Viajar…

Cuando la tarde moría a golpes de segundos y los últimos rayos de sol iluminaban los adornos dorados del tren de madera que me alejaba de Soller, recordé esta frase:

¿Viajas para revivir tu pasado?  -era en ese momento la pregunta del Khan, que podía también formularse así: ¿Viajas para encontrar tu futuro?

Y la respuesta de Marco: 

El otro lado es un espejo en negativo. El viajero reconoce lo poco que es suyo al descubrir lo mucho que no ha tenido y no tendrá (Italo Calvino, Las Ciudades Invisibles).

Y me di cuenta de que había viajado hasta allí para recuperar esa parte de mi pasado que recordaba brillante, luminosa, como todo aquello que el paso del tiempo dota con una belleza que, como en la mayor parte de los casos, no era como la imaginamos,en la distancia que crea el tiempo.

Cerré los ojos y extendí la mano, La tuya se encontró con la mía. Y allí estaba mi futuro. Lo vi escrito en tus ojos. Siempre había estado, desde el primer día que te conocí. Y te amé de nuevo. Nuestra historia no tenía esa belleza brillante y luminosa. Nuestra historia crecía entre luces y sombras. Entre risas, lágrimas, enfados y desencuentros. Pero crecía con toda la fuerza que surge de un amor que iba más allá de la belleza, de la fantasía. Que iba más allá del propio amor.

Sentí que nada me había defraudado en este viaje por la vida. Estabas tú. Y Marco, en este caso, no tenía razón, yo, en este viaje, he descubierto lo mucho que he tenido y lo que tendré.

Hoy es lunes, lunero… que el día os sonría a todos.

Anuncios

59 comentarios el “Viajar…

  1. Hola a todos los que me habéis comentado. No sé qué cosa rara he hecho, que me ha desaparecido la entrada y los comentarios, así que disculpad, por favor, que no os pueda contestar.
    Gracias a todos <3<3<3

  2. Y querías que nos perdiéramos algo tan bonito, hay una frase que me ha cautivado.
    “Nuestra historia no tenía esa belleza brillante y luminosa. Nuestra historia crecía entre luces y sombras.”
    Besos.

  3. Antes dejé un mensaje y ahora no está… No sé lo que pasó. Pero bueno, te decía que me gustó haciendo un juego de palabras entre el pasado y el futuro y sí, lo que importa es ahora que te llegue mi comentario, las palabras también viajan… y se esconden y vuelven y vuelan. Un abrazo grandote amiga.

  4. No veo aqui tu comentario, Josep, pero solo te puedo decir, a mi vez, que eres uno de esos regalos que voy a conservar para siempre.
    Un besete, de esos, ya tu sabes!

  5. Ayyy, María, qué bonito lo que has escrito. Es que el amor de verdad es así, con esas mezclas, lo otro es para las películas o las canciones.
    Un beso y que siga creciendo ese amor real y bello.

    • Eso es lo que quería expresar, Paloma. El amor, nunca es perfecto, pero lo perfecto del amor es que, pese a todo, puede crecer con intensidad y fuerza hasta llegar a la eternidad.
      Muchos besetes, mi niña.

  6. Viajar al pasado es bueno para comprender si lo sigues mirando de la misma manera o cambió tu mirada como algunas veces pasa. De niño se ve de una manera , gracias por esta entrtrada, besss

  7. Casualmente estoy trabajando en un libro sobre el viaje (en general, como tópico a seguir) y sobre mi viaje (en particular, desgranando algunas de las experiencias que he tenido en el camino). Tu entrada me dibujó una sonrisa por lo precisa y por lo ajustada que se encuentra, en cuanto al tono y al sentido, a lo que estoy escribiendo en estos momentos.

    Un fuerte abrazo viajero.

    • Ya ves, Borgeano, algunas veces la distancia física no impide que nuestras mentes y corazón transmitan lo que deseamos, lo que queremos, lo que vivimos. Tú y yo, coincidimos en ese viaje de la vida.
      Me encanta haber dibujado una sonrisa.
      Un abrazote que vuela.

  8. Hermoso, María. Mi vida es un constante viaje y creo firmemente en ello: si viajas al pasado encontraremos verdades, miraremos lo que no había sido visto para darnos cuenta lo que hay allí adelante. A veces, es sólo cuestión de “estirar la mano”.
    Hermosa tu reflexión. Abrazos infinitos 🙂

    • Gracias, Poli, mi niña!
      Pienso como tú, que la vida es un largo viaje. Si miramos hacia atrás, que sólo sea para aprender de lo que hicimos o para disfrutar de los recuerdos. Pero vivir en el presente, porque ahí es donde está nuestro futuro.
      “Estirar la mano” y comprobar que en el camino, nunca estamos solos, aunque a veces lo pensemos.
      Me quedo con tu abrazo infinito y yo te dejo mi cariño cercano en la distancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s