Leer con amigos…

Hoy os cuento de un descubrimiento que hice hace algún tiempo…

La poesía de José Yebra. “Otra lengua extinta”

Le conocéis, imagino que muchos de vosotros, por ese blog suyo tan original y personal, en el que a bordo del Alsa, nos cuenta sus historias (https://viajesalfondodelalsa.blog/).

La poesía de José, no es una poesía al uso. No te acaricia, ni te contempla. Su poesía te golpea, te conmueve desde las vísceras y te deja con un sabor amargo, no exento de cierta ternura.

La humanidad y la vitalidad, se dejan ver entre las líneas de este poemario.

17670790_10212264816084165_1846092338_o

Yo, romántica impenitente, y adicta a otro tipo de poesía, me he dejado zarandear por la poesía de José y he disfrutado en el intento.

Dice en su prólogo Nayar Crespo Sanchez:

“Ahora, paga el billete, o cuélate,

estás perdonado o justificado de sobra;

y si tienes espacio al fondo del ALSA

reclínate en el asiento y disfruta del viaje”

Yo os digo lo mismo. Un viaje a bordo de la poesía de José, es gratificante.

Suerte, José, con este Poemario y con todos los que le puedan seguir. Ha sido un placer leerte.

Leer con amigos…

Hacía días que no os dejaba por aquí uno de esos libros que voy leyendo y que me llegan a través de amigos blogueros que deciden lanzarse a la publicación de sus obras.

Son muchos y muy buenos, por eso me encanta cuando puedo dar aquí mi opinión sobre su obra, que, dicho de paso, es la mía y no quiere decir nada más que… me ha gustado de una manera u otra.

El libro de hoy es un libro de poemas muy especial escrito por Libe Li (http://libelia.blogspot.com.es/) una buena amiga y una excelente poetisa, que deja el alma y la piel en cada verso de sus poemas.poetame_libe_li

“No encontré mi norte,

ni recé, ni soñé, ni lloré.

Viví.

Y en ese corto instante sentí,

sentí la vida entera”

Dice la autora.

Y con estas palabras nos ata a su poesía que envuelve con una sensualidad que deriva en deseo, en pasión descrita en verso y en erotismo que traspasa la piel.

Ha dicho su editor:

“Después de muchos años, este poemario sale a la luz y en él se recogen aquellas hojas sueltas y cuadernos manuscritos que han permanecido guardados hasta este momento en el que se abre al mundo y su alma se desnuda para todos nosotros”

Un estupendo desnudo el que nos ofrece Libe y que tiene que ser leído.

Os lo recomiendo… disfrutaréis.

Buena lectura, amigos.

 

Poemas y Premios…

“Te fuiste y dejaste
un sutil aroma a hierba quemada,
a campo baldío,
a nubes sin agua.

Se quedó a mi lado,
tu cama y tu almohada,
tus suspiros tenues,
tu mano en mi espalda.

Te fuiste y dejaste,
historias pasadas,
promesas mezquinas,
mentiras cansadas.

Se quedó a mi lado,
tu mirada clara,
tu pasión ardiente
tu piel en mi mapa.

Te fuiste y dejaste un amor fantasma”

Hoy mi poema va dedicado a dos amigos blogueros.

A Antoncaes (https://antoncaes.wordpress.com) que me ha regalado el Best Blog Award. Y es que por premios que reciba, siempre me hacen la misma ilusión. Hace poco que visito su blog, y ya me ha enganchado. Asomaros por allí y veréis que os va a encantar porque igual escribe un poema, como un haiku o te pinta un paisaje. Os quedaréis con él, seguro.

Y aunque sé que lo repito… siento no seguir las normas del premio, os lo dejo aquí para todos los que hacéis posible este blog con vuestras miradas. Lo meto en nuestra vitrina común y podéis disponer de él tbest-blog-awardodo lo que queráis.

Mi otro agradecimiento va para Pablo (https://elaguijonescarlata.wordpress.com) que ha mencionado mi blog en su entrada de Follow WordPress de los viernes.
Otro blog que no os debéis perder, con unos toques personales que os gustará. Y además con ese detallazo suyo de los Follows de los viernes. A seguir con atención.

Y ya daros las gracias a los dos, por vuestras miradas, por compartir y por acordaros de mi.

Gracias chicos!!!!!!

Para todos… Feliz martes, feliz semana y a vivir!!!

Aprendí…

Todos los días de nuestra vida merecen ser vividos. Con todo lo que nos deparen. Pero hay días que permanecen en nuestra memoria de una forma muy especial.

Días en los que oscilas como un péndulo, de la alegría a la tristeza, de la resignación a la rebelión, del blanco al negro, sin matices, sin limaduras, sin concesiones.

Son esos días en los que te das cuenta de que el peaje por vivir con intensidad, es importante. Pero aunque sea así…

Seguí y aprendí a aplicar las matemáticas a la vida. Descubrí emociones nuevas mientras la brisa del mar agitaba suavemente las cortinas de mi casa. Y con un nuevo sol reinventé cada momento. Te encontré y de tus manos y de tu boca aprendí lo que es el amor.

Quizá no fue un único amor, ni siquiera un amor eterno, pero fue un amor creado de cosas cotidianas.

Formamos un universo pequeño, a nuestra medida. Los regalos que nos hicimos fueron las sonrisas por la mañana, el pañuelo para las lágrimas, el sonido de las palabras resbalando por las comisuras de los labios, las alas que nos dejaban volar a los dos libres e independientes, pero unidos.

Contigo aprendí que la vida sin pasión no valía la pena ser vivida.

Es posible que nuestro tiempo fuera limitado, pero  conocí la felicidad que se encierra en un sólo segundo.

¿Y sabes por qué? Porque fue todo tan fácil como recorrer el camino de la montaña que nos acercaba al cielo y nos hacia desear convertirnos en aquella brisa que se enredaba en mis manos y jugaba con tu pelo.

Fue todo tan sencillo que cuando recuerdo a alguien con ternura y agradecimiento, siempre pienso en ti. Contigo aprendí a amar. Por eso después de tanto tiempo ya no siento que hubiera sido mejor no haberte conocido.

Porque si soy tolerante, si sonrío, si entiendo que nada es eterno… es porque contigo lo he aprendido. Y porque ahora sé que cuando un amor se acaba es porque otros amores nos esperan.

Y solo espero ser capaz de enseñarles a amar tal y como yo lo aprendí de ti.