea para hacernos conscientes de que existen personas cuya hipocresia terminaran confundiendote y sinceramente siempre todo forma parte del aprendizaje, de soltar y dejar fluir. De manera que me quedo con lo mejor a pesar de sentirme idiota y a nadie le gusta sentirse asi. Esa sensación es nuestra y la de ser personas toxicas es de los que les gusta camuflarse de victimismos, penas, y vivir solo para intentar vender su perfil. No le des mas importancia, sigue tu vida, tu camino y sobre todo deja de pensar en esas personas, eran necesarias en tu vida por un minuto, unos dias, unos meses o años. Ya no lo son. Un beso y gracias por compartir tu inquietud. Yo tambien me encuentro a veces en tu situación por eso deje en mi blog esta entrada.
    http://elaticodelalma.wordpress.com/2014/06/09/no-dejo-de-sorprenderme/

    • Tienes razón, Felix, hay personas que pasan por nuestras vidas por un tiempo y que luego desaparecen o, sin dejar rastro o dejando dolor. Quiero pensar que esas personas también son necesarias para que aprendamos que las máscaras de la hipocresía son muchas y variadas. Lo importante, como dices, es seguir siendo nosotros mismos y a partir de ahí dejar que todo fluya, hasta aquello que nos hiere.
      Un abrazo grande y gracias por tu empatía…

  2. Si yo te contara… si yo te dijera…

    Ya sabes lo que decía noséquienquenomeacuerdo…
    “La Vida es demasiado corta para estar lidiando con gente idiota…”

    Un beso de esos de los de… deseo que te llegue mañana con toda la intensidad necesaria para arropar/te…

    • No hace falta que me cuentes, querido Josep, lo sé… Y sí, ahora ya he aprendido que a determinadas personas, ni mirarlas!
      Me llegó ese beso y me arropó en los momentos difíciles. No lo dudes.
      Un beso de esos de sábado por la tarde y respirando así, desde lo más hondo……

  3. Estoy de acuerdo con Josep. De hecho, la cita es de Erich Fromm y se encuentra en el libro “El arte de amar” (Menudo título). No es fácil, pero hay que aprender eso: a los idiotas, ni la hora. Es una cuestión de salud emocional, de no sufrir por cuestiones que no valen la pena. No hay que evitar el sufrimiento cuando éste tiene una raíz profunda (el sufrimiento es parte integral de la vida; nos guste o no), tampoco magnificarlo. Pero nunca, nunca, desperdiciarlo en alguien que no lo merece.
    Tú misma lo dices: “les abres tu corazón y te muestras tal y como eres”. ¡Puro corazón, mujer! Piénsalo de otra manera y no temas ser un poquito orgullosa (que no está mal): “Él se lo pierde”.
    Cariños, muchos, para que se te pase, aunque sea un poquito.

      • Bueno Carmen, todos sufrimos en algún momento de nuestras vidas; por eso decía que era inevitable; pero en nuestras manos están las herramientas para dar vuelta esa situación o, al menos, para empezar a cambiarla. ¿Cuándo? ¡Hoy mismo! ¡Ya! Si es necesario, toma una hoja de papel y escribe lo que te aflige; luego empieza a tomar cartas en el asunto. No hay otro medio querida; luchar y luchar y luchar otra vez.
        Abrazo gigante.

      • Gracias amigo tomo nota aunque lo que más me duele es la indiferencia de quien aprecio.
        Besos querido y para el de arriba también

    • Hola Borgeano, leí hace muchos años “El arte de amar” pero hasta hoy no había recordado esa frase tan sabia y cierta.
      Estoy dispuesta a sufrir en esa parte de la vida que no puedo evitar y que hasta me puede hacer crecer, pero desde luego, nunca por esas personas cínicas e hipócritas que aparecen casi de forma cíclica.
      Debo practicar algo el orgullo sin dejar de mostrarme tal y como soy.
      Me quedo con todos tus cariños y te los devuelvo multiplicados por infinito…

      • Hay palabras, María, que tienen una acepción demasiado amplia. Orgullo es una de ellas. El orgullo es malo cuando nos ciega o nos hace creer que somos más que el otro. Sin embargo, hay un orgullo que es sano, útil, valedero; el orgullo de decir “Éste soy yo; no más que nadie, pero tampoco menos.” “Éste soy yo y merezco ésto y aquello”. Claro, si uno habla así lo tomarán por egocéntrico o algo peor, por eso hay que usar esa expresión como ejercicio de autoconfianza, para que enriquezca nuestras vidas y nunca para menospreciar a los demás.
        Abrazote orgulloso de tener amigas como tú.

