Contra los bárbaros…

Lo leí hace tiempo, pero en mis muchos traslados, perdí “Epistolario”, un libro que refleja la correspondencia entre Unamuno y Maragall. Dos hombres de la misma época, pero que compartieron amistad, ideas y anhelos, desde sus diferencias.

En estos días lo he recuperado gracias a mi librera Chelo Puente (http://lalibreriadechelo.wordpress.com y http://lalibreriadechelo.wix.com/libros)

Al abrirlo por una página cualquiera leo:

“Y vine a concluir, para consolarme que el espíritu no está muerto, sino dormido. De cuando en cuando se queja en sueños”

Epistolario

Y así es como termina la carta que titula “Contra los bárbaros”…

Su correspondencia, en este libro, comenzó en 1900 y finalizó en 1911.

Hoy, cuando leo los periódicos, oigo las noticias y veo lo que está ocurriendo a mi alrededor, llego a la conclusión que siguen perdurando en nosotros aquellos rasgos esenciales del pasado.

Vuelven los bárbaros que, con su falta de empatía y decencia y su mucha ambición, nos hacen perdernos en una bruma triste, que yo llamaría, desengaño.

¿Cuando aprenderemos a respetar, a escuchar, a intentar entender al que no piensa como nosotros…?

 

Anuncios

26 comentarios el “Contra los bárbaros…

  1. Creo que intentamos civilizarnos y hemos avanzado lo suyo; de algún modo se imponen el respeto y los buenos modales en los usos cotidianos. Otra cosa es la vida pública y sus protagonistas, cronistas, comentaristas y demás representantes del vocerío interesado e indecente, dignos especímenes del ruedo ibérico. No nos merecemos esa carga tan insoportable.
    Esta mañana, y en coincidencia con tu reflexión, decía en la SER Iñaki Gabilondo que si Valle-Inclán levantara la cabeza volvería a ver el esperpento. Ese joven estulto e imberbe, ese “viva mi dueño” en el entierro de la duquesa al tiempo que sacan de su casa a la fuerza a pobres mujeres pobres…
    En fin, de todos modos pienso que la inteligencia y el talento desaprovechados han salido de esta ciudadanía; son los hijos de quienes tuvieron una tiendecita o un modesto empleo. En el parque ves jugar a los niños al cuidado de padres o abuelos; cooperan y comparten; algo ha cambiado. Es lo que merece la pena defender.
    Un beso muy fuerte.

    • Y tanto que hemos avanzado, Emma! Los que no pertenecemos a esa vída pública y que nos indigna el espectáculo de la anciana desahuciada, frente a la duquesa terrateniente, hemos aprendido que solo con la solidaridad, la honestidad, el trabajo bien hecho y la colaboración se puede cambiar la imagen de esos especímenes del ruedo ibérico.
      Si, no nos merecemos esa clase dirigente.
      Un abrazo y gracias…

  2. Hay veces en que leo textos que -como en este caso- tienen un siglo de antigüedad y parece que no hubiera pasado el tiempo, parece que no hubiéramos avanzado nada. Pero, como dice madamebovary, ese retroceso en el entendimiento se muestra claramente y principalmente en la clase política. En los casos de personas anónimas, del individuo en sí hemos avanzado bastante, al menos eso me gusta creer.
    Un beso de los de buenas lecturas te consigue tu librera, jejeje.

  3. Estoy de acuerdo con vosotras, Chelo!
    Las personas anónimas no tienen nada que ver con esta clase política que nos avergüenza por su poca calidad y falta de ética. Y eso es lo que nos debe hacer mirar la situación con algo de optimismo.
    Si, tengo una muy buena librera 🙂
    Muchos besos de lunes, querida…

  4. Pues yo creo, sinceramente, que no interesa que aprendamos a escuchar, que no interesa que nos entendamos ni que nos entiendan, que no interesa el respeto auténtico. Si no por qué íbamos a poner a los niños y jóvenes, uno detrás de otro, mirándose los cogotes, por qué íbamos a pretender tenerlos en silencio el mayor tiempo posible.
    Ese es el interés de los bárbaros. Los bárbaros… que no es que vuelvan, es que jamás se han ido. Así el avance que pretendemos siempre nos sabrá a poco.
    Un fuerte abrazo

    • Es posible que sea eso Grojol, que nunca se hayan ido y que lo que han pretendido, desde siempre, es hacer de nosotros meros espectadores, sin palabras, ni opinión. Pero creo que ahí se han equivocado porque algunos de nosotros, nos hemos dado cuenta del engaño y nos escuchamos y entendemos. No perdamos, pues, la esperanza.
      Un gran abrazo….

