De invierno…

Desde la loma veo la suavidad del crepúsculo que se enreda en la dureza de las ramas.

Todo arde.

La tierra, vestida de invierno, guarda en su seno la esperanza de la primavera.

Todo vive.

La noche, abre sus puertas para acogerte en su cálido regazo.

Todo duerme.

(Imagen de Pixabay)

Me enamoré…

… de él cuando leí sus poemas…

El hombre bueno, tolerante, con un don poético genial…

libros5

“Yo también canto al sol cuando sale a mediodía o, como ahora, cuando se pone,

Yo también me estremezco con el cerebro y con la belleza de la tierra y de todo lo que crece en ella,

Yo también he sentido la llamada irresistible de mí mismo” (Walt Whitman)

… que compartió con nosotros su visión sobre los problemas eternos del hombre.