Cambia la vida…

… en un minuto.

Podría haber sido otro día cualquiera, en el que el sol brillara en tonos amarillos, pero ha sido hoy, cuando la lluvia golpea los cristales y el cielo parece ajeno a todos los que nos cobijamos bajo su capa infinita.

Piensa en como puede cambiar la vida en sólo un minuto, y recuerda los días tranquilos, en los que su rutina le parecía un vacío existencial difícil de sopotar.

Le viene a la mente los murmullos a través de las paredes que le acompañaban al despertar, las mañanas apresuradas pisando un asfalto que siempre, le había parecido hostil, las tardes que se deslizaban prendidas de las letras de su libro favorito.

Ahora la mira en aquella habitación, iluminada en blancos y dotada de las últimas tecnologías y desea llorar porque no sabe lo que le espera.

Pero no, no llorará, porque en el fondo piensa que siempre queda un pequeño lugar para la esperanza. Y porque sabe que aunque la vida puede cambiar en un minuto…

… a ella, aun le quedan muchos minutos por vivir.

Sea cual sea su vida…

Anuncios

Tiempo de cerezas…

Suave llega el rumor del mar,
las palmeras balancean sus hojas con movimientos lentos.
El mirlo de pico amarillo me observa desde su atalaya verde
y el verano se cuela por debajo de mi falda.
Tus brazos me rodean
Y tu boca sabe a zumo fresco.
Dejas un rastro dulce en mis labios.
Mi mirada te sigue mientras te alejas con una sonrisa colgada de tus ojos.
¿Recuerdas?
Me dices… es tiempo de cerezas!

Hoy hace un bonito día de verano. Un día estupendo para darle las gracias a Yvonne (Una pizca de salud… from Barcelona with love) que se ha acordado de mí para concederme el premio al Best Blog.

Os recomiendo que os paséis por su blog porque allí encontrareis entradas muy prácticas e interesantes.best-blog1
Pasa el tiempo muy rápido y hasta hoy no he encontrado el momento de decirle que estos premios, te animan a seguir asomándote a esta ventana que compartimos.
Como ya tengo por costumbre, no nominaré a nadie, por el motivo de siempre… todos lo merecéis. Así que aquí se queda junto con los otros llenando nuestra vitrina.
Y las preguntas… prefiero que descubráis las respuestas cada vez que os asoméis a mi ventana.
Gracias otra vez Yvonne. Una alegría desvirtualizarte y que podamos seguir mirándonos.

Compro tiempo…

Sí, lo compro.

Hay tantas cosas que deseo hacer y que por falta de él, no puedo hacer, que si pudiera, lo compraría. Quisiera tiempo para dedicar a mis amigos, para plantar flores, para ver el mar, para cocinar algo rico, para escribir, para oír, para pensar… Mucho más tiempo para perder cualquier noche mirando las estrellas y sin pensar en nada. Sólo perderme por un cielo infinito.

Y es esa falta de tiempo, lo que me ha impedido hasta hoy dar las gracias a dos blogueras amigas, que en su día me regalaron dos premios Dardos.

Chicas, os pido disculpas por eso!!!

Natalia (https://charlabajolalluvia.wordpress.com) que con sus charlas bajo la lluvia, nos ofrece igual un texto lleno de sensibilidad, como un buen consejo para realizar manualidades.

Os recomiendo que visitéis su blog, que es variado y ameno. Os quedaréis con ella.

Zamoranita, (httpremio-dardosps://zamoranita.wordpress.com), que nos pide, que “escribamos, por favor” y ganas no faltan porque sus reflexiones nos llevan a dar una respuesta a las preguntas que nos plantea.

Un blog muy delicado, que también os recomiendo.

A las dos, Natalia, zamoranita, muchas gracias por vuestros premios y por vuestro cariño.

Como ya sabéis, estos premios son a compartir entre todos los que me visitáis y para todos os dejo, el regalo de la voz de Sarah Brightman.

 

 

Espero…

adios… curarme de ti en unos días.

Tengo que dejar de entenderte, de comerte, de leerte.

Creo que puedo conseguirlo. Sólo necesito tiempo, distancia, soledad.

¿Crees que está bien que te quiera una semana? No es demasiado, pero tampoco es poco, es suficiente.

En esa semana recogeré todo lo que se ha hablado de amor en todo el mundo y lo arrojaré al mar. Te arrullaré con las olas que arrastren esas palabras. Y también arrojaré los silencios. ¿Sabes? Los silencios son las mejores palabras de amor.

Es tan solo una semana para reunir todo el amor que ha existido en el tiempo.

Y te lo daré. Tú haz con él lo que desees. Puedes utilizarlo, guardarlo, arrojarlo al mar para que busque las palabras. Lo que quieras.

Me miras, no es posible ¿Verdad?

No es posible una semana para entender todo lo que siento.

Porque lo que siento es igual a salir del purgatorio para caer en el infierno.