De invierno…

Desde la loma veo la suavidad del crepúsculo que se enreda en la dureza de las ramas.

Todo arde.

La tierra, vestida de invierno, guarda en su seno la esperanza de la primavera.

Todo vive.

La noche, abre sus puertas para acogerte en su cálido regazo.

Todo duerme.

(Imagen de Pixabay)

Anuncios