Regresé… de Madrid

Siempre he creído que todas las ciudades tienen un alma escondida y que sólo la podremos descubrir paseando por sus calles, hablando con las personas que las viven y disfrutando de todo lo que nos ofrecen.

Y si además cuentas con una de esas personas que se enteran de todo lo que respira debajo de sus humos, de sus ruidos y de su caos, entonces la mejor experiencia está servida.

Yo, tengo esa suerte.

He visitado muchas veces Madrid, incluso viví en ella durante algún tiempo, pero me había olvidado de su vitalidad y energía. Esta vez, he vuelto a sentirla entre los lugares que he visitado y las personas con las que he compartida mis visitas y paseos.

Estuve en el Museo Reina Sofía contemplando “Fuego Blanco”, la colección de pintura moderna del Kunstmuseum de Basilea y aunque, tengo que decir, que no soy precisamente, una entendida en pintura, me pareció muy recomendable.

En el Centro Conde Duque, con Ouka Leele y su exposición “A donde la luz me lleve”, un homenaje a Asturias con unas fotos maravillosas, llenas de una belleza, intimista y onírica y, en algunos momentos sombría, pero que te transportan al verde húmedo del norte.

Y  ya para terminar mi recorrido, asistí en la sala La Cuarta Pared, a  una conversación entre Juan José Millás y el fotógrafo Jordi Socias. Dos personajes, casi entrañables, que nos regalaron dos horas de un diálogo interesante, divertido e inteligente.

Y luego, el Jardín Botánico, los paseos, las cervecitas disfrutando del sol aún pálido de primavera, las noches con ese misterio que me encanta, sus callejuelas, su historia y por encima de todo, el calor de los amigos.

Madrid, para mí, aunque demasiado grande, sigue siendo una ciudad fascinante.

“Anocheció Madrid que parecía

cubierto del cristal más transparente

que estaba amaneciendo de repente

con tanta claridad como de día.

Luces vivas sus calles repartía

poblando la ciudad, más que de gente,

de destellos de luz resplandeciente

que el aire embelesaban de alegría.

El cielo miró arder desde su abismo,

como un diamante en negro terciopelo

Madrid, alma encendida a su espejismo:

ciudad nocturna en urna de su hielo,

Narciso enmascarado de sí mismo,

y Eco, muda de asombro, el mismo cielo” (José Bergamín)

 

Anuncios

41 comentarios el “Regresé… de Madrid

  1. Estuve en Madrid el pasado septiembre. Mis padres eran de allí, aunque desde los 17 se establecieron en BCN y siempre hemos vivido aqui, a Madrid fui varias veces siendo pequeña y ultimamente tenia “mono” de ir, tengo allí una amiga y me dijo que fuese a su casa… no me hice rogar cuatro veces, los días que pasé fueron estupendos, con ganas de volver. Aunque tengo que confesar que soy totalmente Mediterránea, lejos de mi ciudad no pocría vivir. Un fuerte abrazo cierlo….

    • Hola Rosa,
      Es verdad, por bella que sea la ciudad, a nosotros los mediterráneos, si se nos quita el mar, parece que nos algo tristes.
      Pero, de vez en cuando, visitar una ciudad como Madrid, te hace descubrir que todas las ciudades tienen un encanto. Sólo hay que saberlo encontrar.
      Muchísimos besos.

  2. Hola María:
    Ya te echaba mucho, ya veo que estabas en un buen sitio, Madrid me encanta y tú me lo has hecho ver con tus letras, por algo dicen de Madrid al cielo verdad?
    Besos preciosa.

    • Hola Carmeta,
      Gracias por echarme de menos. Ya ves que estaba en un buen lugar. Mira que habré ido veces, pero esta ha sido muy diferente a las anteriores y he vuelto contenta.
      Besetes de esos muy fuertes…

  3. A Madrid se la ama a pesar de todo. Y mira que la maltratan quienes dicen quererla, y se aprovechan de ella, y quienes la desconocen y le asignan esa metonimia de poder y dominio. Pero en Madrid se oyen por igual todas las voces y sentires. Claro, ese Madrid que te enamora resiste y sobrevive a tanto facineroso.
    Ay, María, algo me ha saltado cuando he visto tu entrega.
    Un beso de cielo claro y aire limpio como un filo.

    • Ahí me he quedado yo, querida Emma, en ese Madrid que te enamora pese al ruido y al caos. Con sus rincones, donde aún se conserva cierto aire provinciano, que la aleja de esa voz que la considera orgullosa.
      Madrid, pese a todo, sigue siendo una ciudad acogedora y amable.
      Un beso, de esos que miran hacia el mismo cielo.

  4. Y yo estuve en Madrid el pasado Diciembre….
    Me encanto’ y , siendo que nunca la había visto , la encontré familiar y amiga!
    No mas pueda , volveré a visitarla!
    Tu post es precioso

    • Hola Anna,
      Y es que Madrid, como dije antes, es una ciudad que, pese a su grandeza, atrapa y enamora.
      Me alegra que te gustara, aunque yo no sea madrileña 😉 😉
      Un gran abrazo, amiga…

  5. A mí también me gustó “Fuego Blanco” y “Coleccionismo y modernidad” (también integrada en la colección del Kunstmuseumel).
    El Botánico está espectacular.

