FELICITAS REBAQUE o la belleza de la profundidad en… “Adopta una Autora”

El objetivo del proyecto Adopta una autora es dar a conocer la vida y obra de escritoras pertenecientes a todas las épocas, nacionalidades, lenguas, géneros literarios y formatos de lectura. Para ello, una persona adopta a la autora de su elección para hablar de ella todo lo que pueda y más”

thumbnail_adopta_una_autora_encabezado

Este es el objetivo de Adopta una Autora (https://adoptaunaautorablog.wordpress.com)

Y yo no dudé ni un instante en sumarme a este proyecto que es una bonita iniciativa de un grupo de mujeres, ni tampoco dudé en adoptar a Felicitas. No solamente por el hecho de que es una buena amiga, sino porque  su trayectoria como escritora es intensa, dedicada y de una profundidad que conmueve y provoca la reflexión.

Foto Feli

Felicitas Rebaque nace un día de febrero en Tudela de Duero, Valladolid y allí permanece,  hasta que las circunstancias de la vida y el amor, la hacen trasladarse a León, donde vive en la actualidad.

Diplomada en Magisterio y en Enfermería  su vida profesional está alejada de la escritura, pero es para ella una fuente inagotable de historias que lleva al papel mostrándonos personajes interesantes y llenos de vida.

Quizá por su origen castellano, su forma de escribir es directa, libre de disfraces y con una profundidad que cala hondo en nuestras emociones.

Sus personajes fuertes, pero dotados de humanidad y ternura, podríamos encontrarlos en cualquier momento de  nuestra vida, pero Felicitas además, nos sumerge también en otro tipo de historias, las que indagan en la fantasía y la magia.

Como ella ya os ha contado, nos conocimos haciendo, por Internet, un curso en la Escuela de Escritores de Madrid  donde  colaboró en tres libros junto a otros alumnos de la Escuela. Y desde el primer momento en que leí sus relatos capté la imaginación, profundidad, facilidad para escribir, ternura y belleza que contienen sus letras. Se diría que plasma sobre el papel todo aquello que como gran persona y observadora de la vida, siente en su interior.

Felicitas Rebaque, es lo que escribe, sin duda.

Su trayectoria como escritora es larga y rica y la comenzó en el año 2003 colaborando con el periódico “El Mundo De Valladolid”

Vicesecretaria de la Asociación de Escritores Noveles (AEN) y Delegada en Valladolid, durante varios años en los que promovió Certámenes  como “Cuentos de Hospital” y “Certámenes de Narrativa”.

Posteriormente publicó su primer libro de relatos “La Libélula”, con la Editorial Letra Clara.

En colaboración con otros autores participó en  “Así os ponemos los cuernos las mujeres”,  “En Babia y en Luna” y en “La Navidad cuenta”.

Y volvió de nuevo en solitario con “El Latido del Agua” de Editorial Everest, “Espantapajarón” de Editorial Leer-e, “Nuevos cuentos castellanos viejos” y “Nuevos cuentos castellanos viejos II” con la Editorial Lobo Sapiens.

En la actualidad, compagina la literatura infantil y juvenil con la narrativa para adultos.

Con esta entrada he querido dar a conocer una pequeña parte de Felicitas Rebaque, una escritora que dice de ella misma “Soy un reflejo de mis historias, si no escribiera sería un reflejo de mí misma”. 

Por eso a través de sus relatos, de sus novelas, percibimos a la mujer abierta, sensible, imaginativa, luchadora y tierna que no puede dejar de ser fiel a lo que quiere y siente.

Felicitas Rebaque es una escritora en estado puro a la que tengo la alegría de conocer y querer.

En sucesivas entradas os iré contando, poco a poco, lo que encierran sus obras, pero si la queréis conocer un poco más, de momento podéis echar una mirada a su blog Entre la soledad y el aplauso (https://felicitasrebaqueblog.wordpress.com).

 

Anuncios

Pues sí…

Ayer, de madrugada, terminé el libro que estaba leyendo (La función perdida de María García-Lliverós) y no sé si por el contenido del libro o simplemente porque sí, me vino a la cabeza una frase que me parece recordar que es de Keynes.

“Sólo se puede vivir la vida de dos formas distintas; no creyendo en los milagros o pensando que… toda la vida es un milagro”

Y ahora imagino que pensaréis que eso de los milagros es una tontería. Pues sí, creo que los milagros tal y como los entendemos, pueden ser vestigios de una educación que nos ha hecho creer en demasiados dioses y cielos.

Pero… ¿y esos otros milagros?

Esos que se producen cada mañana cuando el sol nace y pinta el cielo de rojo o cuando la lluvia dibuja senderos en los cristales y hace brillar las farolas.

