Sí, queridos… es tiempo de cerezas!!!

Caminábamos los cuatro mientras el horizonte se pintaba en rojo y la superficie del agua se plateaba con un color acero casi sólido. Hasta nosotros llegaba el olor dulzón de la madreselva y los vencejos, añorados del sol, ofrecían sus susurros al sueño. Vivíamos entre el vuelo de las gasas blancas y la piel ardiente de muchos amores por descubrir.

Era junio, mi mes favorito. Cuando los días son largos y los aromas se esconden entre los deseos que nos hacen felices. El cielo nos cobija preservando nuestra inocencia. Y junio nos contempla con todo su esplendor.

Pasa el tiempo, las gasas blancas emprendieron el vuelo a los horizontes del pasado y junio, en su obstinación, siempre regresa.

Caminábamos los cuatro, el rojo y el acero nos seguían contemplando y los vencejos nos reconocían en su vuelo. Los aromas, matizaban nuestros recuerdos. El cielo aún nos amaba y los amores, ya descubiertos, nos prometían aún, muchos deseos por cumplir.

Y junio…

¿Sabéis, queridos? Es tiempo de cerezas. No pude dejar de decir.

Leer con amigos…

Siempre me alegra presentar libros de amigos escritores, pero este es uno de esos autores del que todo lo que lees  sabes que te va a gustar.

Este autor no es otro que Alfonso Cebrián (https://cuentosinacabadosblog.wordpress.com/) que después de haber publicado “Las Aguas del Olvido” 51j4Na1nIuL._AC_US218_ nos regala doce relatos cortos en los que realiza un viaje a través de los sueños, el deseo, la traición, la esperanza y cuyo hilo conductor es siempre el amor y los sentimientos que provoca.

Y para seguir disfrutando con su lectura nos encontramos, después de los relatos, con el título que da nombre a su libro “Amelia y Doña Rosa”. Una historia de cariño, complicidad y superación que a mí, personalmente me ha hecho emocionar, reflexionar y acabar su lectura con una gran sensación de optimismo.

Un libro que no os dejará indiferentes por la calidad literaria de su contenido y que os recomiendo para cualquier momento del día o de la noche.

Y si decidís pasar un buen rato con su lectura, lo podéis adquirir aquí:

https://www.amazon.es/Amelia-doña-Rosa-otros-relatos/dp/1731488629/

Ficha Técnica. Título: Amelia y Doña Rosa y otros relatos. Autor: Alfonso Cebrián Sanchez. Editorial: Amazón Diseño cubierta: Alfonso Cebrián Sanchez.

Buena suerte, querido Alfonso!!!

Este año…

Este año, recordando al poeta, quiero despedir el año con vosotros y sólo un poema.

PORQUE YA ES TIEMPO

De olvidar la tristeza,
De fundir tus miedos,
De elevar el rostro,
Y mirar al cielo.
De saltar barreras,
De reír por dentro,
De hilvanar palabras,
Y morder el viento.
De morir luchando,
Por lo que creemos,
De inventar mil mundos,
Y agotar el tiempo.
De buscar caminos,
De expresar deseos,
De amar sin medida,
Y querer queriendo.

Brindemos por el año que empieza y, mientras las burbujas asciendan por mi copa, os dedicaré el mejor de mis recuerdos.

¡¡¡Un gran abrazo lleno de cariño y toda la felicidad que podáis desear!!!

Ya sé…

Que el negro no me favorece, pero así me estoy poniendo cuando veo que WP sigue haciendo desaparecer mis mensajes en blogs amigos.

Así que, de nuevo, ya sabéis buscadme en Spam mientras vuelvo a intentar que estos señores me hagan caso.

Y pensad que os recuerdo a todos porque aunque no veáis mis palabras,  si “mi ojo” 😃😃😃

 

¡¡¡Sed felices!!!

