Tiempo de Furia…

Voy a escribir y las palabras se quedan contenidas entre mis dedos. Explicar de una forma  clara y comprensible lo que siento, pero… todo lo que acude a mi mente ya se ha dicho. Entonces… ¿qué podría añadir más?

Cuando era joven pensaba que sólo sentiría dolor por mi misma o por las personas que amara, pero ahora, aunque tarde, me doy cuenta de que estaba muy equivocada.

¿Y sabéis porqué? Porque hoy me duele todo.

Me duelen las personas que me rodean, me duelen las palabras rotas por los golpes, me duele la sinrazón, el interés, la hipocresía, el salvajismo y la violencia, me duelen las tergiversaciones, me duelen las banderas y quien las agita contra las diferentes opiniones, me duele el mal ejercicio del poder medido y controlado, me duele la falta de objetividad…

Me duele, me duele todo, en este tiempo de furia.

“No te rindas, aun estas a tiempo
de alcanzar y comenzar de nuevo,
aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,
liberar el lastre, retomar el vuelo.
 
No te rindas que la vida es eso,
continuar el viaje,
perseguir tus sueños,
destrabar el tiempo,
correr los escombros y destapar el cielo”
(Mario Benedetti)

 

Anuncios