Certezas…

Estoy sentada en la terraza pero no veo el mar, el paisaje verde de árboles ocupa mi horizonte. Oigo el rumor del tráfico mientras tomo un café, de esos tan amargos, que casi hacen acudir las lágrimas a los ojos. Respiro su aroma y dejo que el líquido oscuro baje por mi garganta mientras me obligo a reconocer que hay situaciones que han cambiado tanto que no se pueden negar.

Personas a las que te has sentido unidas en tantos momentos de tu vida y que ahora pese a que sigues compartiendo instantes, te das cuenta que no tienen ninguna relación contigo. Sus intereses vitales, sus ideas políticas, religiosas, su vida, está tan alejada de la tuya que te preguntas… ¿Qué ha pasado? ¿Porqué el tiempo y sus encrucijadas nos enviaron por caminos distintos y tan separados? ¿Porqué en este momento y no en otro te has dado cuenta de ello?

Y no sabes, no puedes o en el fondo no te interesa ya encontrar respuestas. Lo único que deseas es pasar página sin melancolía, sin tristeza y aceptar que la vida fluye para todos y que “nadie se baña dos veces en el mismo río” como dijo Heráclito.

Son certezas que en esta mañana disfrutando del verano todavía caluroso, me obligo a reconocer mientras sigo tomando mi café.

Anuncios

Leer con amigos…

Hoy en este pequeño espacio de Leer con amigos, quiero traer le novela de no sólo de una amiga querídisima, sino de una escritora que con el tiempo está llegando a una madurez en su obra que ya me gustaría a mí ser capaz de emular.

Ayer fue la presentación de Violeta mara… mara… maravilla!!! Y su autora no es otra que VioletaFelicitas Rebaque (/https://felicitasrebaqueblog.wordpress.com).

En esta ocasión Felicitas nos regala una historia difícil de tratar, porque difícil es plasmar los sentimientos de esas personas que llamamos “diferentes” pero cuyos deseos son los mismos que los nuestros, aunque el camino para conseguirlos sea mucho más complicado.

Es la historia de Jacobo y Violeta, una niña afectada por el Síndrome de Down y que marca un antes y después en la vida de él, pese a no darse cuenta hasta pasados los años.

Los personajes salen de las letras de Felicitas claros y definidos, parecen creados para estar allí justo en aquel momento y aquel lugar y así se comunican con nosotros, desde la naturalidad y la realidad.

Un libro tierno, a veces duro, sincero y que a mi, por lo menos, no me ha dejado indiferente. Os lo recomiendo.

Suerte, amiga mía, con esta obra que es una de las más bonitas que has escrito.

Palabras disidentes.

Israel (eldestrio.wordpress.com) me hace un regalo. Sólo fue un, como dice él, comentario escueto, pero ha captado todo el sentido de lo que yo le proponía. Pasión, sensibilidad, disidencia… Gracias, Isra!

Historias a Medida

La llamada le sobrevino mientras arrastraba su vieja pluma Parker por otro erial nevado al que sabía que nunca le llegaría la primavera del éxito. Palabras sembradas en otro folio más predestinado a terminar de ocupa en una papelera, ya fuera arrugado en la que había bajo la mesa, o puede que encuadernado para abultar con clase en alguno de esos vertederos de ilusiones que vacían cada noche las limpiadoras de las editoriales.

Ni siquiera recordaba haberse presentado a ese concurso, tan solo uno entre docenas. O cientos tal vez, boletos de una lotería inútil de la que los continuos fracasos no lograban rehabilitarla. Ni desde luego esperaba el imposible que ahora le estaban contando. Colgó. Tardó unos cuantos minutos en poder cambiar la Parker por un teclado.

Los pasajes llegaron por mensajero antes de que bajara de la nube, quizás para impedir que los pies hollaran de nuevo el…

Ver la entrada original 455 palabras más

Tú que escribes…

Esa es la frase con la que empiezan. Sí, tú que escribes podrías expresar esto o aquello con más facilidad…

Y esta vez, me pidieron que escribiera sobre la amistad.

Me quedé pensando y me pregunté… ¿como decirles que…?

La amistad es tiempo, dedicación, cariño. Que igual que le abres la puerta para que entre, tienes que volverla a abrir cuando quiere salir por ella. Y que duele y te resistes, pero que no deja de ser importante el tiempo que le has dedicado porque esos instantes siguen siendo bellos. Que hay amistades que se desatan en un segundo, con una mirada, el contacto de una mano, una frase y que hay otras que se labran después de mucho tiempo. Que las hay que duran  muy poco pero contienen mucha intensidad y las hay que duran toda una vida. Las que se van y regresan. Las que se van y no lo hacen. Las que no has mirado nunca a los ojos, pero sabes como son. Las que te buscan y te encuentran siempre. Las que buscas y encuentras, también. Las que volverás a encontrar en otra vida que pudiera existir…

¿Cómo decirles que…?

Es difícil escribir sobre la amistad, porque la amistad se siente, se experimenta, se vive!!!

 

Pasa el tiempo…

Y aquí estamos de nuevo. Nos encontramos en el mismo momento en el que estábamos hace un año y de la misma forma nos deseamos felicidad.

Vuelvo la vista atrás y no niego que me roza la nostalgia. La nostalgia de las personas que se han ido, de las que se han alejado más allá de mi cariño, de los instantes que hubiera querido hacer eternos y que al fin han resultado más efímeros que el vuelo de una mariposa, del tiempo que ha pasado tan rápido que sólo ha sido como un trazo en el aire, de las palabras que busqué y que nunca pude llegar a encontrar a lo largo de este año que se aleja.

