Volví con el tiempo de otoño…

Cerré puertas y ventanas y con el aroma de la sal pegado a mi piel emprendí el regreso. Dejé atrás el tiempo de los días largos y las noches cortas, al mirlo de pico amarillo que, como todos los años, volvió a visitarme, el chiringuito al lado del mar, a la luna que planeaba en plata sobre el agua, el mar, mi querido mar con sus azules mágicos y…

Regresé con el tiempo de otoño.

Me encontré con los ocres, dorados y amarillos que ya apuntan en el nuevo paisaje, las uvas, las granadas y las avellanas que anuncian su llegada, las hortensias que nos prometen su azul, la suavidad del atardecer, el canto del zorzal, el aire aún cálido nostálgico del verano y…

Me encontré con la sonrisa de los amigos, los nuevos proyectos, la calidez de lo cotidiano y el sol pálido que iluminará cada nuevo día cuando amanece.

Feliz de encontraros a todos!!!

 

Anuncios

Tiempo de cerezas…

Suave llega el rumor del mar,
las palmeras balancean sus hojas con movimientos lentos.
El mirlo de pico amarillo me observa desde su atalaya verde
y el verano se cuela por debajo de mi falda.
Tus brazos me rodean
Y tu boca sabe a zumo fresco.
Dejas un rastro dulce en mis labios.
Mi mirada te sigue mientras te alejas con una sonrisa colgada de tus ojos.
¿Recuerdas?
Me dices… es tiempo de cerezas!

Hoy hace un bonito día de verano. Un día estupendo para darle las gracias a Yvonne (Una pizca de salud… from Barcelona with love) que se ha acordado de mí para concederme el premio al Best Blog.

Os recomiendo que os paséis por su blog porque allí encontrareis entradas muy prácticas e interesantes.best-blog1
Pasa el tiempo muy rápido y hasta hoy no he encontrado el momento de decirle que estos premios, te animan a seguir asomándote a esta ventana que compartimos.
Como ya tengo por costumbre, no nominaré a nadie, por el motivo de siempre… todos lo merecéis. Así que aquí se queda junto con los otros llenando nuestra vitrina.
Y las preguntas… prefiero que descubráis las respuestas cada vez que os asoméis a mi ventana.
Gracias otra vez Yvonne. Una alegría desvirtualizarte y que podamos seguir mirándonos.

Solsticio de verano…

 

El fuego se eleva por los aires mientras las puertas invisibles se abren a paraísos encantados, las princesas cautivas escapan de sus prisiones, las muchachas enamoradas sueñan con el amor que está por llegar y los helechos florecen al dar las doce campanadas.

La noche se abre a los conocimientos y a la magia, el diablo anda suelto y los campos son bendecidos por San Juan.

Y al llegar la mañana, el sol volverá para iluminar nuestro interior por la Puerta que llamaron de los Hombres.

Mientras, cantad, bailad en torno a la hoguera y no sintáis temor, porque el fuego os purificará…