Certezas…

Estoy sentada en la terraza pero no veo el mar, el paisaje verde de árboles ocupa mi horizonte. Oigo el rumor del tráfico mientras tomo un café, de esos tan amargos, que casi hacen acudir las lágrimas a los ojos. Respiro su aroma y dejo que el líquido oscuro baje por mi garganta mientras me obligo a reconocer que hay situaciones que han cambiado tanto que no se pueden negar.

Personas a las que te has sentido unidas en tantos momentos de tu vida y que ahora pese a que sigues compartiendo instantes, te das cuenta que no tienen ninguna relación contigo. Sus intereses vitales, sus ideas políticas, religiosas, su vida, está tan alejada de la tuya que te preguntas… ¿Qué ha pasado? ¿Porqué el tiempo y sus encrucijadas nos enviaron por caminos distintos y tan separados? ¿Porqué en este momento y no en otro te has dado cuenta de ello?

Y no sabes, no puedes o en el fondo no te interesa ya encontrar respuestas. Lo único que deseas es pasar página sin melancolía, sin tristeza y aceptar que la vida fluye para todos y que “nadie se baña dos veces en el mismo río” como dijo Heráclito.

Son certezas que en esta mañana disfrutando del verano todavía caluroso, me obligo a reconocer mientras sigo tomando mi café.

Leer con amigos…

Hoy en este pequeño espacio de Leer con amigos, quiero traer le novela de no sólo de una amiga querídisima, sino de una escritora que con el tiempo está llegando a una madurez en su obra que ya me gustaría a mí ser capaz de emular.

Ayer fue la presentación de Violeta mara… mara… maravilla!!! Y su autora no es otra que VioletaFelicitas Rebaque (/https://felicitasrebaqueblog.wordpress.com).

En esta ocasión Felicitas nos regala una historia difícil de tratar, porque difícil es plasmar los sentimientos de esas personas que llamamos “diferentes” pero cuyos deseos son los mismos que los nuestros, aunque el camino para conseguirlos sea mucho más complicado.

Es la historia de Jacobo y Violeta, una niña afectada por el Síndrome de Down y que marca un antes y después en la vida de él, pese a no darse cuenta hasta pasados los años.

Los personajes salen de las letras de Felicitas claros y definidos, parecen creados para estar allí justo en aquel momento y aquel lugar y así se comunican con nosotros, desde la naturalidad y la realidad.

Un libro tierno, a veces duro, sincero y que a mi, por lo menos, no me ha dejado indiferente. Os lo recomiendo.

Suerte, amiga mía, con esta obra que es una de las más bonitas que has escrito.

Palabras disidentes.

Israel (eldestrio.wordpress.com) me hace un regalo. Sólo fue un, como dice él, comentario escueto, pero ha captado todo el sentido de lo que yo le proponía. Pasión, sensibilidad, disidencia… Gracias, Isra!

Historias a Medida

La llamada le sobrevino mientras arrastraba su vieja pluma Parker por otro erial nevado al que sabía que nunca le llegaría la primavera del éxito. Palabras sembradas en otro folio más predestinado a terminar de ocupa en una papelera, ya fuera arrugado en la que había bajo la mesa, o puede que encuadernado para abultar con clase en alguno de esos vertederos de ilusiones que vacían cada noche las limpiadoras de las editoriales.

Ni siquiera recordaba haberse presentado a ese concurso, tan solo uno entre docenas. O cientos tal vez, boletos de una lotería inútil de la que los continuos fracasos no lograban rehabilitarla. Ni desde luego esperaba el imposible que ahora le estaban contando. Colgó. Tardó unos cuantos minutos en poder cambiar la Parker por un teclado.

Los pasajes llegaron por mensajero antes de que bajara de la nube, quizás para impedir que los pies hollaran de nuevo el…

Ver la entrada original 455 palabras más

Tú que escribes…

Esa es la frase con la que empiezan. Sí, tú que escribes podrías expresar esto o aquello con más facilidad…

Y esta vez, me pidieron que escribiera sobre la amistad.