    Besos madrileños.

    • Hola Alberto,
      Yo vi una sola muestra, porque no quería tener que ir con demasiada prisa y ya ves que mi “programa” estaba bastante saturado.
      El Botánico está precioso y muy bien cuidado. Sus rododendros, son espectaculares.
      Besos valencianos, desde Barcelona 😉 😉

    • Estoy segura que mi mirada, coincide con la tuya y, como yo, te habrás quedado prendada de Madrid.
      Ahora sólo queda, hacer realidad esa mirada 😉 😉
      Muchos besos que no se detienen en mis ojos.

  6. “De Madrid al cielo”, jejeje, aunque esté feo que lo diga yo, una madrileña. Aunque, parece que la frase original no era así. Al parecer era “de Madrid, el cielo” y se le atribuye a Velázquez que, dicen que lo decía extasiado cuando veía atardecer desde la parte alta del Palacio Real.
    Me encanta tu escrito, María, porque además estoy de acuerdo en que todas las ciudades tienen alma.
    Besos de bienvenida.

    • Aunque seas madrileña, hago mía también esa frase. Que era sólo el cielo? Da igual! Tu ciudad tiene un encanto, que nada, ni nadie, le podrá robar.
      Besetes, sí, de esos míos.

  7. No hay nada como acercarse a la gente “de a pie” como decimos en Argentina; es decir a la gente que camina por las calles de cada ciudad a diario; ellos conocen cada rincón y cada historia de esos sitios para nosotros ajenos. Me alegra saber que has disfrutado tu viaje y que has regresado con nuevos bríos (por dios… esas últimas palabras dan buena cuenta de mi edad… mejor dejémoslo allí).
    Cariños.

    • Ja, ja, Borgeano, tienes razón, he regresado con nuevos “bríos”.
      Y sí, he disfrutado de mi viaje, porque he hecho, precisamente, lo que tú dices. Ir acompañada de una persona de esas que cada día viaja en metro o bus o camina simplemente. Por eso conoce el alma de la ciudad.
      Más cariños para ti.

    • Querido Josep, me concedes unas atribuciones fantásticas!!! Ya me gustaría que fueras un mago y se hicieran realidad 😉 😉
      Un besote, así de grande…

  8. Pues has estado en mi ciudad, María. Me alegro de que hayas disfrutado, en Madrid siempre hay algo que ver o que hacer aunque, a veces, como todas las ciudades grandes, agobia. Besos

    • Sí, Eva, he disfrutado mucho, porque aunque la había visitado muchas veces, esta ha sido un nuevo descubrimiento. Como si la ciudad deseara regalarme una visión totalmente diferente.
      Muchos besos, mi niña…

    • Me gusta que me digas eso, Tatiana. Barcelona no es mi ciudad, pero me siento orgullosa de ella y aunque sigo pensando que como Madrid, es demasiado grande, tiene rincones muy bonitos.
      Y de Gaudí, ¡qué decirte! siempre que contemplo alguna de sus obras, tengo la sensación de ver el sueño de un niño hecho realidad. Es una maravilla!
      Un besote y la próxima vez que vengas a ver a Gaudí, me lo dices 😉

    • Gracias Natalia. Siempre, cuando desaparezca, piensa que estoy por ahí de un lado a otro, pero que te recuerdo y también te echo de menos.
      Tu ciudad, es preciosa y amigable y ya ves, que he disfrutado mucho.
      Un besote de esos muy cariñosos.

  9. Me alegra que te haya gustado y no me extraña, porque es una ciudad muy acogedora. Yo pertenezco a esa mitad de los madrileños que procedemos de los lugares más dispares y que nos sentimos aquí como en nuestra casa.

    !Siempre bienvenida!

    Un abrazo grande desde MADRID

    • Me quedo con ese abrazo grande, Ramón.
      Esa idea siempre la he tenido, que Madrid acoge a todo el mundo y que los hace suyos como si hubieran nacido allí. Eso demuestra generosidad.
      Un abrazo cercano, desde la orilla del mediterráneo.

    • Y sabes, querida Feli, que en Madrid viven algunos de mis mejores amigos y que la ciudad guarda muchos y bellos momentos. Verdad?
      Un abrazote de esos de primavera…

  10. Me ha gustado mucho cómo describes tu paseo por Madrid. Yo vivo en Madrid, soy madrileña de adopción, y estoy de acuerdo contigo y con los comentarios del post en qué Madrid tiene algo que enamora a pesar de aquellos que nos lo ponen difícil.
    Otra cosa que te quiero comentar es que no te infravalores en materia pictórica. Si te ha gustado una exposición que te parece recomendable, recomiéndala sin complejos. El arte, cualquier arte, está para los que se emocionan con ello, sea música, fotografía o cualquier otro.
    Un abrazo y buen finde. ❤

    • Gracias magnoliae.
      No es difícil hablar de Madrid porque lo reúne todo para que desees siempre volver.
      Estoy de acuerdo contigo en que lo que nos gusta, para nosotros es lo bueno. Quizá por esa idea, se me ocurrió recomendar las exposiciones que he visto, aunque por si me leía algún purista, consideré hacer el comentario 😉 😉
      Muchísimos besos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s