Los días…

Las calles parecían recoger todo el brillo del sol que apenas asomaba por el este. Un aire cálido me envolvió con la suavidad de una bufanda tejida con cariño.

Hoy no era día de tacones ni de portafolios. Hoy era el día en que me reunía con él, con mi amigo especial.

Hoy era martes y era suficiente mirar el mar con su mano apretando la mía mientras la música volaba en mi cabeza y él fumaba su vieja pipa.

 

Feliz martes de otoño!!!

[Foto de Internet]

Anuncios

45 comentarios el “Los días…

    • Todos los días pueden ser especiales, Rosa, y aunque en algunos no lo encontremos, siempre queda la esperanza de que llegarán esos momentos únicos e irrepetibles.
      Un abrazo muy, muy grande.

  1. Agarrar una mano querida siempre se convierte en un momento especial y bello,

    Me gustó mucho “En clave de Pasión..”. Tu precisa pluma para describir esos paseos por Londres y los deliciosos relatos cargados de amor, nostalgia y afecto y como no, de desafecto… ese sentimiento que yo tanto exploro, me hicieron disfrutar de cada momento de lectura.
    NA: Gracias por la dedicatoria.
    Besos.

    • Hola Alberto,
      Para mí estrechar una mano querida es algo mucho más íntimo que casi cualquier otro acto de amor. Por eso ese puede ser un momento bellísimo.
      Gracias por lo que me dices de mi libro. Fueron cinco años en Londres y allí los escribí porque aquella ciudad, es cierto que me inspiró. Quizá porque encontré rincones preciosos y porque fueron momentos muy bonitos de mi vida.
      La dedicatoria, te la merecías 😉 😉
      Besetes desde aquí.

  2. Soñar y vivir eternamente sensibilidad e impregnar de ella cualquiera que fueran las letras. El mar toma azúcar y abandona la sal de sed ante tus propuestas.
    No falte mi beso.

  3. Generacions de filòsofs han polemitzat per donar una definició de la Felicitat, i vet aqui que tu Maria ho has aconseguit de una forma senzilla i encertada!
    Gràcies!

  4. “Hoy era martes y era suficiente mirar el mar con su mano apretando la mía mientras la música volaba en mi cabeza y él fumaba su vieja pipa”. Suficiente… ¿Y para qué más?

    Besos fuertes y feliz lo que queda de martes.

    • Sí, querida Emma. Algunas veces buscamos la felicidad en grandes cosas y si apreciáramos estos momentos, nos daríamos cuenta de que la felicidad la tenemos ahí cerquita, esperando ser descubierta.
      Muchísimos besos.

      • Eso es muy cierto, vaya… por descontado, además, atrae muchas más cosas, es tacto, caricias, cariño… y más… y, además, sienta bien a las dos partes…
        Fíjate lo que hace tan solo dar la mano… ¡ya ves, nos parece que no es nada, a veces, y son tantas cosas que si las colocamos juntas, son un montonazo!
        Gracias, también es agradable tenerte, un abrazo, María

  5. Bravo, María, bravo. En estos tiempos siempre es un derroche de felicidad poder coger la mano a alguien.
    Esa canción es para mi un himno … una de las mejores de mi baul de las causas perdidas.
    Un abrazo con olor a mediterráneo

  6. Estos días de otoño ,cuando despues de primeras lluvias y de frio, siempre viene una semana del tiempo tan aradable ,tranquilo y silencioso…en Rusia ese breve periodo se llama ” Verano de mujer” de mujer madura que despues de todas las lluvias de su vida tiene su caluroso verano. Muy tierno, Maria, como siempre. Un beso

  7. AQUI ESTOY, NO PODIA FALATAR A ESA CITA, PERO ME HA CESCOCERTADO PUES HE QUERIDO ENTRAR A ESTE POST CON OTRO TITULO. BUENO ESO PARA MI NO TIENE IMPORTANCIA, ESTA ESTÁ EN LEER TUS PALABRAS ESCRITAS. UN ABRAZO MARIETA

  8. soy fanático de Aute, días sin oírlo y me lo traen tus palabras….Maria…Maria…también decía una canción de Antonio Prieto, un cantante chileno de los años 60, esa vieja guardia de la que llamaron nueva ola. María, salta ya de ese retrato, yo desespero y me mato, mirando la foto de ti… Esa es la canción de un despechado.. Y tu allá, detrás de los siglos y los espacios, mientras hace 55 años un cantante loco lloraba por ti en Chile.

    • Me alegra haber traído para ti la canción de Aute. Porque en esta canción no existe el desencanto, tan solo la belleza como meta final. Y yo, detrás de los siglos y los espacios, te dejo aquí un abrazo que sepa despertar tu sonrisa y te haga feliz.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s