Un jueves y un poema…

A veces me da miedo

notar tu mano dibujando mi boca.

Miedo que traspasa mi piel y los cristales.

Y anida en las mentes, envidiosas.

A veces me da miedo

respirar lo que respiras.

Miedo que inunda mi mente y los suspiros

y convoca el fin de los sueños.

A veces me da miedo

soñar que se termina.

Miedo que ilumina la noche de presagios

y dibuja el fin.

A veces me da miedo

no ser contigo…

… inmortal.

 

Hoy es jueves y no debemos tener miedo… a nada!!! Porque el miedo nos impide conseguir lo que deseamos.

Así que vivamos la vida con pasión, sin miedo y, si es posible, con una sonrisa.

 

Anuncios

86 comentarios el “Un jueves y un poema…

  1. Precioso poema, María.
    Sí, el miedo siempre asoma en la vida, y dicen que es de sensatos sentirlo, pero también dicen que no hay que usarlo como freno, sino como motor o impulso para lograr los sueños.
    Feliz día. Un abrazo.

  2. Maria una forma molt encertada de definir la por!
    Hi ha però un fragment del Quijote, sobre la por que m’encanta i que m’atreveixo a incloure aqui. Perdona’m l’atreviment. Una abraçada!
    ” Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén. “

    • Querido Narçis,
      El miedo lo han definido muchos escritores y poetas, pero, sin duda, la definición que hace D. Quijote es perfecta. La sabiduría del loco, que no lo era tanto.
      Gracias por compartir con nosotros estas perlas de la literatura que siempre nos dejas.
      Un abrazo bien grande, amigo mío.

  3. “No conoceré el miedo. El miedo mata la mente. El miedo es el pequeño mal que conduce a la destrucción total. Afrontaré mi miedo. Permitiré que pase sobre mi y a través de mi. Y cuando haya pasado, giraré mi ojo interior para escrutar su camino. Allí por donde mi miedo haya pasado ya no quedará nada, sólo estaré yo.”

    Letania Bene Gesserit

    Dune, Frank Herbert

    • Recitaré la Letanía contra el miedo.
      Lo miraré a los ojos, lo asumiré y lo utilizaré para crecer, para elevarme por encima de él.
      Gracias, Mitxel, por esta preciosa Letanía.
      Mil besetes.

    • Gracias, Marina!
      Siempre podemos elegir. O retrocedemos o le miramos a los ojos y vivimos, Sabiendo que existe, pero que lo podemos dominar.
      Besetes, de esos que te dedico, mi niña.

  4. Mucha razón tienen las palabras que has escrito. Soy persona que lo que se dice “miedo”, no tengo, yo no se que palabra pondría… “aprensiva quizás”, pero para que sirve el miedo si sea lo que sea nos pasará igualmente????, disfrutemos un poco más de la vida.Besos…

    • Sí, querida Rosa, de eso se trata. Arrinconar el miedo o la aprensión e intentar vivir la vida tal cual nos venga. Disfrutando de los ratos buenos y haciéndonos fuertes cuando lleguen los malos.
      Besetes, mi amiga.

    • Entonces tus miedos, querido Antonio, estoy segura que irán disminuyendo, porque tú sabes mucho 😉 😉 y creo que seguirás aprendiendo siempre.
      Besetes, de esos que también quieren aprender.

    • Creo, Oscar, que es una de las sensaciones más maravillosas que podemos experimentar. La presencia que nos complementa y nos empuja a seguir bajo cualquier circunstancia.
      Besetes, de esos muchos para ti.
      Ah! Y la cena esa que tenemos pendiente, la tenemos que organizar pronto.

  5. Ese que describen tus letras es un miedo dulce, porque nos hace conscientes lo afortunados que somos en ese momento y entonces…entonces es mejor disfrutarlo intensamente como se saborean las cosas que sabemos que se pueden terminar…
    Muchos besos

    • Querida Leha, es el miedo a perder lo que más amamos, pero va unido al sentimiento de amor que te inspira y por eso, como dices, es un miedo dulce que incluso saboreas.
      Mil besetes, precioso ángel con alas.

    • Que me digas, querida Julie, que te gustó mi poema, me hace muy, muy feliz. Y sí, algunas veces nos da más miedo entregarnos al amor, que a la muerte, pero hay que perder ese miedo, porque de lo contrario, te niegas la vida.
      Besetes cercanos, cariñosos y dulces, amiga mía.

  6. El miedo también provoca una incertidumbre que nos mantiene vivos….el amor y ese miedo meloso…van de la mano. Precioso María.

  7. Miedo. Creo que felicidad y miedo van juntos. Precisamente por eso, por saber que hay un final; por eso… inmortal.

    Besos, linda, sin ningún temor.