Pero también la añoranza es fugaz y no puedo dejar de sonreír cuando pienso en los nuevos amigos, en las conversaciones, en lo que he aprendido, en lo escrito, en lo que aun queda por escribir, en el cariño recibido, en la mano que ha estrechado la mía, en la mirada amorosa, en las palabras comprensivas, en los paisajes descubiertos, en las copas en torno al fuego de la chimenea, en la poesía, en las lágrimas derramadas por un dolor que no es tuyo pero es como si lo fuera, en la vida que ha sido más que generosa.

Más allá de la ventana hay demasiadas personas sin hogar, sin afecto, sin futuro y sin esperanza. Personas para las que no existe el brillo de las luces.

Por eso y desde mi cariño, sólo os puedo desear que para el tiempo que llega, viváis la vida con toda la intensidad posible porque tenemos la suerte de los privilegiados.

Sed felices, intentad serlo y si esa felicidad sólo dura un segundo… ya es suficiente.

A por otro año, queridos, aquí os dedico mi sonrisa que es lo mejor que creo tener.

Y por supuesto, os dejo con la música… había pensado en un tango, pero es mejor la compañía dulce de Astrud mientras voláis hasta la luna.

Entrevista a María G. Vicent

Aquí os dejo una entrevista que me ha hecho Antonio Caro (https://antoncaes.wordpress.com/) y que me ha hecho muy feliz, porque así sabréis algo más de mí.

Velehay

Hoy me he ido hasta Barcelona, hacía poco más de un año que estuve en esta fantástica ciudad y ahora he vuelto para hablar con María, una maravillosa escritora, y administradora del blog.  Te miro me miras…. Nos miramos

Hola María.

  • Es un verdadero placer poder estar aquí contigo.
  • Hola, Antonio!
    Si hablamos de placeres, es mío el poder estar aquí hablando contigo. Me encanta que te hayas acordado de mí para esta entrevista. Haces que me sienta importante. Como una gran escritora, así que aquí me tienes, a tu disposición y te prometo que contestaré a todas tus preguntas… sean cual sean, hasta las indiscretas… si las hay.
    • Te defines a ti misma como buscadora de letras, de sueños y amante de la vida. ¿Has encontrado las letras y los sueños? Amar la vida es precioso, sobre todo cuando uno se cruza con personas como tu y otras muchas…

Ver la entrada original 1.329 palabras más

Conectada…

Se despertó aquella mañana acariciada por un rayo de sol que trepaba por su cama, dejando a su paso puntos de luz como alas de mariposas.

Se preguntó porqué buscaba la felicidad en los demás, en los amigos, en la familia y ella misma se dio la respuesta… estaba equivocada. Todo estaba allí, el cariño, el amor, la dedicación hacia ella, pero lo realmente eterno era lo que sentía en sus vísceras, en su corazón.

Eso, estuvo, estaba y estaría por toda la eternidad. Lo demás… podía ser pasajero.

He tardado en regresar, pero aquí estoy de nuevo… conectada.

CANCIONES INMORTALES: “NE ME QUITTE PAS”

Hoy os dejo la entrada de un buen escritor y amigo para que le conozcáis (https://lamaletademaxweb.wordpress.com/).

Llama especialmente la atención la versión inglesa de la canción “Ne me quitte pas” que, no tiene nada que ver en la letra con la del autor Jacques Brel.

La Maleta de Max F.

En 1959, un cantante belga de nombre Jacques Brel, cuya carrera artística la desarrollaba en Francia compuso una de las canciones de amor más bellas de todos los tiempos. Para muchos la más bella.

brel1

Se llamaba “Ne me quitte pas” y más que una canción de amor era una canción de desamor. Brel la creó como una especie de penitencia personal, por no haber sabido conservar el amor de la mujer con la había compartido una pasión amorosa durante cinco años. Brel, casado en Bélgica y con tres hijas, abandonó a su amante francesa al saber que estaba embarazada. Suzanne Gabriello se llamaba y era una actriz y cantante cómica del music hall parisino, era una de las componentes de un trío famoso en aquellos años “Les filles de Papa”. Jacques Brel compuso la canción en la que, paradójicamente,  le pide, le suplica  a su amante  que no le abandone…

Ver la entrada original 982 palabras más

Leer con Amigos

Siempre es un placer leer, pero con cada letra, con cada historia y con cada libro sientes emociones diferentes.

Te puedes sentir intrigado, emocionado, fascinado, aburrido o interesado, pero en cualquier caso, nunca indiferente.

Hoy os traigo un libro muy especial, como especial es la persona que lo ha escrito.

Porque Isabel (https://apalabrandolosdias.wordpress.com/https://destinolanaturaleza.wordpress.com) y la poesía forman un todo. Su poesía despierta emociones porque hace un recorrido por todo aquello que nos mueve, nos conmueve y nos hace vibrar.

La poesía de Isabel, es pura magia. Magia que nos envuelve, que atrapa y que hace que deseemos compartir con ella lo que piensa, siente y padece.

Resultado de imagen de las farolas caminan las calles

 Ojalá te traiga muchas alegrías tu tercer poemario, Isabel. Que “tus farolas” no caminen sólo una calle, sino que vuelen hasta más allá de donde vuelan nuestras miradas para así compartir entre todos tus versos.

Amigos, aquí os dejo “Las Farolas caminan la calle”, seguro que disfrutáis con su lectura tanto como lo hice yo.