Desde la terraza… Cambió el tiempo

He cogido el café y me he sentado en la terraza. Un solecito suave trepaba por los almohadones del sofá y he cerrado los ojos disfrutando del silencio. Siempre con la sensación de que ese silencio no va a ser duradero. Porque todo a nuestro alrededor se ha convertido en un auténtico grito. De repente, somos libres. Y yo, que durante mucha parte de mi vida me he preguntado qué significa ser libre, hoy descubro lo que es la libertad. Y lo cierto es que me ha sorprendido bastante su definición. Ahora va a resultar que no hacia falta tanta pregunta, ya que ser libre significa “salir a tomar cervezas y calamares”.

Y yo que pensé que la libertad empezaba en nuestra mente.

Pues vaya pérdida de tiempo la mía. Porque eso de tomar cervecitas es algo que llevo haciendo hace mucho, mucho tiempo. Es cierto que últimamente no he podido (no hemos podido) tomarla en un bar, pero oye, la he bebido en mi casa y tan ricamente. Y os confieso que no me he sentido menos libre por eso. Lo que me he sentido ha sido solidaria con las personas mayores, con los sanitarios, con los que han estado protegiendo nuestra vida. Y a partir de ahora esa solidaridad la voy a extender a todos los que se mueven por la hostelería. Van a caer muchas cervezas para brindar por estar viva y también brindaré por todos aquellos que no lo consiguieron.

Se ha nublado el cielo en mi terraza, la lluvia empieza a caer con fuerza. Es tiempo de lectura y de reflexionar sobre el significado de la palabra “libertad”.

29 comentarios en “Desde la terraza… Cambió el tiempo

  1. Qué bonita reflexión… Espero que con el tiempo, cuando la pandemia pase o se domine, no nos olvidemos de que aquella cerveza (o café) al lado de una ventana lluviosa (o en un balcón soleado), en un momento de silencio, es lo único que a veces necesitamos. Salud!

    Me gusta

    1. Hola Paula,
      Todo es tan simple como lo que dices. Una buena tarde (o mañana, o noche), una cerveza (o un café) y la soledad elegida, es lo mismo que alcanzar una parte del paraíso. Así de simple.
      Un abrazo y salud.

      Le gusta a 1 persona

  2. No hace falta comentar más, Maria. Lo has dicho todo en tu reflexión, que comparto. Si los grandes filósofos y pensadores de la historia levantarán la cabeza!!! A algunas y a algunos de los que vocean sus “verdades” demuestran su desnudez mental. O aún piensan eso, de que al pueblo hay que darle pan y circo, o dígase cañas y toros. Por desgracia aún parece que la fórmula funciona.
    Un abrazo enorme y libre, querida,

    Me gusta

    1. Y tanto, querida, si levantaran la cabeza se iban a morir del susto. Todos intentando comprender su significado y ¡ya ves! lo simple que era. Vivir para ver.
      Muchos besos y abrazos…

