Una semana negra…

Si pudiera escoger un color para pintar la semana pasada,  sin duda sería el negro. Igual de negro que veo el horizonte sin no cambian las cosas y pronto. Porque si no es así, las mujeres empezaremos a saber lo que significa la palabra miedo. Miedo de vestir de una determinada manera, de sonreír a un extraño, de decidir con quien estamos o no, porque sino sentimos ese miedo, podemos acabar en una tumba.

Alguna vez desconecto e intento pensar en todo aquello que es bello y me serena, pero la realidad se obstina en interferir cuando leo un periódico, veo la televisión u oigo una conversación de sobremesa.

No deseo alejarme de lo que me rodea, pero en algunos momentos lo que ocurre es tan sórdido y deprimente que necesito un esfuerzo añadido para aferrarme a la esperanza que sé que existe. Quizá la próxima vez que vea el vuelo de una mariposa…

El miedo, 

despertó en la mañana

y buscando su sentido,

las palabras viajaron

por oscuras oquedades.

La furia,

intento encontrar a la razón,

en vano,

y el corazón extendió sus manos

para encontrar la nada”

Espero, confío y deseo que la semana que empieza tenga otros tintes.

Anuncios