Ya sé…

Que el negro no me favorece, pero así me estoy poniendo cuando veo que WP sigue haciendo desaparecer mis mensajes en blogs amigos.

Así que, de nuevo, ya sabéis buscadme en Spam mientras vuelvo a intentar que estos señores me hagan caso.

Y pensad que os recuerdo a todos porque aunque no veáis mis palabras,  si “mi ojo” 😃😃😃

 

¡¡¡Sed felices!!!

Anuncios

Leer con amigos…

Esta vez en Leer con amigos, os traigo a una autora a la que he seguido desde que empezó sus primeros pinitos en esto de la escritura. Con ella hice cursos de escritura e incluso hemos colaborado en ese libro que se publicó hace tiempo y que se llama “Así os ponemos los cuernos las mujeres”

El libro que os presento es “Ulises con alma ajena“.

Reyes García-Doncel (https://universointroito.wordpress.com),  autora de dos libros más “Sin noticias de Acuario” y “No soporto tu luz”, nos deja aquí la bitácora de un viaje muy personal. 

El viaje de una muchacha sevillana que, como tantos otros, se han visto obligados a abandonar su casa buscando la oportunidad que en su país no encuentran. Es el diario íntimo y personal de Candela. Su incertidumbre, nostalgia, esfuerzo y desesperación se plasman en este libro que nos hace vivir junto a ella todos los sentimientos que arrastra tras de sí, como aquella pequeña maleta roja.

En su viaje a Edimburgo, Candela se da cuenta, junto a sus muchos compañeros, que el futuro no es como lo había imaginado y que sus raíces se desdibujan mientras ella busca su lugar en el mundo a miles de kilómetros.

Un libro muy real que la autora trata con delicadeza y con una prosa poética, en algunos momentos, que te lleva a viajar con Candela y vivir sus experiencias.

Os invito a leer y a disfrutar de este diario que, por ser muy real os enganchará.

Suerte, Reyes, amiga mía!!!

Ficha Técnica. Título: Ulises con alma ajena. Autora: Reyes García-Doncel Editorial: Triskel Ediciones Diseño cubierta: Triskel Ediciones S.C. Ilustración Verónica Navarro.

 

Sensaciones

He cerrado la puerta tras de mi. Las calles se extienden mojadas por la lluvia y tapizadas por las hojas de los árboles. Parecen alfombras interminables que prestan un color dorado al paisaje. El aire aún es limpio y la cacofonía de ruidos se siente lejana. La ciudad aún no ha despertado. Camino despacio, sin prisas recreándome en la contemplación de su despertar. Las ventanas a mi paso se iluminan, como ojos que me observan.

Paso por delante de un banco de madera pintado con todos los colores de arco iris y un gato de piel negra y mirada redonda salta a mis pies. Camina un trecho a mi lado. Me ha elegido como su acompañante. Al poco se restriega contra mi pierna y me abandona. ¿Me habrá querido decir adiós?

El olor a pan recién hecho me asalta. Un muchacho con una gran bandeja de croissants sale de una furgoneta cercana. Se cruza conmigo y me sonríe. Sonrisa con croissant. Sólo falta el chocolate. Le sonrío.

Llego a la Gran Vía y me siento bajo los magnolios. Pocas personas pasan frente a mi, pero ninguna, como yo, puede  dejarse llevar por la luz que ya se perfila clara por el horizonte. Todas, caminan rápido.

Cierro los ojos y me pierdo en las sensaciones que me ofrece la mañana cuando aún es virgen.

Feliz semana, después de la lluvia con Eva Cassidy

 

 

 

En noviembre…


DOLOR

A veces, cuando rompe la noche,

el brillo enciende tus ojos,

el regalo de un dios desconocido.

A veces, cuando rompe la noche,

me inunda un mar turbulento

que me obliga a vagar por el olvido.

A veces, cuando rompe la noche,

se quiebra la lágrima,

en el cristal de mi impotencia.

