Tiempo de verano…

Tumbada veo como se desliza la luz de la tarde. Desde el pie del árbol me observan las cañas indias sintiéndose extrañas y en la encina próxima dos tordos susurran acunados por el murmullo de las hojas. Pongo las manos bajo mi nuca y me dejo acariciar por la calidez de la tarde de verano.

El viento empuja con suavidad la hamaca y yo dejo mi mente casi en blanco. Sólo existimos este tiempo cálido y yo. Quisiera que estos instantes no se acabaran, que la suavidad que flota a mi alrededor fuera eterna.

Oigo el chirrido de la puerta al abrirse. Una voz alegre, viva, dulce y soñada, me llama.

Ella forma parte de mi largo y cálido verano.

Feliz, feliz verano, queridos…

Anuncios

Algo que aprender…

Cada día me gusta menos leer el periódico, no sé si porque me cansa lo que nos cuenta o simplemente porque lo que nos cuentan es un montón de noticias manipuladas que  ya no me creo.

Pero no hay que abandonar porque alguna vez, sólo alguna vez, aprendes algo. Aunque en esta vez, no es, precisamente, nada que nos favorezca al ser humano.

Y es la palabra “Aporofobia” que significa fobia o rechazo al pobre.

Ya ves, dice la doctora en Filosofía Adela Cortina, que es el rechazo hacia quien creemos que nada nos puede ofrecer y que las raíces de ese rechazo existe en nuestro cerebro y en las condiciones sociales.

He sentido pena al leer este artículo del cual os dejo la dirección (http://www.lavanguardia.com/lacontra/20170614/423381971627/todos-los-seres-humanos-somos-aporofobos.html) por si tenéis algo de curiosidad.

¿En qué nos hemos convertido si rechazamos a las personas que por no tener nada, no tienen ni siquiera derecho a vivir?

No puedo dejar de sentir esa pena.

Sorpresa… Un Premio!!!

Pues sí, una sorpresa… acabo de recibir un Premio y ¡claro! estoy encantada.

Me lo regala Noches de Diciembre (https://nochesdediciembre.wordpress.com) y es el

Premio Enero 11 Original Blog Post Award. 

Hacia mucho tiempo que Noches de Diciembre no se asomaba a mi ventana, porque tampoco enero11lo hacia a su blog, pero hoy aparece con un regalo que le agradezco mucho.

Si le visitáis, veréis que escribe unos bonitos poemas que acompaña con una música preciosa. Un complemento estupendo, pienso yo.

Os propongo que le visitéis porque os va a gustar.

Como en todos los premios, ya sabéis que hay que nominar, pero que no suelo hacerlo porque, para mí, todos sois los nominados.

Tampoco voy a contaros, otra vez, porqué escribo, ya que si lo hago me vais a tirar algo a la cabeza porque ya lo he comentado muchas veces.

Aquí os dejo este Premio compartido y…

Noches de Diciembre, te agradezco de nuevo que te hayas acordado de mí para este premio. Espero seguir viéndote por mi ventana.

Así como nota informativa, te diré que también lo te lo he agradecido en tu blog, pero que como WP sigue jugando con mis comentarios, creo que no ha aparecido. Ya sabes… búscame en spam

(Imagen tomada de Internet)

Algo que escribí…

El misterio que nos envuelve.

Sí, te parecerá extraño pero cada persona que llega a nuestra vida, lleva con ella un misterio. Esta persona, la otra, la de más allá…

¿La de más allá?, yo creo que en esa mujer todo es evidente.

Pues si, aquella que está en la esquina y parece invisible. Ella también tiene un misterio.

¿Tú crees? Yo pienso que el misterio es lo no evidente, los supuestos en cascada, las preguntas en el aire, la vida secreta, las confesiones en tono bajo, las casas con dos puertas, las piernas cruzadas, el cigarrillo humeando frente a unos ojos entornados, la búsqueda…

Y yo creo que estás equivocada.

El misterio de cada persona se encuentra en e fondo de sus ojos, en el de su alma. Es una luz muy sutil, casi invisible. Imperceptibles para unos, evidente para otros. Que se encuentra detrás de una puerta que abrimos y cerramos a nuestro capricho. Es el camino que conduce hasta lo más profundo de un ser humano  y que siempre te recompensa cuando intentas recorrerlo.

Es la esencia de lo que somos y lo que sentimos. Es lo que escondemos.

Quizá por eso es el camino más difícil de resolver. El misterio del ser humano.

¿Estás de acuerdo conmigo…?

Os dejo con  Nina Simone. Imaginad en la barra del un bar con una copa en la mano, mientras descubrís el misterio de su voz incomparable.