Esos que nos hacen volar cuando bailamos apretaditos con la persona que amamos o cuando nos despertamos a su lado y envueltos por sus brazos cada mañana.

Los que se reflejan en los ojos de un niño cuando le llevamos al país de las hadas y los dragones o le hacemos sonreír.

La calidez del  mar  en un día de verano, el reflejo de la luna sobre sus aguas, la fuerza de la tempestad.

El cielo desde lo alto de la montaña, la serenidad y el silencio, los árboles, las flores.

La compasión, la dulzura, la fortaleza, la sinceridad, el valor, la amistad, el deseo.

¿No son pequeños milagros que nos acompañan cada día? Pues esos son los milagros en los que creo.

Feliz comienzo de fin de semana a toditos, todos.

MARÍA G. VICENT…la sensibilidad hecha palabra en “Adopta una autora”

Como comprobareis, una gran amiga…

ENTRE LA SOLEDAD Y EL APLAUSO... ESCRIBO

thumbnail_Adopta_una_autora_encabezado

Esta entrada está dedicada a María G. Vicent. Muchos ya la conocéis, pero para los que no, en esta y en publicaciones sucesivas, iré dando a conocer reseñas de su vida y de sus obras. Para mí, es muy fácil porque compartimos amistad y vivencias desde hace muchos años, y la conozco muy a fondo. Estas reseñas se publicaran así mismo en la página web de “Adopta una autora”. Una iniciativa estupenda de un grupo de mujeres que crearon este proyecto para dar a conocer vida y obra de escritoras

https://adoptaunaautorablog.wordoress.com.

Pero comencemos con MARIA G. VICENT.

Maria G.

“Buscadora de letras, de sueños… amante de la vida y exiliada de la tristeza” Así se define María G. Vicent, una valenciana afincada en Barcelona desde hace… desde que encontró reflejado en el azul de sus ojos al hombre de su vida.

Su trayectoria profesional transcurrió por otros derroteros muy alejados de la literatura…

Ver la entrada original 473 palabras más

Y así me lo contó…

En una de las primeras tardes del verano. Cuando bajo las ramas de un sauce centenario nos protegíamos del sol que caía como una lluvia de oro sobre sus hojas. Apoyaba su cabeza, ya cubierta de cabellos blancos, sobre la lona de la hamaca, mientras con los ojos cerrados me contaba aquella historia de amor que yo pensaba que no podía existir.

¿Sabes, mi niña?, me dijo, yo nunca fui creyente. Vi, sufrí, oí, tantas cosas mientras las manos se juntaban en una plegaria y las cabezas se cubrían con velos que sólo ocultaban la hipocresía, que llegué a la conclusión de que aquel Dios, no era mi Dios, ni era para mí aquella vida en un cielo que duraría toda una eternidad.

Pero pasó el tiempo y él llegó a mi vida, y la vida pasó mientras envejecíamos. Ahora él se ha ido y yo vuelvo a pensar en esa eternidad que nos prometieron y…

¿Sabes, mi niña? Mi único temor es llegar al lugar que sea, un cielo u otra vida y que no pueda compartirlo con él. Sería como vagar sin corazón por toda la eternidad.

Sus manos descansaban sobre la falda y el pecho subía y bajaba como si en cada respiración cupiera toda su larga vida.

Las hojas se balanceaban con la brisa suave, el sol se escapaba pintado de rojo y el silencio se extendía en el aire como una sábana recién lavada.

En mi cabeza una pregunta… ¿podría un amor existir toda la eternidad?

Feliz miércoles, amigos!!!

 

Pasa el tiempo…

Y aquí estamos de nuevo. Nos encontramos en el mismo momento en el que estábamos hace un año y de la misma forma nos deseamos felicidad.

Vuelvo la vista atrás y no niego que me roza la nostalgia. La nostalgia de las personas que se han ido, de las que se han alejado más allá de mi cariño, de los instantes que hubiera querido hacer eternos y que al fin han resultado más efímeros que el vuelo de una mariposa, del tiempo que ha pasado tan rápido que sólo ha sido como un trazo en el aire, de las palabras que busqué y que nunca pude llegar a encontrar a lo largo de este año que se aleja.

Pero también la añoranza es fugaz y no puedo dejar de sonreír cuando pienso en los nuevos amigos, en las conversaciones, en lo que he aprendido, en lo escrito, en lo que aun queda por escribir, en el cariño recibido, en la mano que ha estrechado la mía, en la mirada amorosa, en las palabras comprensivas, en los paisajes descubiertos, en las copas en torno al fuego de la chimenea, en la poesía, en las lágrimas derramadas por un dolor que no es tuyo pero es como si lo fuera, en la vida que ha sido más que generosa.