A veces, y sólo a veces,

cuando rompe la noche,

se apaga la llama del dolor.

Y resucito en tu cuerpo.

(Imagen de Pixabay)

 

Mini ejercicio…

Podría haber sido como otro día cualquiera. Te levantas el sol brilla y habían anunciado que llovería, una razón más para ser feliz. Salgo a la calle y el mundo sigue viviendo aunque yo sienta que no están las cosas como para que se disparen fuegos artificiales. ¿He dicho, disparen? Malo, tal y como anda todo, mejor “no mentar la bicha”. La vida es así, aunque sepas que nada es seguro, siempre te sorprende con sorpresas que en cualquier caso, casi nunca son agradables. Pero bueno, sigo obstinada en que hoy mi vida va ser diferente de cualquier otro día. ¿Qué estoy algo zumbada? Pues sí, probablemente, pero ¿hago daño a alguien con mi optimismo impenitente? Pues creo que no, y si alguien se siente ofendido por eso, es su problema. Yo decido si tengo un buen día o no. Llueva, truene o haya cualquier otro accidente atmosférico. ¡Faltaría más! Pero bueno a lo que vamos… Han dicho que hoy iba a llover y ya ves, luce un sol de esos de país caribeño. Me acabo de cruzar con mi vecina y ¡vaya! hoy me ha sonreído ¿será porque también ella quiere que sea un día especial? Lo dudo, porque siempre parece que está enfadada con el mundo.

He madrugado buscando algo de inspiración. Me he sentado delante de la pantalla y haciendo caso de mis profesores que decían, escribe, escribe, aunque no sepas muy bien lo que vas a escribir, y me ha salido “eso” que veis ahí arriba.

Mi no inspiración se interrumpe cuando llega hasta aquí un aroma a café y un abrazo, de esos que despiertan tus sentidos.

Corto y cierro. Os dejo con Leonard y su voz rota!!!

(Imagen de Pixabay)

 

La función perdida

Un interesante libro de una gran autora. Os lo recomiendo.

Imagen de Pixabay

La librería de Chelo

la funcion perdida


LA FUNCIÓN PERDIDA

María García-Lliberós

Edit. Sargantana, 2018

Emilio Ferrer, ingeniero y Jefe del Área de Proyectos de la Dirección General de Infraestructuras durante varias décadas, ha sido un hombre importante, respetado y temido, con influencia sobre los políticos de cualquier partido (nadie osó cesarle) debido a su capacidad para adoptar un perfil técnico bien informado y flexible. Era el funcionario que necesitaban a su lado para vestir el expediente y dar cobertura legal a sus tejemanejes. Y con el que no convenía indisponerse porque sabía demasiado. Tenía poder. Cuando en febrero de 2010 pierde su función, en medio de una crisis económica despiadada, su vida da un vuelco al tener que enfrentarse a nuevos retos, a su pasado familiar y a un futuro incierto.

Esta es la primera novela que leo de esta autora, hasta ahora desconocida para mí, pero creo que no será la última, dado que las más de 350 página de LA…

Ver la entrada original 285 palabras más

Leer con amigos…

Hay libros que te conmueven, otros que te sorprenden, más que te desilusionan, pero hay otros libros que cumplen plenamente tus expectativas como es el caso del último libro que acabo de leer.

Las aguas del olvido

He acabado  “Las aguas del Olvido”  el primer libro de Alfonso Cebrian (https://cuentosinacabadosblog.wordpress.com) y aún hoy echo de menos esos personajes con los que he compartido mi vida durante unos días.

Alfonso domina el arte de la escritura y dota a sus personajes de unas características que hacen que transcienda el papel y lo asimiles como un personaje más de la vida cotidiana. Aunque Elisa Rubio, la protagonista no es una mujer que podamos considerar común. Retirada de la vida profesional a un lugar de la costa mediterránea conoce a personajes tan poco comunes como ella misma, Héctor Lavalle y Gloria Montesinos antigua actriz con los que tiene largas charlas. Pero Elisa guarda un secreto que es incapaz de contar porque si lo hace sabe que le dejaría de pertenecer y quedaría expuesto a la interpretación de los demás. En este libro la protagonista se abre al lector y deposita en él su gran secreto esperando que a través de sus confidencias aprendamos que la vida no es tan fácil como nos pueda parecer en apariencia.

