Dejarse llevar…

Ya casi hace un mes que empezó el nuevo año y con él se han puesto en marcha los proyectos, los planes, las nuevas ideas que se escribieron en una lista cuando los últimos días del año saltaban del calendario.

Este año va a ser diferente. Hablo de mí ¡Claro! Porque este año me voy a dejar llevar. Nada de esperar grandes cosas, ni hacer muchos planes.

Que fluya la vida sin poner ninguna traba en su camino.

Dejaré que los amigos que quieran quedarse conmigo, se queden y los seguiré queriendo como lo he hecho hasta ahora. O quizá más, si es posible. Me resignaré a la pérdida de aquellos que decidan marcharse después de haberse dado un paseo por mi vida y  los seguiré queriendo, sino como un presente, como un bonito recuerdo.

Escribiré con la misma pasión y entusiasmo, pero no me pondré plazos, ni entregas, ni obligaciones. Disfrutaré con la creación, con el personaje, con la página en blanco y con la inspiración y sin ella. Escribiré porque es parte de mi.

Voy  a disfrutar de cada día, con la sensación de que estreno sus horas y que ellas están llenas de momentos para vivir sin que yo tenga que buscarlos.

Me dejaré llevar por el río de la vida disfrutando de la suavidad de la corriente y sin oponerme a ella.

Sí, sin planes, sin proyectos, sólo disfrutando del viaje.

19 comentarios el “Dejarse llevar…

  1. Ese dejarse llevar es de lo más placentero. Recuerdo con verdadera nostalgia aquellos veranos adolescentes y de río en los que me dejaba llevar por la corriente veloz de los chorros que formaba la presa bajo la que nos bañábamos. Además, María, si dejabas el chorro, te veías en un remanso en el que descansabas antes de continuar nadando. Buenos días y un beso.

    Le gusta a 1 persona

  2. A eso le podemos llamar Serendiìa. No esperar nada, pero disfrutar de lo que venga como si fuera algo nuevo por descubrir.
    Por cierto, si me lo permites, seguiremos el viaje juntos, a ser posible, no en el mismo tren, sino en el mismo vagón.
    Besos.
    😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

  3. Aquí me tienes, María. Precisamente por dejarme llevar, me he metido en un lío del que no sé cómo salir. He personificado demasiado a algunos de mis personajes y el final se me resiste. He escrito tres páginas en los últimos diez días, cuando antes escribía de dos a tres páginas diarias. Intento estimularme para que las ideas fluyan, pero eso sólo me causa dolor.
    Siento que la inspiración me ha abandonado y no sé si va a volver.
    Mucha suerte en este nuevo año 🙂
    Un abrazo.

    Me gusta

  4. Hola, Pablo. Ya te echaba de menos!!!
    No quiero que me digas que la inspiración te ha abandonado y que no va a volver, porque no es así. Uno de los motivos de mi entrada es ese. El año pasado tuve momentos de crisis de inspiración y eso me desesperaba, por eso este año me he propuesto tomarlo con tranquilidad, porque estoy segura que eso, precisamente, es lo que me produce el bloqueo.
    Relájate, deja tu proyecto durante un tiempo y verás como la inspiración fluye de nuevo. No se ha ido, tan solo está dormida.
    Escribir tiene que producir placer y nunca dolor. Verás como encontrarás el camino para terminar tu obra.
    Un abrazo grande, grande y adelante paisano!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.