  5. On ets, Espanya? — No et veig enlloc.
    No sents la meva veu atronadora?
    No entens aquesta llengua — que et parla entre perills?
    Has desaprès d’entendre an els teus fills?
    Adéu, Espanya!
    (Darrera estrofa de l’Oda a Espanya de Joan Maragall)
    Com podem comprovar estem on estàvem cent anys enrera.
    Falta inteligència política, honradesa, generositat per intentar entendre a l’oponent. Sobra testosterona en “el ordeno y mando” i acceptar que el dret de conquesta ja no és acceptable.

    • Con algo de pena tengo que darte la razón Narcís!
      Nuestra clase dirigente, no ha aprendido de los errores cometidos y cada vez se aleja más de lo que sienten, piensan y desean, las personas que les han llevado donde están.
      Pero también pienso, que siempre queda un lugar para la esperanza y no puedo dejar de ver que en otros ámbitos de la sociedad, se conservan valores de toda la vida.
      Un abrazo, señor del renacimiento…

    • Sí, Anna, estoy de acuerdo contigo sobre que las personas anónimas han dado muchos pasos hacia adelante. Quizá no todas, pero sí muchas.
      Por eso sigue ahí la esperanza.
      Muchos besos…

  6. Según el Casares, “Bárbaro” es “individuo de cualquiera de los pueblos que en el siglo V abatieron el imperio romano”
    Otros siginificados figurados y más actuales: Cruel, Valiente, Temerario, Inculto, Tosco, Grosero, Brutal

    No nos engañemos en todas partes hay de todo, no es solo la clase política donde están los “bárbaros” tambien en las personas anónimas proliferan. Siempre ha sido así y me temo que esto no va a cambiar. Es inherente en la humanidad.
    Alguien crée en serio que estamos avanzando en respeto y buenos modales? Miremos alrededor con los ojos abiertos.

    Para mi el problema de la clase política es que ha bajado mucho de nivel. no hace tanto de Tierno Galván, de Suarez, incluso de Felipe González o el mismo Pujol. Qué tenemos ahora?

    • Hola Albert,
      Estoy de acuerdo en que bárbaros hay también fuera de la clase política, pero sólo pueden hacer daño en sus entornos habituales. ¿Y los políticos? Ellos tienen nuestro futuro, nuestra comodidad, nuestro dinero y casi hasta nuestra vida, en sus manos. Creo que las consecuencias de sus actos se expanden en progresión geométrica. Por lo que llego a la conclusión, que son bastante más peligrosos.
      Quizá sea cerrar los ojos a una realidad, pero yo creo que sí que hemos avanzado. Que queda mucho por hacer y que damos dos pasos hacia adelante y uno atrás, ¡cierto! pero en las personas anónimas, yo, aun pongo mi esperanza. En la clase política, no.
      Un abrazo grandote…

  7. Es que nosotros (los de antes, los de siempre) conservamos los rasgos más allá de las técnicas y los adornos. Así los malos como los buenos. Pero también los buenos. Aferrémonos a eso. Propiciemos su crecimiento y su expansión.
    Le sumo a nuestro beso mágico habitual, un gran abrazo.

    • Es que nosotros, Vero, somos personas auténticas. Que no necesitamos ni de subterfugios, ni de engaños. Que asumimos lo bueno y lo malo que existe en nosotros, aunque intentamos que prevalezca lo uno sobre lo otro.
      Hacia ahí vuela el beso mágico del martes otoñal…

  8. Buenos días María:
    Tomo nota de este libro me ha llamado mucho la atención.
    En cuanto al barbarismo, yo creo que los humanos somos así por naturaleza y que nunca vamos a cambiar! me duele reconocerlo pero siempre habrán bárbaros y personas buenas no tengo dudas bella amiga.
    Por los siglos de los siglos amén ejeje
    Un abrazo fuerte de cine bella persona.

    • Si puedes, Carmeta, intenta leerlo. Es un libro muy actual, para leer de a poquitos.
      Como le he dicho a Albert, creo firmemente que hay personas anónimas en las que podemos poner nuestra esperanza. Y que están ahí alrededor, demostrando que no todos son bárbaros.
      Un beso, preciosa…

  9. El otro día me enseñaron una documental español de mediados de siglo en que se hablaba de tradiciones relacionadas con el toro, acababa de leer algo sobre el toro de Tordesilas y contaban en el docu que los toros podrían formar parte de la cultura íbera… mi conclusión, viendo las imágenes de los años 40, es que hemos cambiado muy, muy poco desde antes que llegaran los los colonizadores fenicios. Somos los mismos animales.

    • Veras que en algunas cosas, esta muy actual. Siempre ¡Claro! Bajo el prisma de quien lo escribe.
      Ya me dirás, que te parece.
      Si no lo encuentras, ya sabes, puesto a Chelo que lo encuentra todo.
      Un abrazo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s