Conectada…

Se despertó aquella mañana acariciada por un rayo de sol que trepaba por su cama, dejando a su paso puntos de luz como alas de mariposas.

Se preguntó porqué buscaba la felicidad en los demás, en los amigos, en la familia y ella misma se dio la respuesta… estaba equivocada. Todo estaba allí, el cariño, el amor, la dedicación hacia ella, pero lo realmente eterno era lo que sentía en sus vísceras, en su corazón.

Eso, estuvo, estaba y estaría por toda la eternidad. Lo demás… podía ser pasajero.

He tardado en regresar, pero aquí estoy de nuevo… conectada.

Anuncios