Me quedé pensando y me pregunté… ¿como decirles que…?

La amistad es tiempo, dedicación, cariño. Que igual que le abres la puerta para que entre, tienes que volverla a abrir cuando quiere salir por ella. Y que duele y te resistes, pero que no deja de ser importante el tiempo que le has dedicado porque esos instantes siguen siendo bellos. Que hay amistades que se desatan en un segundo, con una mirada, el contacto de una mano, una frase y que hay otras que se labran después de mucho tiempo. Que las hay que duran  muy poco pero contienen mucha intensidad y las hay que duran toda una vida. Las que se van y regresan. Las que se van y no lo hacen. Las que no has mirado nunca a los ojos, pero sabes como son. Las que te buscan y te encuentran siempre. Las que buscas y encuentras, también. Las que volverás a encontrar en otra vida que pudiera existir…

¿Cómo decirles que…?

Es difícil escribir sobre la amistad, porque la amistad se siente, se experimenta, se vive!!!

 

Pasa el tiempo…

Y aquí estamos de nuevo. Nos encontramos en el mismo momento en el que estábamos hace un año y de la misma forma nos deseamos felicidad.

Vuelvo la vista atrás y no niego que me roza la nostalgia. La nostalgia de las personas que se han ido, de las que se han alejado más allá de mi cariño, de los instantes que hubiera querido hacer eternos y que al fin han resultado más efímeros que el vuelo de una mariposa, del tiempo que ha pasado tan rápido que sólo ha sido como un trazo en el aire, de las palabras que busqué y que nunca pude llegar a encontrar a lo largo de este año que se aleja.

Pero también la añoranza es fugaz y no puedo dejar de sonreír cuando pienso en los nuevos amigos, en las conversaciones, en lo que he aprendido, en lo escrito, en lo que aun queda por escribir, en el cariño recibido, en la mano que ha estrechado la mía, en la mirada amorosa, en las palabras comprensivas, en los paisajes descubiertos, en las copas en torno al fuego de la chimenea, en la poesía, en las lágrimas derramadas por un dolor que no es tuyo pero es como si lo fuera, en la vida que ha sido más que generosa.

Más allá de la ventana hay demasiadas personas sin hogar, sin afecto, sin futuro y sin esperanza. Personas para las que no existe el brillo de las luces.

Por eso y desde mi cariño, sólo os puedo desear que para el tiempo que llega, viváis la vida con toda la intensidad posible porque tenemos la suerte de los privilegiados.

Sed felices, intentad serlo y si esa felicidad sólo dura un segundo… ya es suficiente.

A por otro año, queridos, aquí os dedico mi sonrisa que es lo mejor que creo tener.

Y por supuesto, os dejo con la música… había pensado en un tango, pero es mejor la compañía dulce de Astrud mientras voláis hasta la luna.

Entrevista a María G. Vicent

Aquí os dejo una entrevista que me ha hecho Antonio Caro (https://antoncaes.wordpress.com/) y que me ha hecho muy feliz, porque así sabréis algo más de mí.

Velehay

Hoy me he ido hasta Barcelona, hacía poco más de un año que estuve en esta fantástica ciudad y ahora he vuelto para hablar con María, una maravillosa escritora, y administradora del blog.  Te miro me miras…. Nos miramos

Hola María.

  • Es un verdadero placer poder estar aquí contigo.
  • Hola, Antonio!
    Si hablamos de placeres, es mío el poder estar aquí hablando contigo. Me encanta que te hayas acordado de mí para esta entrevista. Haces que me sienta importante. Como una gran escritora, así que aquí me tienes, a tu disposición y te prometo que contestaré a todas tus preguntas… sean cual sean, hasta las indiscretas… si las hay.
    • Te defines a ti misma como buscadora de letras, de sueños y amante de la vida. ¿Has encontrado las letras y los sueños? Amar la vida es precioso, sobre todo cuando uno se cruza con personas como tu y otras muchas…

Ver la entrada original 1.329 palabras más