El amor como poema. ‘Mientras la vida soñaba’, de María G. Vicent.

Alfonso, al que admiro como escritor y persona, me regala esta entrada que no sé si me merezco, pero que le agradezco como uno de mis más queridos seguidores del blog.

Gracias, Alfonso, ya sabes… hagamos de la vida un poema y de nuestros sueños una realidad.

1278419929Dicen los expertos que en la lírica el yo poético se impone a la realidad, diría que al mundo, la vida, la naturaleza… Lo otro no crea ni da forma al yo del poeta sino que es este el que se impone y modela la realidad y la convierte en su realidad, la única que conforma el poema.

Partiendo de esta premisa, me enfrento, en el mejor sentido de la palabra, a la poesía de María G. Vicent (María en lo sucesivo), toda ella poseída, atravesada, abarcada, abrazada por el amor. Al amor se someten los símbolos que María crea: agua, mar, luz, manos, labios, noche… todos ellos no son como son: están supeditados al amor, forman parte del amor, son amor.

Pero también nos cuenta una historia. Porque María, en los cincuenta y un poemas que forman Mientras la vida soñaba, nos ofrece un solo poema de amor…

Ver la entrada original 269 palabras más

10 comentarios en “El amor como poema. ‘Mientras la vida soñaba’, de María G. Vicent.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.