      • Querido Borgeano, también es sabio lo que me dices. No es fácil manejar el orgullo sin caer, como dices, en un puro egocentrismo, pero por otro lado esa es una asignatura que a todos nos debieran enseñar en el colegio de pequeños; Que el orgullo como ejercicio de autoconfianza no sólo es sano, sino que es una fuente de seguridad en nosotros mismos.
        Gracias por tus palabras y por dedicarme tu tiempo. Y orgullo por orgullo, también para mí, es un orgullo haberte conocido.
        Muchos besos de esos, de agua…

  4. Buenos días mi querida María:
    Yo digo lo mismo que te ha dicho Josep, no pierdas el tiempo con imbéciles! o sino te digo un dicho de mi madre, no hagas caso de de medios días habiendo días enteros.
    Si es cierto como dices que cuando alguien llega a tu vida sabes ma´s o menos lo que puede durar esta relación amistosa” yo lo supe desde el primer momento que te vi eres para siempre y ahí estarás en mi corazón le pese a quien le pese.
    María eres una persona demasiad valiosa para que la gaste en esta clase de gente que por desgracias hay mucha por aquí, ya sabes el anonimato.
    Hoy te doy el abrazo mucho más fuerte ya que lo necesitas
    ^¡¡¡ como te entiendo cielo!!!!!

    • Querida Carmeta,
      Problemas familiares me impiden entrar por aquí con la frecuencia que quisiera. Hoy en un ratillo que tengo lo hago.
      He podido equivocarme pero casi siempre me he dado cuenta cuando una persona se acerca a mi vida por poco tiempo, pero no consigo acostumbrarme a determinadas actitudes. Todo es cuestión de aprender ¿verdad?
      Gracias por tu confianza en mí y espero no defraudarte nunca.
      Mil besetes y me quedo con tu abrazo…

  5. La frase es buena para aconsejar, pero muchas veces hay personas, como Maria y yo, que no es que seamos reconrosas, pero quizás nos entregamos demasiado a las amistades y si alguna de ellas nos defrauda o traiciona, lo sentimos en el alma y sin ser una espina o problema, en un ricón de nuestro cerebro, allí queda un pedacito de la pena que hemos sufrido. He tenido muchas decepciones pero, a pesar de ello procuro ir adelante siguiendo mi lema Carpe Diem!!!!
    Un gran abrazo!!!!!!!!!

    • Y eres un gran ejemplo, Rosa, tu alegría es contagiosa y además un ejemplo de entereza.
      En tu caso el Carpe Diem!!! se hace realidad.
      Mil besos y aunque con decepciones, seguiremos pensando como lo hacemos, verdad?

  6. QUERIDA AMIGA, TU TODAVIA CREES EN ESAS COSAS DE LA AMISTAD, Y PARECIDAS? TE VOY A DECIR UN DICHO QUE MI ABUELA ME DECIA MUCHAS VECES, NO SABIA NI LEER NI ESCRIBIR Y SOLO HABLABA EN VALENCIANO, DECIAS : XIQUET , EL MILLOR AMIC QUE POTS TINDRE ES UN DURO EN LA BUXACA, TE DIRE QUE LA VIDA ME LO HA DEMOSTRADO. MI YAYA ERA MUY SABIA, YAL VEZ PORQUE TAMBIEN HABIA SUFRIDO MUCHO, SE QUE ES DURO OPINAR COMO MI ABUELA PERO TE DIRE QUE A MI LA VIDA ME LO HA DEMOSTRADO Y POSIBLEMENTE AHORA A MIS AÑOS SOIS VOSOTROS LOS BLOGUEROS MIS MEJORES AMIGOS. UN FUERTE ABRAZO MARIA Y SIENTO QUE CREAS QUE SOY UN DESALMADO PERO LA VIDA ME HA ENSEÑADO Y MUCHO.

