Un poema…

Quédate conmigo y pintaré de carmesí las flores del jardín,  dejaré versos entre tus manos en las tardes de verano y entre luna y luna escribiré una canción.

Quédate conmigo junto al mar, y cuando las verdes olas digan tu nombre, lo lanzaré al viento y sembraré el espacio con tu risa loca.

Quédate conmigo y entre las sábanas que recuerdan tu aroma y tu pasión, mis piernas se enredarán en tu cintura.

Quédate conmigo y vibrará la tierra, porque el destino nos eligió unidos y cruzó nuestros caminos mientras la vida soñaba.

 

Anuncios

Llegó el lunes… y la poesía.

Hundió los pies en la arena

mientras el agua tocaba una canción.

Sus huellas dibujaron la esperanza

y no sintió remordimientos

por haberle robado un suspiro al tiempo.

Tan sólo abrazó la soledad que la rodeaba

con la suavidad de los recuerdos

y siguió su camino.

La luna,

dejó una lágrima tras ella.

!!!Feliz lunes de primavera, amigos!!!

Volvemos a poetizar…

Me abandono,

a tu sabiduría primigenia,

a tus bosques que esconden los misterios,

a los susurros de las hadas y los elfos,

a la suavidad oscura de tus hojas.

Me abandono,

a la dulzura de tus aguas,

al bravo rumor de tus olas indignadas,

al sigilo de tu profundidad inmensa,

a tu silencio paciente e impasible.

Me abandono,

a la sorpresa del viento,

a la certeza sutil de su destino,

a las voces que viajan desde lejos,

a la incertidumbre que susurra en mis oídos

a la oscuridad que bebe mis anhelos.

Me abandono,

a las caricias olvidadas,

a los suspiros tejidos en mi almohada

a la duda que alimenta mis sueños

a la pasión que se viste con mi aliento

Me abandono,

Vida, a tus secretos.

María G. Vicent ©

Quisiera…

Quisiera que no llegara el momento,

porque trae consigo los recuerdos,

mi dolor, tu brevedad, su llanto.

Quisiera sustraerme a lo festivo,

las flores, el aroma y las risas,

los abrazos, las caricias y el futuro.

Quisiera romper una vasija,

hablar con el genio que la habita,

y pedirle tan sólo un deseo.

Quisiera dormir hoy todo el día,

y no ver la sonrisa de los niños,

ni tampoco la alegría de las madres.

Quisiera traer de vuelta a mi hijo,

para que tan sólo por un día,

notar su sonrisa en mi regazo.

Quisiera oír su voz

susurrando la palabra mágica:

Madre.

 

Poetizando en mayo…

Azul y arena,

las rocas vestidas de sal,

y la tristeza en tu mirada,

mujer de muchas soledades.

Quisiste,

y sólo encontraste olvido.

Hoy tus ojos,

no reflejan el amor de aquellos días.

Azul y arena,

y el mar que lame tus heridas.

Las promesas huyen en bandada.

y lloras.

Pero tú sabes, ya tarde,

que el amor no necesita de promesas.

 

Feliz semana a toditos todos…

Agradecida…

Sí, muy agradecida a La Guarida del Lápiz y Papel (https://laguaridadellapizypapel.wordpress.com), un blog en el que participo, por este bonito premio que me regala.

Los premios son, para mí, además de una muestra de cariño, un empuje para intentar hacer mejor las cosas.

Gracias a Greg, Mía… y a todo el equipo que está tras él y que ha trabajado para nosotros. Y, como no, a todos los que han concursado conmigo.

Aquí os lo dejo, amigos míos…

Infinito perfecto

Te quiero,
en cada letra de tu nombre,
en el suspiro de tu sueño,
en cada paso que dibujas, como un eco.

Te quiero,
en ese momento único
antes de que desaparezca,
engullido por el tiempo.

Te quiero,
cuando amanece la mañana y su velo,
en el atardecer dorado como un sueño,
en la noche fundida con mi verso.

Te quiero,
rozando tus líneas con mis dedos,
fundido contigo y tu deseo,
ardiendo más allá de nuestros cuerpos.

Te quiero,
ocho letras, y un infinito perfecto.

Autor: María G. Vicent

Poetizo en un miércoles…

Cayó la noche,

me iluminó la luna, 

Sonrieron los hombres de mi vida.

Encontraste el amor?, me preguntaron.

Sí, entre vosotros lo dejé.

Ahora,

estoy desnuda”

Un día para oír la voz deliciosa de Natalie Merchant.

 

 

Mira mis manos, lo necesito todo, la dulzura, la luz, la oscuridad, las promesas rotas pronunciadas como plegarias. El abrazo, una canción de cuna, un beso…

Para Carlos (https://bymoya.wordpress.com/) que le gusta Natalie.

Un buen día poetizando…

He abierto los ojos,

cerrado las puertas,

tomado en mis manos

una vida incierta.

Empiezo el camino

con miedos y penas

pensando olvidar

recuerdos que acechan.

Extiendo mis alas

rompo las cadenas

olvido el pasado

busco las certezas.

Lloro de alegría

destierro las penas

mi alma se abre

de esperanza llena.

Hoy, hoy, hoy es un buen día para abrir la ventana y volar. Volar alto y lejos y dejar que sólo el aire nos impulse.

(Imagen de Pixabay)

 

Poetizando…

Hoy os dejo aquí un Poema Solidario para el Proyecto de Scripto.es destinado a Médicos Sin Fronteras.

Creo que es un Proyecto magnífico.

CIERRA LA PUERTA

Cierra la puerta, madre, cierra la puerta,

Que no quiero que entren las nubes negras,

Ellas llenan de polvo mis pensamientos

Y me persiguen oscuras hasta en mis sueños.

Esta noche, madre, miré a los cielos

Y las balas cubrían el firmamento,

no era brillante y luminoso

todo estaba cubierto de un tono rojo.

Dime, madre, dime, porqué nos odian,

Si como ellos somos carne y memoria,

Como ellos amamos y sonreímos,

Y solo deseamos nuestro camino.

Quiero volar, madre, quiero volar lejos,

Más allá de la luna y mis pensamientos.

Bajo un cielo azul lleno de estrellas,

Lejos del dolor y de la miseria.

Quiero dormir madre, quiero dormir,

Acurrucado en tu pecho,

Y que el sonido de la guerra

sea un mal sueño.

Cierra la puerta, madre, cierra la puerta.

María G. Vicent