    • Mi querida Emma, eso es lo que quería expresar. El amor y el miedo a la pérdida son dos sentimientos que caminan juntos y abrazados. Porque la pérdida puede venir desde muchos lados. Y de ahí, ese deseo de la inmortalidad.
      Besetes también para ti, lejos del miedo y cerca de mi cariño.

    • Hablar de la inmortalidad, amigo mío, es como expresar un deseo que sabemos que no se cumplirá, pero que desearíamos que así fuera, para conservar nuestro amor eternamente.
      Besetes, quizá ni eternos, ni inmortales, pero si, cariñosos.

  8. Huorgaldorion dice que el miedo mata la mente y yo estoy de acuerdo con el….
    Cuando logramos curarnos del miedo…nos damos cuenta de que esta es una gran verdad , y de que nuestra vida ha cambiado totalmente!
    El poema es precioso , María , mil gracias!

    • Hola Anna!
      Son preciosas las Letanías que nos ha dejado Huorgaldorión y además muy ciertas. Si enfrentamos el miedo y lo hacemos nuestro vemos que podemos hacer muchas cosas que antes ni hubiéramos pensado. Crecemos!!!
      Besetes amiga mía, desde la distancia próxima.

    • Querida Isabel, el miedo forma también parte de nuestro ADn, tienes toda la razón. Por eso debemos aprender a vivir con él de la misma forma que lo hacemos con nuestras emociones. Verdad?
      Gracias a ti por asomarte siempre a mi ventana con el mismo cariño.
      Besetes y hasta muy prontito.

  9. El miedo es el gran enemigo. No el miedo lógico y natural (miedo a caer de una gran altura, por ejemplo, el que nos ayuda a no cometer locuras innecesarias); si no el miedo inducido por la sociedad. “No te arriesgues porque puedes perder”; “No confíes porque pueden engañarte”; “No te enamores porque duele”; esos miedos son lo peor que puede pasarnos en nuestra vida. Cuando hace más de un año comencé este viaje recibí muchísimas muestras de apoyo pero, también, algunas señales de alarma “¿Estás seguro? Es peligroso”; ¿Cómo vas a viajar al azar? ¡Si ahora con internet puedes planificar todo, hasta comprar las entradas para los parques!”. Arriesgarme fue lo mejor que hice en mucho tiempo, lo he hecho siempre (aunque nunca tanto como ahora) y lo seguiré haciendo el resto de mis días. Arriesgarse es estar vivo. Arriesgarse, no cometer locuras (aunque alguna, de tanto en tanto, tampoco vienen nada mal). Arriesgarse, por último, en el amor, es el más delicioso de los riesgos. Pobres, pobrecitos los que viven a la sombra de la seguridad…

    Abrazos.

    • Sí Borgeano. Aunque no nos demos cuenta, el miedo es un gran enemigo. En nombre del miedo dejamos de hacer cosas que nos impiden alcanzar, algunas veces, nuestros sueños. La sensatez es importante porque nunca hay que arriesgar a tontas y a locas, pero hay algunos riesgos que nos dejan tan grandes satisfacciones, que ha valido la pena correrlos. Y si hablamos del amor, entonces es casi necesario enfrentarte a los miedos que derivan de él, ya que el amor lleva unida una importante incertidumbre.
      Creo firmemente que hay que enfrentar los miedos para poder sentir la vida. O por lo menos, intentar que no te frenen demasiado.
      Tú eres un ejemplo claro.
      Besetes, querido, de más allá del mar que nos une.

    • Gracias, Oscar! Creo, como tú, que es muy difícil no tener miedo a nada. Es más, me parece que no es del todo malo si lo sentimos, porque el miedo, a veces, es un trampolín que nos impulsa para conseguir algunas cosas. Aunque, si además, tenemos una compañía que nos abraza y arropa frente a esos miedos, entonces ya es la felicidad.
      Besetes felices de contar aquí contigo.

    • El miedo nos impide hacer demasiadas cosas, querida Maribel, por eso hay que mirarle de frente y actuar. Es la única manera de poder hacer muchas cosas que deseamos.
      Besetes dulce y salados.

    • Sí, Francisco. Un poco de miedo nunca es malo, pero no hay que dejar que nos paralice e impida que cumplamos nuestros deseos. Más bien hay que hacerse amigo de él porque es parte de la vida. ¿Quien no tiene miedo de algo? 😉 😉
      Besetes, amigo.

    • Gracias, Ramón.
      Si he sido capaz de recordarte un bello poema, creo que ya ha valido la pena dejarlo aquí para vosotros.
      Leeré “Hicimos de la….”
      Besetes en domingo emocionante.

    • Gracias por esa goma de borrar que me regalas. La gente cariñosa que te rodea, ayuda siempre a enfrentar los miedo.
      Ya te echaba de menos, mi niña.
      Besetes de recuerdo.

  10. Pingback: EL VIERNES DE POESÍA CON MI MARÍA – Reflexiones al borde de los cuarenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s