Más allá de la ventana hay demasiadas personas sin hogar, sin afecto, sin futuro y sin esperanza. Personas para las que no existe el brillo de las luces.

Por eso y desde mi cariño, sólo os puedo desear que para el tiempo que llega, viváis la vida con toda la intensidad posible porque tenemos la suerte de los privilegiados.

Sed felices, intentad serlo y si esa felicidad sólo dura un segundo… ya es suficiente.

A por otro año, queridos, aquí os dedico mi sonrisa que es lo mejor que creo tener.

Y por supuesto, os dejo con la música… había pensado en un tango, pero es mejor la compañía dulce de Astrud mientras voláis hasta la luna.

Me dijeron…

¿Serás capaz de escribir un relato erótico? Y yo, que no hay nada que me provoque más que la duda, me puse a intentarlo. Leí literatura erótica, dudé, llené mucho papel. rompí mucho más, pensé que nunca sería capaz y al final…

Escribí mi relato erótico.

Y junto con los demás autores, nació “Así os ponemos los cuernos las mujeres”

Un libro de erótica escrito por diez mujeres y un intruso… historias de humor y amor salpicadas por un erotismo inteligente.

Asi os ponemos... La primera impresión se hizo el 15 de septiembre de 2009, cuando el verano recoge sus íntimos agobios y da paso a la placidez de los membrillos.

Un libro compuesto por diez relatos escritos por mujeres y un “intruso” con seudónimo de mujer y que como ejercicio de observación resulta interesante adivinar quien es.

Ahora vuelve, de nuevo, este libro que tiene el valor de haber sido escrito por escritores noveles, muchos de los cuales, ya no ha vuelto a moverse por el panorama literario.

Yo, me siento feliz por haber aceptado el reto, por colaborar con nueve mujeres (y un intruso) inteligentes y por la experiencia que he tenido al moverme en un registro complicado para mí.

Si os interesa leerlo… me lo decís.

 

La lírica…

Demasiado lírica, me dijo, mientras echaba con algo de desgana, el papel sobre la mesa.

Le miré.

Unos ojos redondos, tras unas gafas redondas en una cara redonda.

Y sonreí.

Pensé en el arco que acaricia el violín, en el murmullo del viento jugando entre las hojas, en las zapatillas de la bailarina deslizándose sobre la madera, en el murmullo de un ave pequeña y esquiva, pensé…

¿Demasiada lírica?

Su mirada se hizo inquisitiva.

Volví a sonreír, porque lo que él no sabía, y nosotros sí, es que la lírica sólo sale de la profundidad de uno mismo.

Porque…

Mi canto es mi lírica y mi lírica es mi alma que renace en cada verso que escribo.

Feliz semana, queridos…

Volvemos a poetizar…

Me abandono,

a tu sabiduría primigenia,

a tus bosques que esconden los misterios,

a los susurros de las hadas y los elfos,

a la suavidad oscura de tus hojas.

Me abandono,

a la dulzura de tus aguas,

al bravo rumor de tus olas indignadas,

al sigilo de tu profundidad inmensa,

a tu silencio paciente e impasible.

Me abandono,

a la sorpresa del viento,

a la certeza sutil de su destino,

a las voces que viajan desde lejos,

a la incertidumbre que susurra en mis oídos

a la oscuridad que bebe mis anhelos.

Me abandono,

a las caricias olvidadas,

a los suspiros tejidos en mi almohada

a la duda que alimenta mis sueños

a la pasión que se viste con mi aliento

Me abandono,

Vida, a tus secretos.

María G. Vicent ©

Entrevista a María G. Vicent

Aquí os dejo una entrevista que me ha hecho Antonio Caro (https://antoncaes.wordpress.com/) y que me ha hecho muy feliz, porque así sabréis algo más de mí.

Velehay

Hoy me he ido hasta Barcelona, hacía poco más de un año que estuve en esta fantástica ciudad y ahora he vuelto para hablar con María, una maravillosa escritora, y administradora del blog.  Te miro me miras…. Nos miramos

Hola María.

  • Es un verdadero placer poder estar aquí contigo.
  • Hola, Antonio!
    Si hablamos de placeres, es mío el poder estar aquí hablando contigo. Me encanta que te hayas acordado de mí para esta entrevista. Haces que me sienta importante. Como una gran escritora, así que aquí me tienes, a tu disposición y te prometo que contestaré a todas tus preguntas… sean cual sean, hasta las indiscretas… si las hay.
    • Te defines a ti misma como buscadora de letras, de sueños y amante de la vida. ¿Has encontrado las letras y los sueños? Amar la vida es precioso, sobre todo cuando uno se cruza con personas como tu y otras muchas…

Ver la entrada original 1.329 palabras más