Sentires..

Me desperté en la mañana con la mejilla pegada a tu espalda y pensé;

Si esto es la felicidad… aquí construiré mi casa.

 

 

El viernes se estira y se despereza, atrapa la luz y la derrama en forma de promesas.

Sábado, domingo… estarás?

Te espero…

 

 

Summertime…

… te he mirado a los ojos…

Y en ellos he visto la puerta que me lleva al verano.

Hace tiempo que las mantas desaparecieron del sofá,

Y ahora los insectos coquetean con las flores,

mientras tu mirada

me promete todos los tonos del azul.

El paisaje desde mi ventana,

las manos que acarician,

mis zapatos rojos nuevos,

el poema por escribir,

la luz, los amigos,

el cielo que te espera

mientras la música te presta sus alas.

 

 

!FELIZ VERANO!

Son tus pensamientos…

… rodando como piedras en la montaña

hacia un hoyo profundo

que nunca ha visto la luz del sol.

Como un sueño

perdido en el olvido

o el tiempo que borra

en tu cara

la sonrisa de un recuerdo

¿Qué fue de nuestros pasos?

Las huellas se borraron

en el círculo de tu mente.

El mundo

como una manzana,

gira silencioso,

mientras la ausencia

se pregunta; ¿cómo pasó?

 

 

Feliz miércoles para toditos, todos…

Yo quiero…

 

… la luna por sombrero

… perderme en tu perfil

… parar un aguacero

… y hasta morir por ti…

 

Con música la distancia se hace más pequeña…

Feliz lunes de primavera para todos!!!

 

 

 

 

 

 

 

El Niño Miguel…

Miguel Vega de la Cruz mejor conocido como “Niño Miguel” fue un guitarrista español, hijo de Miguel “El Tomate”. Era considerado, a pesar de la inconstancia de su carrera, uno de los grandes intérpretes del flamenco.

A causa de su terrible adicción a  la heroína y su enfermedad (esquizofrenia), “El Niño Miguel” vagaba, con su guitarra por las calles de Huelva tocando por unas monedas, siendo también conocido en la capital como “el niño tres cuerdas” por el número de cuerdas que poseía su guitarra.

Alejado por completo del circuito profesional, su actuación en marzo de 2005 en la Sala Joaquín Turina, dentro del ciclo “Jueves Flamencos” de Sevilla, supuso una de las pocas oportunidades que los aficionados tuvieron en años, de disfrutar de su guitarra.

Grabó dos discos, “La guitarra del niño Miguel” y “Diferente”. Se presentó pocas veces en los escenarios y de hecho, la III Bienal de Flamenco fue casi su despedida.

Murió el 23 de mayo de 2013.

 

Un músico maravilloso que  he llegado a conocer gracias a Ana G. que me hizo llegar un vídeo suyo. Las notas de su guitarra vuelan en el aire dejando un rastro de emoción y belleza. Una vida paralela llena de melodía, libre de todas las ataduras que le sujetaron en su otra vida.

Igual que Paco de Lucía, nos dejó un artista magnífico, pero con un legado musical que nos hace estremecer.

Te lo dije…

… bien clarito…

Me gusta la noche,

Me gusta la risa,

Me gusta el mar,

Me gusta la brisa,

Me gusta la tormenta,

Me gusta tu mirada,

Me gustan tus ojos,

Me gusta el sol,

Me gusta la mañana,

Me gustan los amigos,

Me gusta escribir,

Me gusta lo vivido,

Me gustan tus manos

… y todo lo que en ellas provoco…

Y… me gustas tú… sí tú…

Un adiós con música…

… se fue, pero su música quedó con nosotros.

Se fue, pero cuando sintamos que las notas de su guitarra se enredan en nuestro pelo…

… nuestro corazón, por unos instantes, crea alcanzar el cielo…

… y nuestra piel sienta una caricia que va más allá del tacto de la piel…

Volverá a estar entre nosotros… Paco de Lucía!!!

Feliz viernes de nostalgia por la pérdida, pero de alegría por lo que tiene de eternidad…

Podía…

… haber sido un día como otro, pero… viniste.

Y recorrimos el camino que bordeaba el acantilado, yo con la mirada puesta en ti y tú con la mano en mi rodilla.

Al fondo las islas parecían fantasmas que envueltos en la neblina, jugaban con las gaviotas.

La cacofonía de los grillos corría entre las rendijas de las piedras mientras el viento ejecutaba un pizzicato rozando las hojas de los pinos.

Llovía con un repiqueteo constante y el agua se colaba entre las costuras de las palabras que tejíamos con el movimiento de las manos sedientas.

Hoy ya no estás, pero queda la huella en la piel que sedienta bebió de ti.

Y así entendí que con la lluvia de la mañana… llegó la inspiración…

Y que la inspiración… eras tú…

Despeguemos…

… hoy empieza la semana…

El planeta azul está triste,

pero yo quiero mirar con la esperanza reflejada en mi mirada.

No quiero perderme en la nada de lo que fui,

porque empieza un nuevo día,

Y todo lo que queda por hacer…

… nos espera.

Buena semana a todos los humanos…