Pues sí…

Ayer, de madrugada, terminé el libro que estaba leyendo (La función perdida de María García-Lliverós) y no sé si por el contenido del libro o simplemente porque sí, me vino a la cabeza una frase que me parece recordar que es de Keynes.

“Sólo se puede vivir la vida de dos formas distintas; no creyendo en los milagros o pensando que… toda la vida es un milagro”

Y ahora imagino que pensaréis que eso de los milagros es una tontería. Pues sí, creo que los milagros tal y como los entendemos, pueden ser vestigios de una educación que nos ha hecho creer en demasiados dioses y cielos.

Pero… ¿y esos otros milagros?

Esos que se producen cada mañana cuando el sol nace y pinta el cielo de rojo o cuando la lluvia dibuja senderos en los cristales y hace brillar las farolas.

Esos que nos hacen volar cuando bailamos apretaditos con la persona que amamos o cuando nos despertamos a su lado y envueltos por sus brazos cada mañana.

Los que se reflejan en los ojos de un niño cuando le llevamos al país de las hadas y los dragones o le hacemos sonreír.

La calidez del  mar  en un día de verano, el reflejo de la luna sobre sus aguas, la fuerza de la tempestad.

El cielo desde lo alto de la montaña, la serenidad y el silencio, los árboles, las flores.

La compasión, la dulzura, la fortaleza, la sinceridad, el valor, la amistad, el deseo.

¿No son pequeños milagros que nos acompañan cada día? Pues esos son los milagros en los que creo.

Feliz comienzo de fin de semana a toditos, todos.

Anuncios

39 comentarios el “Pues sí…

  1. Lo bueno es tener las ventanas abiertas para vivir esos milagros; sobre todo si compensan la infinidad de motivos que a diario nos sirven en bandeja y nos hacen pensar que la estupidez humana no tiene límites.
    Un beso fuerte, milagro de esta hora de la mañana, y de tantas.

    • Las ventanas siempre tienen que estar abiertas, porque a través de ellas nos llega todo lo bueno del mundo que, a pesar de todo, creo que supera la estupidez humana.
      Un beso cercano, Alfonso.

    • Tienen muchos nombres los pequeños milagros, pero todos lo son y, por supuesto hay que estar atentos para que no se te escape ni uno.
      Feliz sábado, Chelete y mil besos.

  2. Los milagros son exactamente esos que cuentas….y otros muchos que se escriben de la misma manera….y respetando a todos y a cada una de las creencias pienso que aquellos que no lo perciben como tal….se pierden un poquito de la magia..de esa que llaman vivir intensamente ….Un abrazo inmenso….con los acordes de Cohen….ya sabes…no lo puedo remediar

    • Si, mi alitas, hay que estar muy atentos porque es muy fácil que perdidos en sueños imposibles, dejemos pasar esos instantes mágicos de felicidad absoluta, que aunque cortos, son mágicos e intensos.
      Mil besos, Leha!

  3. El keynesianismo es una teoría económica propuesta por John Maynard Keynes, plasmada en su obra Teoría general del empleo, el interés y el dinero, publicada en 1936 como respuesta a la Gran Depresión de 1929. Está basada en el estímulo de la economía en épocas de crisis profundizando mas la crisis.

    La economía keynesiana se centró en el análisis de las causas y consecuencias de las variaciones de la demanda agregada y sus relaciones con el nivel de empleo y de ingresos.1​ El interés final de Keynes fue intentar dotar a las instituciones nacionales o internacionales de poder para controlar la economía en las épocas de recesión o crisis. Este control se ejercía mediante el gasto presupuestario del Estado, política que se llamó política fiscal. La justificación económica para actuar de esta manera parte, sobre todo, del efecto multiplicador que, según Keynes, se produce ante un incremento en la demanda agregada.

    Las escuelas monetarista y austríaca han intentado refutar el keynesianismo, sin embargo, éste sigue aplicándose en la mayor parte del mundo, y cierta parte de los economistas más influyentes del mundo son reconocidos keynesianos, como Paul Krugman y Joseph Stiglitz.

  4. Un pequeño milagro es lo que me pasó el otro día, como cuento en mi último post, fui a la montaña y me olvidé de todo durante minutos, me sentí integrada en el paisaje y sentí que podría quedarme allí para siempre, sentí una paz que creo nunca había sentido…
    Hay otros milagros que por más que lo he deseado no se han cumplido, así que solo creo en el milagro de cada día, amanecer y vivir lo que se presente.
    Un abrazo, María, es muy lindo lo que has escrito.

    • Si, Estrella, hay grandes milagros, pero esos pequeños, diarios, íntimos y cercanos, hay que celebrarlos y vivirlos porque son auténticos regalos.
      Un abrazo muy grande.

  5. Yo también, María, es mi principal objetivo junto al no te rindas y otros que supongan cantarle a la vida.
    Feliz noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s