Wordpress… y yo.

Esto parece la historia interminable. Sigo pidiendo una solución a WP y no me hacen ni caso. Primero en castellano y luego en ingles. Me siento como una amante abandonada e ignorada (bueno, quizá no tanto, pero si muy fastidiada).

Los comentarios que hago en algunos blogs, ni aparecen y aunque pueda ser una tontería, eso me molesta. Poner un “me gusta” (eso si me lo permite) está bien, pero yo prefiero algunas veces ese comentario que va más allá y que hace sentir a la persona a la que va dirigido que te ha provocado una reacción.

De esta forma no le puedo decir a Julie Sopetran que su poesía me conmueve profundamente, a Johan Cladheart que me resultan muy interesantes sus entradas, a María Bilbao que sus fotos y como describe lo que ven sus ojos, me fascina, a Laacantha que sonrío cuando le leo, a el corazón del mar que me conmueve, a María Miguez que la sigo con entusiasmo, a Icástico que me enganchan sus escritos, a Carlos Montalleri y sus historias de caballeros y damas…

Y así una lista importante de blogueros a los que sigo. Por eso y aunque sé que en algunos casos, no sirve de nada, buscarme en spam hasta que WP decida honrarme con su atención.

Ahora, queridos, os dejo con Bowie y Wild is the Wind, una canción maravillosa.

Anuncios

Sorpresas blogueras…

Me ha dado por pensar. Y con esto no quiero decir que sólo piense en determinados momentos. Noooo. Pienso mucho, yo diría que algunas veces demasiado.

Pero… a lo que vamos… las sorpresas que me da este mundo de los blogs y sus blogueros.

Alguien ha llegado hasta mi blog, le ha gustado y me sigue. Hace comentarios y se pasa por allí de forma habitual. Un día me llega un email suyo en el que me cuenta cosas de su vida, problemas personales, sentimientos íntimos. Yo leo e intento no dar ningún consejo, ni mi opinión, ni nada que suene demasiado personal, porque al fin, lo ignoro todo de esa persona y hasta me da algo de pudor conocer sus asuntos más íntimos. Así que navegando entre querer solidarizarme con sus problemas y no ser demasiado “cotilla”, le contesto de la forma que me parece más apropiada.

Me contesta diciendo que soy muy amable, comprensiva y cariñosa.

Pasan los días y, de repente, esa persona que me ha “abierto su alma” deja de pasarse por mi blog y parece que no me conoce de nada. Por supuesto, sigo viendo que está en otros blogs.

No me siento engañada, ni dolida, ni decepcionada, sólo sorprendida, pero la situación me ha recordado esas escenas en las que el protagonista está sentado en la barra del bar y llega un desconocido y vuelca en él todas sus frustraciones y dolor.

Supongo que en este espacio que compartimos, de habitual suelen ocurrir estas cosas. Yo las acepto, pero no acabo de entenderlas.

Con el tiempo vas sintiendo cariño por las personas que pasean por tu blog y por las que visitas en los suyos. Por eso y aunque no es el caso de lo que os cuento antes, sientes algo de tristeza cuando ves desaparecer a determinados blogueros. Es lo que me pasó cuando desapareció Madame Bovary, Emma. Una bloguera que me fascinaba y a la que tenía un gran cariño. Pero también sonrío cuando leo a ese otro bloguero que casi nunca me pone un “me gusta” ni un comentario, pero sé que me lee.

Hoy es martes, día de otoño. Sigo pensando en ello, pero creo que durante el tiempo que he navegado por aquí he recibido más cariño que decepciones o tristezas.

Por eso, queridos todos, os deseo una semana estupenda y aquí seguiré, sorprendiéndome y espero que sorprendiéndoos cada día.

 

 

Mas premios…

Y no os quisiera cansar más con los agradecimientos a los premios que me regalan, pero ya me da vergüenza  no haber agradecido a Pablo y a Antonio, el detalle que han tenido conmigo, hace ya un montón de tiempo. Así que ya era hora de hacerlo.

El Blogger Recognitión Award, me lo regala Pablo (https://elaguijonescarlata.wordpress.com) compañero de blog y de terruño, tiene un blog auténtico.Blogger1 Resulta muy fresco leer sus reflexiones sobre la vida diaria y su visión personal. Sin olvidar su generosidad porque con su Follow Press da a conocer a distintos blogs que por una razón u otra le sorprenden.

Muchos de vosotros ya le conoceréis, pero pasad a hacerle una visita. Seguro que os recibe con cariño.

Y ahora, Antonio (https://antoncaes.wordpress) también me hace llegar otro Blogger Recognitión Award, que no tenía.

blogger-recognition-award-12

Tengo que deciros que el blog de Antonio es uno de esos completos porque tiene de todo. Reflexiones, poemas, fotos, haikus, relatos cortos y lo mejor de todo es que en cualquiera de sus actividades es un maestro. Es un blog para perderse en él y disfrutar.

Los que no le conocéis,  pasad por allí porque os quedaréis.

Y estos premios, van a parar a la vitrina que todos compartimos en este blog que es una ventana para todos los que asomáis a él.

Gracias, Pablo y Antonio porque vuestros premios es vuestro cariño y… ¿a quien no le gusta que le den cariño?

 

Siempre gracias…

Con el final del año, han llegado más premios. Y yo los agradezco porque significa que quien me los concede, siente que, algo de lo que escribo, le puede llegar de una forma u otra.

Como siempre digo, no seguiré la cadena porque apenas tengo tiempo, pero estos premios, como los anteriores, son premios que comparto con vosotros porque os los merecéis tanto como los pueda merecer yo.

Quiero agradecer a Albertitus (http://lasletrasinquietas.wordpress.com) el  Wonderful Team Member Readership que me ha regalado.wonderful-readership-award

Si me preguntáis como definiría su blog, os diría que es “completo” porque Albertitus, nos deja frases, pensamientos, noticias, puntos de humor y además nos regala, en algún momento, la lectura de sus libros.

Es un blog para sentarte y leerlo a ratos y así recrearnos con sus contenidos. Si lo visitáis, os quedaréis. Yo, os lo recomiendo.

Gracias de nuevo, Albertitus, has sido muy amable.

Y como hoy va de Premios;

También le dejo mi agradecimiento a Gi (http://tagirrelatos.wordpress.com) por el Liebster Award. Gi, es una mujer muy original que cuando era pequeña quería ser controladora de semáforos y oye música que nadie más oye.

Sus Tagirrelatos, Nanotagirrelatos y Microtagirrelatos, nos llevan a historias cotidianas con las que nos podríamos encontrar a la vuelta de la esquina. Hliebsteristorias escritas y situaciones descritas con una “pluma” que vuela ligera.

Os recomiendo que compartáis con ella porque pasaréis buenos ratos.

Te agradezco mucho tu premio, Gi… Gracias y gracias…