(Imagen tomada de Internet)

 

Y aquí está el Solsticio de Verano…

Venid, acercaros, porque está a punto de abrirse Las Puertas de los Hombres y la magia y la fantasía empezarán a despertar para mostrarnos que los deseos se pueden realizar en esta noche mágica.

La luna desde lo alto alumbrará a los espíritus puros que iluminaran nuestro camino y nos transmitirán su luz.

Se encenderán las hogueras y mientras arden, el fuego consumirá todo lo antiguo y desaparecerá purificado por él.

La tierra se verá bendecida y las puertas de la tierra nos mostrarán algunos de sus secretos mientras que las muchachas enamoradas se bañarán en el rocío.

Saltaremos la hoguera por tres veces y el fuego no nos alcanzará porque la leyenda nos protege.

Feliz verano a todos y dejaros llevar por la magia!!!

CANCIONES INMORTALES: “NE ME QUITTE PAS”

Hoy os dejo la entrada de un buen escritor y amigo para que le conozcáis (https://lamaletademaxweb.wordpress.com/).

Llama especialmente la atención la versión inglesa de la canción “Ne me quitte pas” que, no tiene nada que ver en la letra con la del autor Jacques Brel.

La Maleta de Max F.

En 1959, un cantante belga de nombre Jacques Brel, cuya carrera artística la desarrollaba en Francia compuso una de las canciones de amor más bellas de todos los tiempos. Para muchos la más bella.

brel1

Se llamaba “Ne me quitte pas” y más que una canción de amor era una canción de desamor. Brel la creó como una especie de penitencia personal, por no haber sabido conservar el amor de la mujer con la había compartido una pasión amorosa durante cinco años. Brel, casado en Bélgica y con tres hijas, abandonó a su amante francesa al saber que estaba embarazada. Suzanne Gabriello se llamaba y era una actriz y cantante cómica del music hall parisino, era una de las componentes de un trío famoso en aquellos años “Les filles de Papa”. Jacques Brel compuso la canción en la que, paradójicamente,  le pide, le suplica  a su amante  que no le abandone…

Ver la entrada original 982 palabras más

Leer con amigos…

Hoy os cuento de un descubrimiento que hice hace algún tiempo…

La poesía de José Yebra. “Otra lengua extinta”

Le conocéis, imagino que muchos de vosotros, por ese blog suyo tan original y personal, en el que a bordo del Alsa, nos cuenta sus historias (https://viajesalfondodelalsa.blog/).

La poesía de José, no es una poesía al uso. No te acaricia, ni te contempla. Su poesía te golpea, te conmueve desde las vísceras y te deja con un sabor amargo, no exento de cierta ternura.

La humanidad y la vitalidad, se dejan ver entre las líneas de este poemario.

17670790_10212264816084165_1846092338_o

Yo, romántica impenitente, y adicta a otro tipo de poesía, me he dejado zarandear por la poesía de José y he disfrutado en el intento.

Dice en su prólogo Nayar Crespo Sanchez:

“Ahora, paga el billete, o cuélate,

estás perdonado o justificado de sobra;

y si tienes espacio al fondo del ALSA

reclínate en el asiento y disfruta del viaje”

Yo os digo lo mismo. Un viaje a bordo de la poesía de José, es gratificante.

Suerte, José, con este Poemario y con todos los que le puedan seguir. Ha sido un placer leerte.

Con el alba…

Abrió la puerta de la calle como quien abre la puerta de su vida. La luz blanca de la mañana le acarició la piel. Sintió la energía directamente en sus venas. El camino se dibujaba frente a él claro, nítido. Las luces de las farolas se apagaban mientras las hojas de las jacarandás empezaban a brillar con la luz del amanecer. Se sintió maravillosamente ligero y libre. Qué sorpresa aquella sensación¡

Y de pronto, como un trueno que rompe el aire, recordó…

Para ella, había dejado sobre la mesa, su corazón.

Feliz semana casi, casi de verano!!!

Quisiera…

Quisiera que no llegara el momento,

porque trae consigo los recuerdos,

mi dolor, tu brevedad, su llanto.

Quisiera sustraerme a lo festivo,

las flores, el aroma y las risas,

los abrazos, las caricias y el futuro.

Quisiera romper una vasija,

hablar con el genio que la habita,

y pedirle tan sólo un deseo.

Quisiera dormir hoy todo el día,

y no ver la sonrisa de los niños,

ni tampoco la alegría de las madres.

Quisiera traer de vuelta a mi hijo,

para que tan sólo por un día,

notar su sonrisa en mi regazo.

Quisiera oír su voz

susurrando la palabra mágica:

Madre.