    • No, Lambertus, no pienso que seas un desalmado, imagino que la experiencia te habrá llevado a esa forma de pensar. Yo creo que siempre puedes encontrar a buenos y auténticos amigos. Mira que tú mismo lo dices, los blogueros somos tus mejores amigos. De una manera u otra los has encontrado.
      Mil besos, querido Lambertus, y muy contenta de verte por aquí de nuevo…

  7. Complicada cosa nuestra materia espiritual… Hemos de seguir tratando de poder manejarla bien. ¿Manda el corazón, los sentimientos, las razones, la porpia estima, las inclinaciones determinantes… qué en suma?
    En fin: suerte para todos. María, un abrazo.

  8. Bueno o malo todo final duele y con ese dolor se aprende, quédate con lo bueno protege las buenas memorias y regala las malas al universo que es el mejor doctor, no endurezcas el corazón al contrario ablanda lo con una dosis extrema de compasión para esa persona que a perdido el privilegio de tu amistad, despoja la tristeza sonriendo, sonríe a la vida a quienes amas no te estanques fluye conviértete en alegría!!!! un abrazo de lunes

    • Hola María,
      Los finales cuando atañen al corazón, sólo pueden hacerte sufrir, pero si intentamos quedarnos tan solo con los buenos recuerdos, los podemos transformar en experiencias que nos hacen más humanos. La amistad es un tesoro, para mí, tan grande, que sería imposible cerrarme a una nueva que intentara entrar en mi vida, por mucho que alguna me haya fallado.
      Un montón de besos, mi niña…

    • Sí, Isabel, hemos dejado demasiados amigos por el camino. Lo bueno es que no hemos perdido la capacidad de abrir las puertas a los nuevos que llegan.
      Un abrazo inmenso para ti…

  9. Quizás somos mucho más frágiles de lo que podamos imaginar y llevamos nuestro corazón con la sensibilidad a flor de piel por eso debemos tener mucho cuidado con nuestras actuaciones con los demás…………
    Un Fuerte Abrazo María 🙂 .

    • Yo siempre he pensado Joaquin, que hay que tratar con ternura a todas las personas que llegan a tu vida. Quizá por lo que dices que somos frágiles. Más de lo que pensamos.
      Un abrazo super fuerte para ti 🙂

  10. Las decepciones que nos produces “esas personas” que creíamos amigas, sin duda son dolorosas. Quizás el problema esté en nosotros, por confiar en quien no debemos e ir por la vida con el corazón en la mano. Eso he aprendido a lo largo de los años. Pero aún así, me pasa. Es dificil ir en contra de la propia naruraleza. Mil besos, María.

    • Sí, es complicado querida Feli. La naturaleza se impone pese a que nos esforzamos en reconducirla para intentar no sufrir. Pero tú y yo sabemos que también esa naturaleza nos ha hecho muy felices.
      Un abrazo muy cercano…

  11. A veces vemos a las personas que con su hipocresía nos van a desfraudar y siempre huyo de esas personalidades. Pero a veces saben hacerlo tan bien y te acaramelan tan bien que bajas la guardia y es entonces cuando te das cuenta te hacen sentir un gran vacío, te das cuenta que lo que tu has dado no a sido recíproco.
    No te sientas defraudada, piensa que son ellas las que no han sabido recibir el regalo de tu amistad.
    Un abrazo muy fuerte y un beso😊😊😊

  12. Esperar de los demás que nos den en la medida que damos, acaba causando dolor. Si no esperas nada, te sientes más libre, y liberas a los demas de una responsabilidad que ni saben que tienen. Y además así, cuando recibes, es como un regalo, una sorpresa inesperada.
    William Shakespeare escribió:
    “Siempre soy feliz, ¿sabes por que ? Porque nunca espero nada de nadie, esperar siempre duele. Los problemas no son eternos, siempre tienen solucion, lo unico que no se resuelve es la muerte. La vida es corta, por eso amala, se feliz y siempre sonríe, solo vive intensamente”
    Besitos, preciosa.

    • Gracias, Cris,
      Tus palabras son tan sabias como la vida. Aprender a no esperar es todo un aprendizaje que, tarde o temprano, debemos aprender.
      Mil besos desde mi cariño…

  13. Me encanto tu escrito! Sabes, si creo que son necesarias esas personas en tu vida! Solo las que se quedan son las realmente importantes. Aveces uno decide sufrir solo por el hecho de sentirse vivo pero pienso que uno no debe quedarse ahi, pues si hay millones de pequeñas cosas al alcance de nuestra vista que nos deberian hacer sonreir y ser felices. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s