“Siempre hay un gesto, una mirada, un ademán que nos caracteriza” dice Elisa, y está en lo cierto porque a ese gesto, mirada o ademan no podemos sustraernos de una forma consciente, igual que no podemos sustraernos a los recuerdos porque forman parte de nuestra vida y luchan por permanecer en ella, sean buenos o malos.

Enhorabuena, Alfonso, he disfrutado mucho leyendo tu libro y espero que vayan llegando otros. Mis expectativas acostumbrada a leerte en tu blog, se han visto más que superadas.

Os recomiendo y animo a leer “Las aguas del Olvido”

¡¡¡Suerte, Alfonso!!!

Poema de la tristeza…

La tristeza es un juego en la risa infantil
Una sombra, un susurro en la tarde de invierno
Un recuerdo buscando su espacio en el tiempo
Es la ola en un mar de emoción
Un grito en la garganta que rompe el silencio

La tristeza es el alma dibujando un anhelo
Un espacio en blanco cuando huye el aliento
Una historia escrita en los brazos del viento
Es la música que dibuja la lágrima en suspenso.
Un deseo de atrapar lo que vuela ya lejos.

La tristeza es la niebla que rodea los sueños.

Empieza la semana y llueve… el agua alejará la tristeza.

Sed felices!!!!

EL MUNDO EN TUS MANOS. Información importante para los autores participantes.

Una obra solidaria y muy esperada…

El Llamado

Nos encontramos ya en la recta final del proyecto de Scripto: El mundo en tus manos. Cien textos solidarios. 

Este sueño, ha sido posible gracias a los autores, fotógrafos e ilustradores que, desinteresadamente, han compartido su talento para darle forma a un libro muy especial y lleno de vida, con el que se beneficiará a la organización Médicos sin fronteras.

Sin embargo, no hubiera sido un proyecto completo sin la colaboración de una editorial dispuesta a darle esa forma tangible que haga posible que esté al alcance de todos.

El motivo de esta entrada es el de presentaros a dicha editorial, y el de haceros saber los pasos que están pendientes para que finalmente, El mundo en tus manos, vea la luz.

Por favor, autores, no dejéis de leerlo. Incluye información muy importante. ¡Gracias!

A continuación, una entrevista realizada a Carlos Aponte Gaona, uno de los dos propietarios de 

Ver la entrada original 2.306 palabras más

De dioses y héroes…

A través de la ventanilla veo el color verde de los olivos que se extienden como la marea, para encontrarse con el azul del mar Jónico coronado de espuma. El sol tibio de otoño nos deslumbra rodeando el paisaje de una cualidad casi etérea. La naturaleza, en todo su esplendor me hace sentir, una vez más, que formo parte de ella y ese pensamiento me envuelve como una segunda piel. Me abandono a a la sensualidad de un paisaje casi mágico y  deseo eternizarme en ese segundo.

Rastros de dioses y de héroes me envuelven y me hablan de guerras, misterios y leyendas en tiempos que parecen olvidados y que percibo como vivos todavía. Las piedras cuentan su historia y me dejo llevar por su voz que ya no siento lejana. La ambición, el odio, el poder, la victoria y la muerte lo encuentro grabado en cada peldaño,  columna o templo y la voz errante de la Sibila de Delfos  canta convocando al Oráculo.

Pero no necesito que mastique hojas de laurel, ni que aspire los extraños vapores que surgen de la tierra, porque no creo en su fuerza, ni en sus palabras, ni en la lectura de mi destino ya que sólo yo soy la artífice de ese destino.

Yo soy la que escribe en el libro de mi vida.

Aunque… sigo creyendo en los dioses y los héroes.