Quisiera…

Quisiera que no llegara el momento,

porque trae consigo los recuerdos,

mi dolor, tu brevedad, su llanto.

Quisiera sustraerme a lo festivo,

las flores, el aroma y las risas,

los abrazos, las caricias y el futuro.

Quisiera romper una vasija,

hablar con el genio que la habita,

y pedirle tan sólo un deseo.

Quisiera dormir hoy todo el día,

y no ver la sonrisa de los niños,

ni tampoco la alegría de las madres.

Quisiera traer de vuelta a mi hijo,

para que tan sólo por un día,

notar su sonrisa en mi regazo.

Quisiera oír su voz

susurrando la palabra mágica:

Madre.