      Me gusta

  3. ¡¡Qué bonito escribes, María!! Mi hijo es sanitario… enfermero de planta Covid y de Urgencias en este último año horribilis y sabes qué ¿¡?! Yo siempre he entendido que aquella frase tan manoseada de “la libertad bien entendida empieza donde acaba la mía” era sólo un dicho, una de tantas frases bonitas que utilizamos a diario pero que la mayoría de la gente no se para a sacarle el verdadero jugo… Sin embargo en este último año esa frase debería haberse convertido en un tatuaje vital y mental para todos y no lo ha sido, María… pena me da… no lo ha sido porque los egoístas, borregos y estúpidos de toda la vida se han convertido en más egoístas y estúpidos y aborregados que nunca enarbolando la palabra libertad a diestro y siniestro sin haber llegado a pensar ni un por un momento siquiera en otra libertad que no fuera la suya propia, la de los demás les ha importado un bledo… aquello de ande yo caliente y ríase la gente (ande yo libre aunque los demás con mi libertad estén atados de pies y manos y encarcelados en las celdas que les he construido yo con mi libertad mal entendida)… No hemos podido decidir qué hacer con nuestra “libertad” porque los demás han decidido por nosotros, y con los demás no hablo de nuestros políticos o legisladores, que tampoco es que hayan atinado mucho, la verdad, sino nuestros conciudadanos, nuestros vecinos… con sus ganas de tomar cervezas y de salir a la calle a hacer cualquier cosa que les pudiera dar “libertad emocional” han coartado nuestra propia libertad de salir a los demás aunque fuera a hacer la compra o a trabajar… es un poco lioso de explicar pero ha sido más difícil aún de vivir… Gracia me han hecho los que han salido a la calle a gritar “somos libres” al final del estado de alarma cuando todavía hay cientos de personas ingresadas en uvis enganchadas a respiradores y probablemente sin haber sido libres en ningún momento de elegir si quería estar ahí o no… ¡¡¿Qué deberían entonces gritar esos enfermos cuándo se recuperen (si lo hacen, claro, y no terminan en el cementerio)!!? La mente humana, María, es demasiado facilona (se vende barato) y poco selectiva, sobre todo aquella de los que se han creído NO LIBRES porque se les ha pedido que se abstengan de realizar ciertas actividades “peligrosas” durante un tiempo… sigo pensando que el virus no debería haber sido tan invisible y deberían haber sido “bombas” que cayeran del cielo, de esas que si sales y te pillan te matan en el acto, visibles, grandes, estruendosas, contundentes e inapelables… sal, amig@, sal a tomarte una cervecita que igual es la última y no vuelves porque en el umbral de tu casa te va a caer un obus del tamaño de una campana de iglesia que te va a atronar por siempre jamás… ha sido todo demasiado “fácil” a pesar de las dificultades, demasiado “silencioso” a pesar del ruido, demasiado poco “letal” a pesar de las muertes, porque les ha tocado a los NO LIBRES… No es justo, lo he vivido y lo sigo viviendo a diario en silencio y en el fondo de mi corazón con mi hijo y siento que en esta pandemia yo sí que he perdido algo de mi libertad personal, mi libertad de volver a ver las cosas con los ojos de antes y que creo que difícilmente recuperaré… Es duro, sigue lloviendo sobre mojado y la gente sale sin paraguas porque la sombrilla les quita libertad de movimiento… ¡¡ Un abrazo enorme, María !! Te admiro profundamente y tú lo sabes (al igual que todos los que te seguimos)… Feliz primavera….

    Me gusta

    1. Mi querida Ana, entiendo muy bien como te sientes. Tú has vivido de cerca este horror a través de tu hijo. Yo no he tenido ocasión de hacerlo de esa forma, pero, si que he sentido esa sensación de impotencia al darme cuenta de que había muchas personas que no hacían suya esa frase “tu libertad empieza donde acaba la mía” Bonita frase para recitar como un loro, pero que muchas personas ni se han parado a pensar en su significado. Me ha indignado profundamente esas personas que han salido a gritar libertad sin ningún respeto por los que se han ido, por los que aún siguen llenando las UCIS, por los que se han dejado su salud para preservar la nuestra. Y mucho más cuando a la única conclusión es poder ejercer su derecho a salir a tomar “cervezas y calamares” No hemos aprendido nada y lo peor es que me temo (y soy profundamente positiva) que no lo vamos a llegar a aprender. Porque después de todo lo que nos ha caído nuestra única necesidad vital era esa gritar “ya somos libres”. Pero… ¿Qué c… libertad cuando hay personas que se han ido, que siguen sufriendo, que han restringido su libertad porque vosotros no habéis restringido la vuestra? Te entiendo bien, amiga, porque después de esto que nos ha tocado vivir, no nos será fácil vivir nuestra libertad (la nuestra) tal como la hemos hecho hasta ahora. Tendremos que mirar hacia dentro y volver a recomponer nuestra visión de la vida. No será fácil, pero lo haremos porque así lo hemos hecho siempre y tenemos un corazón que nos va a responder. Gracias por tus palabras tan sinceras. Estoy aquí, contigo. Que sea una preciosa primavera. Nos lo merecemos ¿verdad? Un abrazo enorme, enorme y cercano.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .